Las tormentas geomagnéticas, el último enemigo del nuevo Internet

La red de satélites Starlink de SpaceX, que ofrece Internet desde el espacio, empezó a operar el año pasado en varios países del mundo y en enero 2022 llegó finalmente a España. Ahora la empresa espacial del empresario multimillonario Elon Musk se ha encontrado con uno de sus primeros enemigos en uno de sus lanzamientos recientes de satélites: las tormentas geomagnéticas.

La compañía SpaceX ha reportado recientemente ciertas incidencias en uno de sus últimos lanzamientos de 49 satélites, que obligaron a los mismos a entrar en «modo seguro» y afortunadamente no ha habido que lamentar ningún riesgo significativo a nivel de seguridad.

Daños en 40 satélites Starlink

El pasado jueves 3 de febrero se lanzaron desde el Centro Espacial Kennedy en Florida un total de 49 satélites de Starlink a la órbita terrestre baja. Un día después, se vieron significativamente afectados por una tormenta geomagnética. La segunda etapa de Falcon 9 despliega sus satélites en estas órbitas más bajas para que, en el caso muy raro de que un satélite no pase las comprobaciones iniciales del sistema, sea rápidamente desorbitado por la resistencia atmosférica.

Las tormentas hacen que la atmósfera se caliente y que aumente la densidad atmosférica en nuestras bajas altitudes de despliegue. De hecho, el GPS a bordo sugiere que la velocidad de escalada y la severidad de la tormenta hicieron que la resistencia atmosférica aumentara hasta un 50 por ciento más que durante los lanzamientos anteriores. El equipo de Starlink ordenó a los satélites que entraran en un modo seguro en el que volarían de canto (como una hoja de papel) para minimizar el arrastre, para «protegerse de la tormenta» de manera efectiva

La resistencia a bajas altitudes impidió que los satélites abandonasen el modo seguro para comenzar las maniobras de elevación de la órbita, y hasta 40 de los satélites volverán a entrar o ya han vuelto a entrar en la atmósfera terrestre. Los satélites que salen de órbita presentan un riesgo de colisión cero con otros satélites y, por diseño, desaparecen al volver a entrar en la atmósfera, lo que significa que no se crean desechos orbitales y ninguna parte del satélite golpee el suelo.

El sistema de Internet por satélite

Starlink es un sistema mediante el cual es posible disfrutar de Internet satélite en cualquier punto de España, algo especialmente útil sobre todo en zonas remotas donde no llega ni siquiera la cobertura 4G y ofreciendo velocidades actuales. El servicio ofrece actualmente velocidades de entre 100 y 200 Mbps de manera muy estable, con apenas cortes en el uso.

Último lanzamiento Starlink

Último lanzamiento de satélites de Starlink (Imagen: SpaceX)

El equipamiento cuesta 499 euros, e incluye la antena y el router como kit inicial para poder utilizar el servicio. A partir de ahí hay que sumar 60 euros de gastos de envío desde Estados Unidos, el coste mensual de 99 euros al mes y otros 9 euros al mes de Tarifa Reguladora como tasa por licencia para poder acceder al espectro electromagnético necesario para proveer el servicio. Estos 108 euros en total de pago periódico han convertido a España en el país más caro de la Unión Europea para poder disfrutar de este servicio.

SpaceX superó recientemente el hito del lanzamiento de 2.000 satélites y tiene planes de lanzar más de 12.000, por lo que perder 40 de ellos podría no ser un gran problema.

Fuente > SpaceX

¡Sé el primero en comentar!