Cómo establecer una conexión SSH en Linux

La mayoría de las distribuciones de Linux llevan por defecto un cliente SSH instalado al que se accede desde un terminal por lo que para darle un uso normal sin excesivos requisitos y sin necesitar funciones avanzadas adicionales podremos conectarnos a un servidor SSH sin necesitar ningún programa adicional.
En este tutorial vamos a mostrar cómo conectarnos a un servidor SSH desde un terminal de Ubuntu 14.04.

Lo primero que debemos hacer es abrir un terminal o un TTY en nuestro sistema. Para ello pulsaremos Alt+F1 para el TTY o abriremos el menú de aplicaciones y buscaremos el terminal si queremos seguir disponiendo de las aplicaciones de escritorio.

SSH_Ubuntu_cliente_foto_1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para conectarnos al servidor SSH debemos escribir en nuestro terminal el siguiente comando:

  • ssh usuario@[IP]:[puerto]

Por ejemplo:

  • ssh ruvelro@192.168.1.6:22

Pulsamos enter y se establecerá la conexión. Al ser un servidor seguro debemos crear la clave de seguridad y almacenarla en nuestro ordenador para futuras conexiones al mismo servidor. El mismo cliente nos preguntará si queremos crearla y continuar en caso de que no exista dicha clave.

A continuación debemos introducir la contraseña del usuario con el que vamos a iniciar sesión.

SSH_Ubuntu_cliente_foto_3

Una vez introducida la contraseña el cliente SSH se conectará al servidor y nos cambiará tanto el usuario como el dominio de nuestro terminal. En nuestro caso aparecemos conectados como usuario pi a un servidor llamado raspberry.

SSH_Ubuntu_cliente_foto_4

De esta forma podremos controlar el sistema remoto como si estuviéramos delante de él en un terminal. Podremos realizar prácticamente cualquier tarea, especialmente si se trata de un servidor remoto Linux que es compatible con el 100% de los comandos de SSH y es mucho más manejable que un sistema Windows a través de un terminal CMD.

Para cerrar la conexión debemos teclear la palabra “exit” que finalizará la misma y evitar así que otros usuarios puedan tomar el control de nuestra conexión SSH remota.