Aviso a Tebas: Movistar no se va a volver loca con el precio del fútbol

LaLiga ha abierto esta semana la subasta para pujar por los derechos de retransmisión del fútbol español en nuestro país para las temporadas que van desde la 2022/23 hasta, como máximo, la 2026/27. Este año puede que haya sorpresas con nuevos participantes como Amazon o DAZN, ya que los contenidos se han dividido en varios paquetes para facilitar la puja por estos contenidos.

Sin embargo, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, afirma que no van a hacerse con los derechos a cualquier precio. El fútbol es uno de los grandes atractivos de Movistar, y por ello el operador tiene mucho interés en hacerse con los derechos. No obstante, el operador lo no va a hacer a cualquier precio, ya que además el interés por LaLiga ha caído en los últimos años.

Telefónica espera pagar menos por el fútbol

Telefónica acudirá a la licitación, pero lo hará bajo una estrategia de costes racionales. Por ello, van a estudiar detenidamente las condiciones de la subasta y los distintos paquetes, y pujarán por aquellos a los que le vayan a sacar más rentabilidad. El fútbol es un producto diferencial que les permite obtener unos márgenes mayores por cliente, pero en esos márgenes influye mucho el precio al que los adquieran.

Lo que parece claro es que el precio final que se pagará va a ser menor que en la anterior subasta. La anterior licitación tuvo lugar en 2018, donde Telefónica se quedó con los paquetes más atractivos por un coste de 2.940 millones de euros, que equivalen a 980 millones por temporada.

Habrá que esperar al 22 de diciembre

Vilá ha recordado también que esta no es la primera vez que LaLiga comercializa los derechos en varios paquetes dependiendo de los partidos que ofrecen. También ha advertido sobre la posible bajada de precios, tanto por la pérdida de interés como por el aumento del desembolso en el caso de querer hacerse con las próximas cinco temporadas. Además, en otros países como Francia, los precios han caído mucho. Todo el dinero deberá pagarse en bloques de 10% cada mes tras la subasta.

El plazo para presentar las solicitudes es hasta el 13 de diciembre, y se espera que LaLiga haga públicos los resultados el 22 de diciembre, por lo que tendremos que esperar todavía un mes y medio para conocer todos los detalles de la adjudicación. De momento sólo sabemos que acudirá Telefónica, mientras que Orange ha confirmado que no lo hará para evitar que aumente el precio final de los derechos, y así recomprárselos a Telefónica. Entre los otros asistentes podrían estar Amazon, DAZN, Mediapro o incluso Disney+.

Según las estimaciones, el precio final de los derechos podría situarse en unos 800 millones de euros por temporada, con los caules LaLiga quedaría conforme. Si el precio baja demasiado, o incluso nadie se hace con los derechos, LaLiga podría verse obligada a ofrecer alternativas como una plataforma OTT, lo cual no ha tenido éxito en la historia de España por su baja rentabilidad y sus problemas a nivel técnico.