Por qué la gente no usa bien las contraseñas (y es vulnerable)

En un principio podría parecer extremadamente sencillo utilizar una contraseña, ¿verdad? Simplemente la pones junto a tu usuario, te identificas y entras a cualquier página web, aplicación, o lo que fuere. Y sí, así es, pero las contraseñas entrañan mucho más que identificarse en un sitio, y esto tiene que ver con la seguridad de los sitios en los que nos identificamos, porque en cualquier momento, cualquier persona ajena puede entrar a nuestra cuenta si logra conseguir nuestra clave, lo cual sucede con mucha más habitualidad de lo que podrías pensar.

Y es que, según la oficina de seguridad del internauta, hasta un 90% de las contraseñas que utilizamos los españoles son inseguras. Inevitablemente, eso nos convierte en víctimas de hackeo por parte de piratas informáticas. Hoy en día están a la orden del día, a pesar de que suene a algo lejano, pues a diario a brechas de seguridad en miles de páginas, aplicaciones o dispositivos, y las contraseñas quedan reflejadas en páginas de la deep-web.

Es por ello conveniente que nunca repitamos la misma contraseña bajo ningún concepto, ya que, si logran entrar y conseguir nuestro email y nuestra clave, quedarán vulnerable el resto de cuentas con las que compartamos dichas credenciales, por lo que es un auténtico peligro repetir la misma contraseña dos veces. Pero no te preocupes, porque la solución a esto es muy sencilla.

Gestores de contraseñas

Dicho esto, hay muchas maneras de reforzar nuestras claves de usuario y estar más seguros en el ciberespacio. Una de las soluciones más fáciles y efectivas son los gestores de contraseñas, ¿alguna vez habías oído hablar de ellos? Son aplicaciones similares al funcionamiento de una caja fuerte -pero digital- en donde almacenamos todas nuestras credenciales (sí, más allá de contraseñas también podemos almacenar nuestro usuario, sitio web al que pertenece), en una base de datos cifrada que a su vez funciona a través de una clave “maestra”.

En otras palabras, un gestor es un lugar donde guardaremos todas nuestros usuarios y claves de una manera segura para que nadie pueda acceder a ellos, más que nosotros y a través de una clave extremadamente segura y personalizada, llamada maestra.

Consejos para crear nuevas claves

Un punto o función importante de las contraseñas es que no solo nos ayudan a mejorar nuestras claves dándonos consejos, sino que directamente, a través de una serie de patrones o cuestiones, nos ayudará a crear nuestra propia clave segura. Incluirán, entre otras cosas, algún tipo de información que deseemos proporcionar, símbolos como arrobas o exclamaciones, además de números.

Una clave con un candado de seguridad

Características de los gestores de contraseñas

  • Autenticación en dos pasos. Es fundamental que los gestores de contraseñas cuenten con esta función para proteger nuestras cuentas y contraseñas. Se requiere una conexión a Internet para ello, y su función es autenticar mediante dos procesos para reconocer usuario-clave, para luego permitirnos acceder a la cuenta desde un nuevo dispositivo o que no es reconocido, por si acaso intentan entrar desde algún lugar ajeno al nuestro.
  • Cifrado. ¿Qué tipo de cifrado utiliza el gestor de contraseñas que utilicemos? Es algo que depende de cada aplicación/programa, y por ello debemos averiguar el tipo de cifrado que tiene. Cuanto mejor sea, mayor será nuestra seguridad a la hora de guardar y generar claves.
  • Offline y online. También es conveniente saber si se trata de un gestor que guarda nuestras contraseñas en la nube o bien localmente. Aunque no puede parecer tan obvio, si el gestor de contraseñas utiliza un servidor, no está libre de ciberataques, por ello es tan importante el tipo de cifrado que utiliza, tal y como te comentábamos en el párrafo anterior.
  • Ordenador/móvil. Habitualmente utilizaremos nuestra ‘caja fuerte de contraseñas’ en un programa para ordenador, pero es importante saber si tenemos opción a tener la misma aplicación para nuestro smartphone, porque de esta manera también podremos trabajar con nuestras claves desde los móviles, lo cual simplifica mucho el trabajo.
  • Alertas de vulnerabilidad. Esta es una de las funciones estrella de los gestores: que nos avise si ha habido alguna brecha de seguridad o fuga de nuestros datos en Internet. Es de vital importancia que nos avise lo más rápido posible para así poder cambiar nuestros datos o claves y evitar que esa fuga se prolongue en el tiempo.

Vistas estas características primordiales, ahora eres tú, como usuario, el que debe elegir un buen gestor de contraseñas que tenga en cuenta estas características enumeradas anteriormente, porque no todos los gestores son iguales ni tienen las mismas características.

¡Sé el primero en comentar!