¿Cuáles son las alternativas a Raspberry Pi más famosas?

La Raspberry Pi es un ordenador que cabe en la palma de nuestra mano. Desde su lanzamiento se ha convertido en la elección de muchos para desarrollar infinidad de proyectos. Se utiliza como recurso para enseñar programación, para jugar a videojuegos retro, para domotizar nuestra casa o para crear una estación meteorológica. Sus usos pueden ser tan infinitos como nuestra imaginación y su popularidad está muy presente en el mundo maker.

La Raspberry Pi no es la única opción de ordenador diminuto a bajo precio. Quizás es una de las más famosas, pero existen alternativas muy interesantes con precios económicos, algunas de ellas muy populares al igual que lo es la Raspberry Pi.

Opciones más allá de la Raspberry Pi

La Raspberry Pi es apta para todas las edades, de hecho, uno de sus primeros fines fue utilizarla en el sector educativo. Existen proyectos con Raspberry Pi para niños muy interesantes para enseñar a los más pequeños nociones de programación. Pero no es la única y hay alternativas a Raspberry Pi que también son una muy buena idea si te encuentras en la búsqueda de un microordenador. Depende los proyectos que quieras realizar, algunos funcionan incluso mejor que la Raspberry Pi.

Rock Pi 4

El tamaño de esta placa es muy similar al de la Raspberry Pi. Cuenta con una conexión HDMI y es compatible para ejecutar en Android y las principales versiones de Linux. El procesador de la placa Rock Pi 4 es un Hexacore RK3399 de 64 bits con GPU Mali T860MP4 disponible de 1 GB hasta 4 GB de RAM. Esta placa admite pila de inteligencia artificial convencional con aceleración de GPU. El acelerador de NPU de hardware dedicado impulsa el complejo algoritmo de aprendizaje automático reduciendo la potencia.

Placa Rock pi 4

Asus Tinker Board S

Esta placa de Asus es una de las más completas del mercado. Un microordenador con un procesador bastante potente y una GPU que nos ofrece buen rendimiento. Lo más destacado de esta placa es que nos ofrece la opción de 16 GB de almacenamiento eMMC. Su precio puede rondar los 140 euros.

Jetson Nano

Buena alternativa a la Raspberry Pi que puede usarse para varios tipos de tareas. Cuenta con un módulo de memoria RAM SODIMM en el que podemos incorporar puntos de expansión. Uno de sus puntos fuertes es la memoria gráfica Nvidia Maxwell donde el apartado gráfico es bastante superior al de la Raspberry Pi con el que disfrutaremos de un nivel de visualización mucho mayor. En cuanto al procesador, dispone de un ARM Corte A57 de 4 núcleos junto con una memoria RAM de 4 GB DDR4. Linux es compatible con una serie de aplicaciones que nos servirán para funcionar igual que la Raspberry Pi.

Banana Pi M4

La placa Banana Pi M4 cuenta con procesador Realtek RTD1395 ARM de cuatro núcleos, GPU Mali 470 MP4, 1 o 2 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento. También cuenta con varios puertos USB, salida de HDMI, conector Ethernet y puerto USB C. Además, cuanta con conector de auriculares lo que la hace aún más interesante. Puedes consultar sus especificaciones técnicas y ver más opciones de este fabricante.

Orange Pi Plus 2

Cuenta con un procesador Allwinner H3 de cuatro núcleos y 1.6 GHz. Esta placa puede operar con sistemas operativos como Android, Ubuntu o Raspbian. Equipado con conexiones micro USB, micro SD, SATA, HDMI, CVBS y CSI, además de cuatro puertos host USB, un puerto Gigabit Ethernet y WiFi. En cuanto al procesamiento gráfico, Mali-400 MP2, 2GB de RAM DDR3 y 8GB de memoria Emmc.

Placa Orange pi

¡Sé el primero en comentar!