Fotografías en 5D, como nunca antes las habíamos visto

La fotografía es uno de las cosas que más ha evolucionado gracias al avance de la tecnología. Antiguamente, para hacer una foto se necesitaban dispositivos bastante grandes y que requerían mucho tiempo de exposición para capturar la instantánea.

Sin embargo, a día de hoy hay muchos tipos de cámaras y herramientas de restauración que han ido surgiendo con el paso de los años. Desde el uso de angulares hasta objetivos de todo tipo, las cámaras de hoy en día toman unas fotos espectaculares, con una resolución increíble y pudiendo tomar varias ráfagas de fotos en muy pocos segundos, para que no se escape ningún momento.

Incluso existen dispositivos fotográficos que permiten vincular nuestro teléfono con la cámara, para tener acceso instantáneo a ellas también desde el móvil. Tambien se pueden editar las fotos desde dentro de la misma cámara, para así ahorrar tiempo si queremos enviarle en el menor tiempo posible en vez de pasarla al ordenador y editarla con uno de los muchos programas de edición que existen hoy en día.

Más información que nunca en una foto

Un grupo de investigadores ha usado una serie de fotos que contienen mucha información para dar así datos a otras imágenes que hagan que se puedan ver y analizar muchos detalles de un objeto gracias a la fotografía. Este tipo de técnica permite tomar información en 5D con una sola foto.

Con esta forma de hacer fotografías se puede obtener momentos espectaculares en un periodo de tiempo muy corto, imperceptible para el ser humano. Este tipo de fotografías en 5D se podría aplicar a diferentes ámbitos como la biología, la química o la física. Su rapidez permite tomar instantáneas multidimensionales de una calidad extrema y con una altísima resolución con tan solo una toma.

También se está utilizando este método para capturar momentos que son muy rápidos y que a simple vista no se pueden ver, sobre todo fenómenos relacionados con el mundo de la ciencia. Esta tecnología es muy cara, pero a la vez muy util para observar y recopilar información que de otra forma no podríamos conocer.

Combinando el 3D y 4D sale el 5D

Este sistema de fotografía combina dos partes: una que se encarga de extraer datos en 3D del entorno que se captura y otra que hace lo mismo pero en 4D. Combinando toda esta información, se crea una imagen en 5D que contiene toda tipo de información.

Otro ejemplo en donde se utilizan imágenes en 5D para ver una instantánea lo mejor posible es en las ecografías de las mujeres que están embarazadas. Estas imágenes en 5D permiten observar detalles del feto que serían imposibles de ver con una fotografía en 3D o en 4D.