Movistar, Orange y Vodafone se unen a favor de las redes móviles libres

El despliegue de 5G va a suponer la instalación de miles de antenas y puntos de acceso en toda España y Europa. Sin embargo, los operadores están preocupados por cómo va a hacerse este despliegue, y por ello grandes operadores europeos se han unido para ofrecer cinco recomendaciones clave para garantizar un correcto despliegue.

En concreto, han sido Deutsche Telekom, Orange, Telecom Italia (TIM) Telefónica y Vodafone quienes han emitido un comunicado en el que piden que se tenga en cuenta el Open RAN a la hora de desplegar estas redes, así como muchas otras consideraciones. RAN son las siglas de Radio Access Network, o redes de acceso por radio, y sirven para conectar las estaciones base con los dispositivos que generan el tráfico, como los móviles, y sirven de punto de conexión entre el usuario y el operador.

El Open RAN, clave en el despliegue del 5G

El problema es que, sin una norma común, los equipos inalámbricos se instalan sin tener en cuenta la interoperabilidad entre operadores. Esto limita la cantidad de operadores a los que es posible acceder para instalar elementos de red, así como también limita la flexibilidad en los despliegues al no poder utilizar el equipamiento de otro operador en el caso de que se firme un acuerdo.

Por ello, los operadores quieren una RAN abierta, inteligente, virtualizada y totalmente interoperable para garantizar que Europa cumple su objetivo de ofrecer 5G para toda la población para el año 2030, además del 6G más adelante. Por ello, un nuevo informe llamado «Building an Open RAN ecosystem for Europe» incluye multitud de consejos y recomendaciones para llevarlo a cabo de la manera más eficiente posible.

open ran

En el informe se detalla, por ejemplo, que Europa sólo tiene 13 grandes actores de Open RAN, frente a los 57 del resto del mundo. Sin embargo, muchos de estos operadores están todavía en una fase temprana de desarrollo, y no han conseguido contratos comerciales de Open RAN, mientras que otros operadores en otras zonas sí están avanzando a mejor ritmo.

Recomendaciones para garantizar el Open RAN

Por ejemplo, Estados Unidos y Japón apoyan abiertamente el Open RAN, donde el primero ya ha destinado 1.500 millones de dólares a su financiación. En el caso de Japón, se ofrecen incentivos financieros y ventajas fiscales a quienes desplieguen, desarrollen y suministren equipos relacionados. En Europa, hay países como Alemania que lo están apoyando, pero hace falta una coordinación y apoyo generalizado a nivel europeo para competir con otras regiones del mundo.

Para ello, el informe establece cinco recomendaciones relacionadas con el Open RAN:

  • Apoyo político de alto nivel al Open RAN para que se trate como una prioridad estratégica
  • Creación de una Alianza Europea por parte de la Comisión Europea para comunicaciones de próxima generación y que haya una hoja de ruta clara
  • Financiación e incentivos fiscales a los operadores que participen en toda la cadena de valor del Open RAN.
  • Promover el liderazgo europeo en las estandarizaciones
  • Trabajar con socios internacionales para tener un suministro estable y seguro

Actualmente, los operadores no están presentes en las seis principales categorías de servicios y tecnología que forman parte del Open RAN, como el hardware en la nube. Y cuando están presentes, se ven superados por empresas no europeas. Los ingresos de los proveedores mundiales de Open RAN podrían alcanzar los 36.100 millones de euros en 2026, incluyendo hardware y software. Si los operadores europeos tienen que seguir buscando soluciones fuera, como hacen hoy, podría poner en peligro 15.600 millones de euros de ingresos de la industria en Europa.

1 Comentario