Detenidos por vender móviles y Smart TV baratas que nunca enviaban

Las ventas por Internet son cada vez más fáciles de realizar, pero también lo son las estafas. Por ello, hay muchos delincuentes que crean páginas web falsas en las que simulan vender cientos de productos, pero finalmente nunca los envían. Ahora, han detenido a dos que gestionaban una de estas webs en España.

La banda estaba integrada al parecer por dos varones que habrían cometido más de una treintena de estafas en Internet. Para ello, publicaban anuncios en Google donde ofertaban electrodomésticos, electrónica y mobiliario a precios muy competitivos, e incluso por debajo de la media de lo que costaban otros productos del mercado para atraer a usuarios.

Marketwild: una enorme estafa en España

Los anuncios llevaban a la página web marketwild.es, en la que se encontraban los productos a precios muy bajos, incluyendo lavadoras, mesas, sofás, móviles, monitores o Smart TV. El precio de los productos electrónicos solía situarse en torno a la mitad de lo que costaban en otras tiendas como Amazon o PcComponentes. Por ejemplo, vendían iPhone 11 Pro Max de 64 GB por 539 euros, o una PS4 Slim por 165 euros. La Nintendo Switch afirmaban ofrecerla por 220 euros.

Los pagos en la web se hacían a través de tarjeta de crédito, pero los envíos nunca llegaban al destinatario. Es por esto que es muy importante pagar siempre con medios seguros que protejan al consumidor, como es el caso de PayPal. En el caso de ser víctima de este tipo de estafas, es importantísimo denunciar los hechos ante la policía o la justicia, ya que en muchos de ellos se consigue recuperar el dinero.

La web empezó a operar el 1 de diciembre (justo a tiempo para Navidad), y si hacemos una simple búsqueda de Google de su nombre, encontramos multitud de páginas de opiniones que hablan fatal de la página web, comentando sus bajos precios, pero que los pedidos nunca llegan, y que efectivamente se trataba de una estafa.

Un usuario incluso acudió a la dirección de la empresa en un edificio, y el portero le dijo que ahí no había ninguna empresa. Cuando se hacían pedidos y se reclamaba el dinero, los gestores de la web llegaban incluso a amenazar al usuario diciendo que los iban a denunciar. Más adelante, pusieron que no podían hacer los envíos porque habían entrado en concurso de acreedores, y la web dejó de funcionar.

Ya habían estafado con más webs

Esta no era la primera página que creaban estos estafadores, ya que también se les ha relacionado con las páginas de MarketShopper, OKMarket y AlianGlobal. En cuanto quemaban una web, la cerraban y abrían otra libre de opiniones negativas. En ocasiones, fue la propia Guardia Civil la que tomó el control de los dominios, pero al parecer sin llevar a cabo las correspondientes detenciones.

Ambos varones tienen nacionalidad española, y residían en Málaga. Uno de ellos tenía más de una treintena de antecedentes. Entre las personas estafas se encuentran personas de todo el territorio nacional, incluyendo Vigo, Madrid, Ourense, Ribeira, Cádiz, Sevilla, Marbella, Granada, o Jerez de la Frontera.

El hecho de que este tipo de estafas se lleven a cabo a través de Internet permite a los estafadores hacerlo con más facilidad. Sin embargo, esa facilidad tiene un doble filo, ya que las autoridades pueden identificarles también con mayor facilidad. Por ejemplo, pueden analizar patrones como los datos de los bancos, empresas de envío o información ofrecida por los consumidores. Al final siempre comenten algún error que permite identificarles.