Cómo evitar que las aplicaciones guarden archivos en el escritorio en Windows 10

Software

Mantener ordenado el escritorio de Windows es una de las tareas más dificiles para la mayoría de usuarios, ya que es donde vamos dejando todo tipo de archivos, carpetas o accesos directos. Aunque sea en principio algo temporal, finalmente todo este tipo de elementos van inundando nuestro escritorio hasta tapar la imagen del fondo de pantalla. Para controlar esto y mantener más limpio el escritorio, vamos a mostrar cómo evitar que las aplicaciones guarden archivos en el escritorio en Windows 10.

Seguro que la mayoría de archivos del escritorio son aquellos que guardamos desde diferentes aplicaciones eligiendo la ruta donde guardarlos el escritorio para posteriormente eliminarlos o guardarlos en la ruta adecuada. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones estos archivos se quedan ahí hasta que por fin los eliminamos o movemos a otra ruta.

Pasos a seguir para evitar que las aplicaciones puedan guardar archivos en el escritorio en Windows 10

Para ello, vamos a utilizar una función que Microsoft ha incorporado a partir de Windows 10 Fall Creators Update dentro del Centro de Seguridad de Windows Defender. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer para evitar que las aplicaciones guarden archivos en el escritorio en Windows 10 es abrir el Centro de Seguridad de Windows Defender.

Una vez ahí, hacemos clic sobre la opción Protección antivirus y contra amenazas y a continuación, seleccionamos la opción Protección contra ransomware. Esto nos abrirá una nueva ventana en la que encontramos la opción Controla el acceso a la carpeta. Un ajuste que permite proteger tus archvios, carpetas y áreas de memoria del dispositivo para impedir cambios no autorizados de aplicaciones malintencionadas.

archivos en el escritorio
Además, si activamos esta opción, podemos controlar el acceso a ciertas carpetas del sistema. Una de ellas es la del escritorio, por lo que así evitaremos que las aplicaciones guarden archivos en el escritorio en Windows 10.

Nada más activar el interruptor se nos solicitará aceptar el aviso de Control de Cuentas de usuario para que Windows Defender pueda realizar cambios en el sistema y una vez aceptado, se nos mostrarán dos nuevas opciones justo debajo del interruptor, Carpetas protegidas y Permitir que una aplicación acceda a una de las carpetas controladas.

archivos en el escritorio

Si pulsamos en la primera opción, Carpetas protegidas, nos aparecerá un listado de carpetas a las que Windows Defender protege automáticamente que activamos esta opción. Como podemos comprobar, la carpeta del escritorio está incluida por defecto, por lo tanto, a partir de ese momento si intentamos guardar cualquier archivo a través de una aplicación en el escritorio, veremos cómo nos aparecerá un mensaje indicando que no es posible guardarlo en esa ubicación.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > addictivetips