Cómo saber si el router que te regala tu operadora es bueno o malo

Todas las operadoras nos ceden un router cuando nos damos de alta en un servicio de fibra con ellas. Estos dispositivos suelen ser, en la mayoría de casos, bastante buenos. Según la operadora que elijamos, vamos a tener en casa un router de un fabricante o de otro, ya que todas las operadoras tienen los suyos propios. Si quieres saber si el router que tu operadora te ha dado es bueno o malo, te damos algunos datos que puedes comprobar para salir de dudas.

Como verás justo a continuación, existe una serie de parámetros o características del router que podemos mirar para descubrir la calidad de nuestro dispositivo. En ocasiones, las operadoras instalan diferentes equipos, por lo que es importante que mires las instrucciones o el manual de usuario del tuyo para poder observar los puntos clave que verás más abajo.

Qué tipo de WiFi ofrece

Este es el primer punto donde debemos reparar para saber si el router que nos ha cedido nuestra operadora es bueno o no. La mayoría de routers que instalan las operadoras hoy en día son compatibles con la doble banda de 2,4 GHz y 5 GHz. Esto es muy importante, ya que si tu router dispone de una sola banda lo más probable es que se produzca una saturación en la conexión y sufras caídas de velocidad o incluso cortes.

La banda de 2,4 GHz ofrece una menor velocidad que la de 5 GHz, aunque esta por contra ofrece un menor alcance. Es importante que sepamos diferenciar entre ambas bandas a la hora de conectar según que dispositivos a nuestro router. Ahora bien, algunas operadoras ya están instalando routers que son compatibles con el WiFi 6 que ofrece aún un mejor rendimiento. Eso sí, para poder utilizar este es imprescindible que nuestro dispositivo sea compatible. En este sentido, lo mínimo que se le puede pedir a un router hoy en día es que sea compatible con la doble banda.

Causas luz router parpadea

¿Qué puertos tiene en la parte trasera?

Todos los routers tienen en la parte trasera una serie de puertos. La presencia o la calidad de estos va a depender del fabricante y del modelo que tengamos en casa, pero hay una serie de mínimos que son comunes para estos dispositivos. Debemos tener en cuenta que la conexión por cable es la única forma que tenemos de aprovechar la conexión que tengamos contratada al 100 %, de lo contrario siempre habrá pérdidas.

Como decimos, la mayoría de router que suelen instalar las operadoras tienen en la parte de atrás de dos a cuatro puertos Ethernet, permitiendo estas velocidades de conexión de hasta 1 Gbps. Todo lo que sea menor a esta velocidad puede hacer que te merezca la pena cambiar de router, aunque también dependerá de la conexión que tú tengas contratada. Algunas compañías ya están dando routers con uno o varios puertos que admiten velocidades de hasta 10 Gbps, pero pasa igual que con el WiFi 6: no todos los equipos son compatibles.

Desactivar WPS router Movistar seguridad

Además de los puertos Ethernet, puede que tu router también tenga algunos puertos USB, mucho más útiles de lo que puede parecer a priori. Estos puertos pueden ser 2.0 o 3.0 según lo moderno o antiguo que sea tu router, y los podremos utilizar, por ejemplo, para conectar un disco duro y compartir los datos que hay en él a través de la red. Otros modelos también incluyen incluso una ranura para introducir una tarjeta SD, aunque no suele haber muchos de ellos.

Cobertura de la señal WiFi y latencia

Uno de los puntos fundamentales en lo que a calidad del router se refiere los vamos a encontrar en la cobertura de WiFi que es capaz de darnos este. Todos los routers tienen una serie de antenas (ya sean internas o externas) que son las responsables de mandar la señal del WiFi a todo nuestro domicilio. En este punto también tiene mucho que ver la doble banda que os hemos citado anteriormente, ya que la banda de 2,4 GHz tiene mayor alcance mientras que la de 5 GHz ofrece mayor velocidad de conexión.

Router Amazon Prime Day 2022

Antes de reparar en la calidad y el número de antenas de nuestro dispositivo, debemos pararnos y también prestar atención a la posición de nuestro router, ya que de ello va a depender en gran medida la calidad de la señal en las zonas más alejadas de nuestro hogar. Si tu router no lleva correctamente la cobertura a estas zonas más alejadas puedes cambiarlo por otro nuevo, o bien optar por instalar en casa amplificadores de señal WiFi o una red de malla.

La latencia es otro factor muy a tener en cuenta. Esto lo podremos ver de manera más fácil si nos gusta jugar online, ya que es donde más afecta. Por norma general, si tenemos conectada nuestra consola o nuestro ordenador por cable no deberíamos tener demasiada latencia, aunque la cosa cambia si conectamos el equipo por WiFi. Una latencia demasiada elevada puede ser terrible para un jugador, y esta puede ser perfectamente responsabilidad de nuestro router.

Nivel de seguridad y de personalización

El nivel de seguridad que nos ofrezca nuestro router es otro punto clave muy a tener en cuenta. Hoy en día existen programas que son capaces de generar las contraseñas que por defecto tienen estos dispositivos, lo que los convierte en el objetivo de muchos indeseables. Además, según el modelo que nos instale nuestra operadora puede ocurrir que nos encontremos con un dispositivo que tenga muy pocas opciones de personalización.

Algunos modelos más modernos nos permiten configurar más opciones interesantes. Una de las opciones más interesantes que debería de tener tu router es la posibilidad de crear una red de invitados. Gracias a esta red podrás permitir que las visitas se conecten a tu WiFi, pero sin poder acceder al resto de equipos de la red. Además, los más modernos nos permiten que creemos prioridades para que ciertos equipos siempre tengan mejor conexión que el resto.

Interfaz del usuario

Puede que nunca hayas accedido a la interfaz de usuario de tu router (esa a la que se accede escribiendo 192.168.1.1), pero también es otro detalle bastante importante para tener en cuenta. La mayoría de estas suelen contar con un aspecto muy simple y funcional, pero que cumple su función. Ahora bien, no todas estas suelen permitir las mismas funciones y tienen la misma facilidad de uso.

Esta interfaz debe permitirnos hacer un número mínimo de cosas, tanto a nivel básico como a nivel avanzado. De hecho, la mayoría de router que instalan las operadoras tienen una sección dedicada a ajustes avanzados, y que suele contener parámetros para los usuarios a los que le gusta tener un control total sobre el router. Puede que este punto sea menos importante que los anteriores, pero sin duda es uno muy a tener en cuenta.

¡Sé el primero en comentar!