Llamadas al 11828 que no has hecho… ¿Qué es y por qué salen?

Llamadas al 11828 que no has hecho… ¿Qué es y por qué salen?

Rocío García

Al revisar la factura de tu teléfono móvil es posible que veas que el importe total es muy superior al que debería si tienes contratada una tarifa ilimitada. En casos de números de tarificación especial podrás ver dónde has llamado y hay uno que se repite: el 11828. Probablemente no recuerdes haber llamado a este número en ningún momento pero puede que en tu factura haya importes de diez u once euros por llamadas de unos minutos. ¿Qué es el 11828? ¿Se trata de una estafa? ¿Qué podemos hacer en estos casos?

A todos nos ha pasado alguna vez que llamamos a un número de tarificación especial sin pretenderlo. Habitualmente podemos buscar alternativas en Google de cualquier número de pago y casi siempre encontraremos una solución. Pero el problema es cuando estos números se presentan de una forma que no son en realidad… Llamas a tu centro de salud para pedir una cita pero el número que figura es un 11828 que te cobra 15 euros por cuatro minutos de llamada.

¿Qué es el 11828?

Es un número de tarificación especial. El problema es que normalmente no se muestran como tal. Es decir, en Internet puedes encontrar números ‘camuflados’ pero que realmente dirigen a este número. Si buscas contactar con atención al cliente de algunas empresas o con entidades públicas (para hablar con la Seguridad Social, con un centro de salud, con la ITV) es posible que el número que encuentres te lleve directamente a este 11828 con tarificación especial y no lo detectes hasta que lo veas en tu factura.

Se trata de algo ilegal: tú llamas a un número que puede empezar con «900…» según marcas en tu móvil pero que en realidad es un 11828 que te podría cobrar unos tres, cuatro o cinco euros por sólo un minuto. Además, suelen ser teléfonos a los que llamamos y hay un contestador con el que esperamos un buen rato así que no es descabellado encontrar 10, 15 o 20 euros en la factura por una llamada corta.

tarificacion especial

Reclamaciones, problemas…

Con una búsqueda rápida en Internet encontramos los problemas de decenas de usuarios afectados. ¿A quién se supone que llamamos? Hay personas que indican que llaman a la Seguridad Social y acaban pagando 20 euros de llamada, hay otras personas que aseguran haber pagado 80 euros por llamar a su centro de salud o 25 euros para pedir una cita para la ITV del coche. Llamadas de 15 euros por solo tres o cuatro minutos que son totalmente ilegales y que no te resuelven lo que necesitas sino que te mantienen en espera durante varios minutos cobrándote de más.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero que podemos hacer para evitarlo es asegurarnos del teléfono al que vamos a llamar. Antes de llamar a atención al cliente de cualquier empresa, busca el número que aparece en Internet para saber si se trata de una estafa o si es un buen teléfono en el que van a atenderte de forma rápida y fiable. Busca opiniones, información, busca alternativas…

Más difícil es solucionarlo una vez que nos ha pasado y que tenemos el importe en la factura. Para detectarlo solo nos quedará revisar la factura de nuestro operador o el consumo a través de las aplicaciones que normalmente ofrecen a los clientes. Si ves algún cargo fuera de lo normal (será fácil detectarlo si tenemos llamadas ilimitadas y hay un cargo que no corresponde) fíjate si se trata de un 11828 como número.

Bloquear el número

Bloquea el teléfono al que has llamado si has detectado que se trata del 11828 aunque no figure como tal en la lista de llamadas de tu teléfono. Así evitarás que te llamen de nuevo o que puedas volver a llamar de forma accidental y sufras de nuevo un gran cargo en tu factura. Añade el número a la lista negra para que no pase más.

Ponte en contacto con el operador

Una vez que lo detectes, ponte en contacto con tu operador… Haz capturas de pantalla del registro de llamadas porque en muchos casos son muchas las personas que aseguran no haber llamado a este tipo de números pero sí lo ven reflejado en la factura. Trata de conseguir la mayor información posible y ponte en contacto con tu operador para tratar de solicitar un reembolso. No siempre vas a conseguirlo pero sí hay casos en los que, al tratarse de una estafa conocida, podrán descontarte la cantidad correspondiente en la próxima factura aunque, como decimos, no siempre pasará esto y en muchos casos deberás pagar la deuda aunque sea una estafa.

Denuncia la estafa en consumo

Podrás ponerte en contacto con la oficina de consumo para denunciar la llamada a través de un método formal. Es importante que recopiles toda la información: de dónde has sacado el número al que has llamado, a quién se supone que llamas, qué empresa es, cuánto te ha costado, cómo figura en el registro de llamadas y en la factura…

Puedes buscar Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) a través de la página web del Ministerio de Consumo. Buscas la Comunidad Autónoma que quieras, marcas la provincia en el mapa y te dará todos los detalles de las oficinas que hay cerca de ti: la dirección exacta, la calle, la provincia. También podrás encontrar un número de teléfono con el que podrás contactar si quieres tener más información sobre cómo denunciar o cuáles son las posibles soluciones.

Consumo 11828