Cómo saber si te han hackeado la cámara web

Gadgets

A estas alturas, pocos compran una webcam para instalarla en un ordenador de sobremesa; sin embargo, todos los ordenadores portátiles vienen con una de ellas instalada en el marco de la pantalla. Y si el propio Mark Zuckerberg le ha instalado una ‘tapa’ a su cámara web, físicamente, es porque evidentemente existe el riesgo de que otra persona pueda hackear nuestra webcam para grabar imágenes de la misma en cualquier momento. La clave es saber si nos han hackeado la cámara web, pero ¿cómo? Te lo explicamos.

Emitir directos en YouTube desde la webcam

A esta práctica se le denomina camfecting y, como decíamos, consiste en ‘secuestrar’ la webcam de nuestro ordenador para poder tener imágenes de la misma en cualquier momento y sin nuestro conocimiento. Todo lo que aparezca por delante de la cámara, y en cualquier momento, podría ser visto en tiempo real por parte de otras personas. Siempre y cuando esté el ordenador encendido y con conexión a Internet, claro. Y es algo que nos puede ocurrir por la infección de virus, de una manera relativamente sencilla. Pero hay varias señales que nos pueden indicar que nuestra cámara web ha sido ‘hackeada’.

La cámara web está funcionando cuando no debería, un signo de que puede haber sido hackeada

Si la webcam está funcionando, pero no la estamos usando con ninguna aplicación, evidentemente tendríamos aquí un primer signo de que la pueden haber hackeado. Para saber si la cámara web está funcionando tenemos dos métodos, aunque uno es más evidente y sencillo que el otro: el LED parpadea o está encendido, en ordenadores en los que existe un ‘testigo’ para tal efecto. Tanto si el LED se enciende, como si no existe este testigo de iluminación en nuestro ordenador, podemos abrir el Administrador de Tareas pulsando Ctrl + Alt + Supr en el teclado, o con clic derecho sobre la barra de tareas, y buscar el proceso de la webcam.

Foro de Software en ADSLZone

En ordenadores portátiles deberíamos poner una ‘pegatina’ que tape la webcam si está en desuso; en ordenadores de sobremesa, desconectarla es buena idea. También podemos desactivar la webcam en Windows.

Si existe un proceso de la webcam en ejecución, no está de más comprobar en la columna de Red para ver si su funcionamiento está produciendo intercambio de datos. En este caso, la webcam estaría funcionando –por el proceso activo-, pero además estaría enviando información. No quiere decir de manera inequívoca que la cámara web haya sido hackeada, pero sí nos indica que está teniendo actividad, y habría que detectar si es por alguna app que tenemos en ejecución de forma voluntaria, o si se trata de un intercambio no autorizado y por tanto sí que ha sido hackeada.

Desactivar WebUSB y WebBluetooth, Google Chrome

Además de lo anterior, también deberíamos ‘vigilar’, si tenemos sospechas de que han hackeado nuestra webcam, que la misma haga algún tipo de sonido o movimiento en caso de que tenga zoom óptico, por ejemplo, que las hay con esta tecnología. Otro factor a tener en cuenta es que, cuando una webcam es hackeada, en la carpeta de imágenes y vídeos se pueden generar archivos de grabación cuando no hemos estado utilizándola. Esto también lo deberíamos de revisar, igual que errores que pueden producirse al tratar de usar la webcam de forma normal porque ‘está siendo utilizada por otro programa’.

Qué hacer si tu cámara web ha sido hackeada, y cómo evitar que ocurran este tipo de ataques contra nuestra privacidad

En el caso de que encontremos que cualquiera de las cosas anteriores se cumple, lo primero que deberíamos hacer es comprobar que la webcam no esté siendo utilizada por una app instalada por nosotros y a la cual le hemos permitido el control. En caso contrario, entonces efectivamente es posible que alguien esté controlando la cámara de forma remota. Siempre es recomendable instalar algún tipo de obstáculo físico para tapar la misma cuando no esté en uso; pero como es evidente, si ha sido hackeada deberíamos darle solución al problema, y lo haremos de la siguiente manera:

Lo principal es contar con un antivirus actualizado; y lo mejor que podemos hacer es revisar los mejores antivirus de Windows 10 para saber cuál va a darnos la mejor protección posible. Pero si aún no nos hemos visto nunca afectados por un problema de seguridad de este tipo, para evitar que puedan hackear nuestra cámara web deberíamos evitar los puntos WiFi gratis, y especialmente los que no tengan protección con cifrado y contraseña, y por supuesto tener cuidado con archivos ejecutables, enlaces en mails –y otros- de fuentes no fiables, y amenazas parecidas.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone