¿Por qué EEUU y China no tienen la misma TDT que el resto del mundo?

En España y en toda la Unión Europea estamos acostumbrados a hablar de DVB. Entre sus estándares más usados encontramos el DVB-T que usamos en la TDT en la actualidad, pero también está el futuro DVB-T2, o el que usamos en satélite con DVB-S, DVB-S2 y DVB-S2X. Sin embargo, en otros países se utilizan otros estándares, como en China o Estados Unidos. ¿Por qué?

En alguna ocasión hemos hablado del estándar DTMB, usado en China en todos los televisores con suculentos precios y prestaciones, pero que no pueden usarse con la TDT española. Este estándar se usa sólo en China, Nepal y Pakistán, así como algunas partes de Laos y Camboya.

En Estados Unidos, Canadá y México, por su parte, se usa ATSC, otro completamente distinto. Japón tiene el suyo propio con ISDB-T, el mismo que se usa en la mayoría de América Latina. Sólo Colombia utiliza DVB-T2. El resto del mundo, en su práctica mayoría, utiliza DVB-T o DVB-T2, siendo el más utilizado a nivel mundial con un total de 148 países.

DTMB, ATSC, ISDB-T y DVB-T: por qué tanta variedad

Al ver tantos estándares diferentes, a uno le surge la duda de por qué no existe el mismo a nivel mundial como se hace por ejemplo con el Blu-ray o Internet. La clave está en el paso a la televisión digital, la cual empezó a verse a principios de los años 90 como algo viable. Hasta entonces no era viable porque no había forma de comprimir las señales. Eso cambió cuando se crearon los primeros códecs de compresión, permitiendo comprimir la señal y seguir ofreciendo una buena calidad de imagen.

estandares tdt mundo

Esto hizo que los países empezasen una carrera para estandarizar formatos, y los países con más poder económico empezaron a desarrollar sus propios estándares, como es el caso de Estados Unidos. El país corrió demasiado, y ese es uno de los motivos por el que usan MPEG-2 TS en la televisión por cable, con una implementación muy mejorable porque se lanzaron a usarla antes de que el estándar estuviera finalizado. Además, también tuvieron que cambiar el sistema de señalización de A56 a A65, que se parece más al europeo. Mientras, en el satélite, sí usan el estándar DVB-S2. Por ello, el país tiene tres estándares diferentes en TDT, cable y satélite debido a las prisas en la implementación.

La DVB estandarizó la TV Digital, pero ya era tarde

Europa, por su parte, está formada por países pequeños en comparación con Estados Unidos, y que cada país crease su propio estándar no era viable. Por ello, aunque los estándares tardaron algo más en aprobarse (finales de los años 90), se creó un sistema estandarizado para todos los países bajo la Digital Video Broadcasting (DVB), creada en 1993. Con ello, tenemos unos estándares más fáciles y homogéneos de implementar, y también más baratos.

Que las grandes potencias desarrollasen sus propios estándares también les permite proteger a sus fabricantes locales. Así, China y Japón pueden garantizar que la producción de sus televisores se hará de manera local. En el caso de China, ningún otro país va a fabricar televisores para ellos compatibles con su estándar. Cada estándar tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, DTMB, de China, cuenta con funcionalidades que sólo estamos empezando a ver ahora en DVB-T2, con la corrección de errores LDPC.

El motivo político es probablemente uno de los que provoca que el resto de países no se pasen a DVB. Por ejemplo, Estados Unidos tenía una oportunidad de oro con DVB-T2, y tras hacer pruebas, lo que han hecho ha sido copiar lo que han necesitado para crear ATSC-3, mejorando incluso en algunas cosas a DVB-T2. No obstante, las mejoras no compensan el hecho de que van a seguir teniendo un estándar diferente.

¡Sé el primero en comentar!