Cuota de línea, todo sobre el polémico concepto: operadores y precio

Cuota de línea, todo sobre el polémico concepto: operadores y precio

Claudio Valero

El concepto de cuota de línea, ahora remozado en ocasiones a cuota de mantenimiento de la línea, es un coste fijo que cobran los operadores a sus clientes todos los meses. Durante mucho tiempo se ha utilizado para “camuflar” el precio final de las ofertas y actualmente se suele hablar en muchas ocasiones de cuota de línea incluida. Para intentar ponerlo todo en orden, os contamos qué es, desde cuándo se aplica y cuál es el precio que cobran las principales operadoras de nuestro país.

La cuota de línea es un coste fijo que corresponde a los gastos de mantenimiento de la línea fija y suele estar asociado con la tarifa de banda ancha o Internet. El precio es el mismo para todos los clientes de una compañía, aunque no es el mismo para todos los usuarios. Cada compañía tiene la potestad de fijarla a voluntad. Eso sí, el precio ronda los 20 euros al mes y, en algunas ocasiones, se incluye en el precio final. Se trata de uno de los conceptos más polémicos para los usuarios dentro del mercado de las telecomunicaciones.

Por suerte, a mediados de 2020 ya no existe casi ningún operador que siga escondiendo este importe en sus tarifas. La inmensa mayoría de las operadoras ya muestran el precio final incluyendo el IVA o la cuota de línea, indicando siempre lo de “cuota de línea incluida”.

Qué es la cuota de línea

La cuota de línea es un concepto que lleva años apareciendo en nuestras facturas de banda ancha, ya sean de cobre, ADSL, cable HFC o fibra FTTH. Este concepto tenía sentido en tiempos de ADSL al requerirse una línea de telefonía fija analógica conectada al cobre para que la conexión funcionara. Con el paso del tiempo, la evolución hacia VoIP y la ausencia de fijo en muchas ofertas ha elevado el tono del debate sobre su aplicación.

cuota de línea

Este concepto, asociado a la tarifa de internet fijo, ha ido subiendo con el paso de los años ya que las telecomunicaciones son un mercado liberalizado, y, con carácter general, los precios pueden ser fijados libremente por los operadores. El único caso regulado por la CMT en su momento (CNMC ahora) es el de Telefónica, que no puede subir libremente:

  • La cuota de alta, es decir, la cuota que se paga una sola vez por la instalación de la línea.
  • La cuota de abono, esto es, la cuantía fija que se paga mensualmente, con independencia de las llamadas realizadas.

El precio ronda los 20 euros al mes, 14,3790 euros por línea y mes (17,40 con IVA) en el caso de Telefónica. Según la CNMC, este precio ya se sitúa por encima de la media europea, además de no aplicarse en muchos países. Uno de sus grandes problemas es que se “esconde” deliberadamente para aparentar que las ofertas son más baratas, explicando que existe una cuota de línea en letra pequeña.

Cuota de línea incluida

Desde hace algunos años, los grandes operadores han apostado por incluir la cuota de línea en sus tarifas, hablando abiertamente de “Cuota de línea incluida”. Esto es algo que debería ser obligatorio por ley, como mostrar el importe final con IVA o impuesto equivalente, pero que no lo es. Básicamente, debería incluirse siempre sumado ya que el usuario no puede optar por no pagarlo o contratarlo, siendo parte del producto.

cuota de línea incluida

El artículo 20 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en su apartado c explica que:

El precio final completo, incluidos los impuestos, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación a la oferta y los gastos adicionales que se repercutan al consumidor o usuario

Por esa razón, la cuota de línea no debería mostrarse por separado ya que no es opcional ni debería aparecer en una fuente de tamaño reducido e inferior al del precio del servicio. Estas prácticas poco éticas sólo buscan confundir al cliente mostrándole en grande un precio que no es el final que acabará pagando. Varias asociaciones en defensa de los usuarios se han mostrado en contra de su existencia.

Qué operadores la cobran

Podemos decir que todos los operadores lo cobran, aunque las verdaderas diferencias están en las que lo incluyen en sus tarifas y las que lo desglosan por separado. El precio es diferente según el operador:

Cuota de línea Movistar

La cuota de línea en Movistar es de 17,40 euros al mes. Actualmente no aparece en ninguno de los productos en cartera, pero sí en otras tarifas desfasadas de sólo fibra óptica o ADSL.

Cuota de línea Orange

La operadora francesa Orange cobraba 18,15 euros en concepto de cuota de línea, pero actualmente todos sus productos llevan la cuota de línea incluida en aras de la transparencia.

Cuota de línea Vodafone

Las tarifas sólo fibra de Vodafone cobran 18,15 euros al mes en concepto de cuota de línea, aunque la operadora muestra en grande el precio final que paga el cliente.

Cuota de línea MásMóvil

MásMóvil ha sido una de las últimas en dejar de cobrar la cuota de línea de 19,99 euros al mes ya que todos sus productos son ahora del tipo “cuota de línea incluida”.

Cuota de línea Jazztel

Jazztel era el operador con la cuota de línea más cara, llegando a costar 22,99 euros al mes. Ahora tiene tarifas con la cuota de línea incluida.

Cuota de línea Amena

La cuota de línea de Amena también llegó a los 21 euros, pero la operadora ha decidido que es el momento de mostrar únicamente los precios finales.