Ingenieros españoles logran obtener agua potable del aire

El agua es una de las sustancias más abundantes en el mundo entero. Es un bien al que un enorme número de personas pueden acceder de forma muy sencilla, con tan solo abrir un grifo. Aun así, no es fácil la tarea de coger el agua y convertirla en potable para que millones de hogares en todo el mundo puedan beberla. Tambien se puede acceder a ella comprándola embotellada. Sin embargo, algo que parecía impensable es que se pudiera obtener agua potable directamente del aire. Así lo han conseguido un grupo de ingenieros españoles. Han conseguido crear una maquina capaz de recoger la humedad que se encuentra en el aire y convertirla en agua que se puede beber.

Una máquina de enorme utilidad

Este mecanismo seria de vital importancia para zonas en las que es menos accesible la posibilidad de conseguir agua potable. También seria util en zonas donde hay mucha sequía, sobre todo durante los meses de verano.

El ingeniero principal tiene 82 años de edad y manifiesta que la finalidad de esta máquina es echar un cable a la gente, además de hacer llegar agua a lugares donde no hay agua potable, como puede ser el caso de países subdesarrollados o campos de refugiados.

De hecho, asegura que su idea no es solo crear un sistema que sea efectivo, sino que también ayude a las personas que cada día tienen que recorrer kilómetros de distancia andando cargando con agua potable que recogen de los pozos.

Así es como funciona

Esta máquina funciona de la siguiente manera: mediante el uso de electricidad, el sistema enfría el aire que a su vez hace que deje de estar en estado gaseoso. Entonces, se aprovecha para realizar el proceso de condensación. La instalación de esta máquina es bastante fácil y cuenta con protecciones que hacen que a los mecanismos no les afecten los rayos del Sol.

Otra posibilidad que se barajó era la de que se instalara en zonas desérticas, pero se descubrió que la arena era muy propensa a dañar los sistemas.

La máquina puede funcionar incluso con temperaturas muy altas y puede manejar un nivel de humedad de algo más de un 11%. De hecho, aseguran que pueden llegar a producir de forma diaria una enorme cantidad de agua potable (entre 55 y 70 litros).

Sin embargo, hay máquinas de mayor tamaño que mediante este mismo método pueden producir miles de litros de agua potable en un solo día.

Así pues, esta gran hazaña de la ingeniería sería muy importante que fuera instalada en aquellas regiones donde más dificultades hay para conseguir agua que se pueda beber y que no sea perjudicial para la salud.