Si tu Alexa no se conecta a Internet, esto es lo que tienes que hacer

Los dispositivos que tenemos en casa conectados a Internet van en aumento y el asistente de voz de Amazon, Alexa, es uno de ellos. El problema viene cuando la conexión no es buena y, al igual que sucede con otros asistentes virtuales, Alexa solo es útil si puede conectarse a Internet. Si tiene problemas para conectarse a la red WiFi de nuestro hogar, quedará totalmente inservible. Esto es lo que tienes que hacer si Alexa no se conecta a la red.

Con Alexa podemos controlar una Smart TV, hacer la lista de la compra, escuchar nuestra música favorita, encender y apagar las luces de casa y un largo etc. que convierte a los dispositivos de la familia Echo o Echo Show de Amazon en los ayudantes del hogar perfectos. Sin embargo, si sufren fallos en la conexión a Internet su utilidad es prácticamente nula y así es como puedes solucionarlo.

Alexa sin conexión a Internet

Los motivos por los que el asistente de voz de Amazon puede estar experimentando fallos en la conexión a Internet son variados. Lo habitual es que se deba a un fallo de conexión con el router o, aunque menos frecuente, por un fallo tras una actualización. Veamos varios pasos a seguir que pueden solventar el problema.

Comprueba la cobertura

Una de las primeras comprobaciones a realizar es ver si la cobertura de Internet es buena o llega limitada. Podemos hacer un test de velocidad con el fin de verificarlo o acercar nuestro dispositivo con Alexa integrada al router. Es recomendable que esté ubicado a menos de 10 metros de distancia para que su funcionamiento sea el adecuado.

Luz naranja en altavoz de Amazon

Alexa tratando de conectarse a Internet

Reinicia el router y Alexa

Comprueba que el router funcione y verifica si el resto de dispositivos pueden conectarse a Internet para determinar si el problema viene de tu dispositivo Echo o de la red. Como es posible que el problema este presente en el router reinícialo. No es suficiente con encenderlo y apagarlo rápidamente. Dedica al menos 30 segundos en volverlo a encender. Por otro lado, haz lo mismo con Alexa con el fin de que la conexión a Internet se restablezca.

Resetea a los valores de fábrica

Si nada de lo anterior hace que Alexa pueda conectarse a Internet, es posible que sea el momento de restablecer de fábrica tu altavoz o pantalla inteligente. Afortunadamente tomando esta medida no se eliminarán ninguno de los comandos ni recordatorios que tengas configurados, ya que Alexa tiene la capacidad de almacenar toda la información en la nube. Al devolver el dispositivo a como venía de fábrica será necesario volver a configurar la red WiFi y los diferentes parámetros para ponerlo a punto. Además, presta especial atención y ten Alexa siempre actualizada a su última versión, ya que no hacerlo puede generar problemas en su correcto funcionamiento. En definitiva, si Alexa no se conecta a Internet puede ser por alguno de los motivos que hemos citado anteriormente y realizando estos sencillos pasos lo más probable es que el problema desaparezca.

¡Sé el primero en comentar!