Vive aventuras económicas con las cámaras deportivas más baratas

Si sueles practicar deportes de aventura o si simplemente te encanta registrar en vídeo cada momento de tus viajes, una de las mejores opciones es la de conseguir una de las cámaras deportivas baratas que existen en el mercado. Gracias a ellas podrás obtener una calidad de vídeo de primer nivel y, con algunos accesorios, incluso llevarla contigo a todos lados, ya sean entornos de mar o de montaña.

Baratas no quiere decir de peor calidad

A la hora de elegir una cámara deportiva hay que diferenciar los modelos realmente baratos. Es decir, los que ahorran en materiales y funcionalidades ofreciendo una mala experiencia de usuario. En su lugar, en este artículo nos centraremos en las cámaras económicas que sí que te pueden servir para algo.

  • Resolución de vídeo. Aunque algunas cámaras deportivas también te permiten tomar fotografías, lo que más vas a hacer es grabar vídeo. Por eso es importante que te fijes en la resolución que ofrecen. La mayoría de dispositivos del mercado ya cuentan con el 4K como estándar, por eso no te recomendamos que renuncies a ella.
  • FPS. Muy relacionado con el punto anterior, puedes encontrar cámaras que graban desde los 30 FPS (frames por segundo) hasta los 120 FPS. Aquí, cuanto más mejor, porque podrás obtener una mejor calidad en tus vídeos (aunque pesarán más). Pero para los planos en movimiento, o si quieres editarlos a cámara lenta, cuanto más FPS mejor resultado obtendrás.
  • Sensor. Como cualquier cámara, elementos como la óptica o el sensor marcarán decisivamente la calidad de las imágenes. La mayoría ofrecen ya 20 MP como estándar, pero si vas a tomar muchas fotos con ella, te conviene tener este parámetro en cuenta.
  • Estabilizador. Y si tu principal actividad va a ser grabar vídeo, mejor que el dispositivo cuente con estabilizador, a ser posible, mecánico y no digital. La diferencia entre un modelo que lo tiene y otro que no es abismal.
  • Batería. La batería es el elemento que te permitirá sacarle todo el partido a tu cámara deportiva durante más tiempo. Muchas ya vienen con dos baterías para aumentar la autonomía, pero cuantos más miliamperios hora (mAh) ofrezcan, mejor que mejor.

Fotos de aventura por debajo de 100 euros

Aunque puedas pensar lo contrario, las cámaras de acción más baratas del mercado comienzan muy por debajo de los 100 euros. En ese rango de precio podemos encontrar desde modelos muy básicos hasta auténticas joyas a las que sacarle todo el partido. Y para que no tengas que volverte loco buscando, te traemos las mejores opciones.

GoXtreme Rebel: la más barata, pero sin 4K

Como decíamos en nuestra lista de detalles en los que fijarte, el 4K se ha convertido en todo un estándar de resolución para la mayoría de cámaras de acción. Por esta razón, optar por una cámara que solo llega hasta los 1080p. nos parece quedarse algo corto. Pero todo depende del uso que le vayas a dar y de tu presupuesto.

Cámara deportiva barata Goxtreme

Si lo que quieres es la cámara deportiva más barata porque no la vas a usar de manera intensiva, o porque solo quieres probar este tipo de dispositivos, puedes hacerte con la GoXtreme Rebel por muy poco dinero. Eso sí, no esperes grandes lujos: su sensor solo llega a los 16 MP, su conexión solo soporta USB 2.0, la ranura de micro SD solo admite tarjetas de hasta 32 GB y su batería solo llega a los 900mAh.

Akaso EK7000: un buen punto de partida

La cámara deportiva por la que te recomendamos empezar es el modelo de entrada de Akaso, una de las marcas más interesantes de esta lista en la que analizaremos unos cuantas más.

Su modelo de entrada, la EK7000, viene con un sensor de 12 MP, pero al menos cuenta con seis modos de grabación hasta 4K a 25 FPS, que será más que suficiente para la mayoría de usuarios iniciales. Además, puedes conectarla por wifi 2,4G para transferir tus vídeos y su batería te aguantará hasta 90 minutos de uso.

Akaso EK7000 Pro: pro, pero barata

El siguiente nivel dentro de la oferta de Akaso es la EK7000 Pro, que incluye como principales diferencias un sensor de 16 Mp y la buena noticia de un estabilizador digital EIS (Estabilización Electrónica de Imagen), gracias a su giroscopio de tres ejes.

El resto de características son exactamente iguales a las del modelo anterior, por lo que si puedes invertir un poco más, probablemente le sacarás bastante partido a su estabilizador, que te permitirá tomar imágenes en movimiento de manera más precisa.

Victure AC700 4K: una buena óptica y sensor

Con la Victure AC700 puedes obtener imágenes de calidad gracias a su sensor de 20 megapíxeles y su amplio objetivo, que te permitirá grabar hasta 170 grados de ángulo de visión con una resolución máxima 4K a 30 FPS.

Como puntos negativos, este modelo no dispone de entrada de micrófono, algo bastante común en la gama baja, pero (sorprendentemente) tampoco cuenta con cargador de baterías, algo bastante molesto. A pesar de este detalle, viene con dos batería de 1.030 mAh que te garantizan hasta 90 minutos de grabación cada una.

Akaso Brave 4: con LCD y 4K 24 FPS

El siguiente modelo de Akaso es el Brave 4, que viene con una pantalla LCD en el frontal para saber en todo momento y de forma rápida cuánta batería le queda. Además, este modelo da el salto a la grabación 4K a 24 FPS y cuenta con zoom digital de 5 aumentos y grabación time lapse.

Su estabilizador electrónico es el igual que el de la EK7000 Pro, con un giroscopio de tres ejes que, si bien no es de lo más avanzados del mercado, al menos ofrece algo de control para planos en movimiento.

Eken H9R: el 4K a 30 FPS más económico

Antes de pasar a las mejores cámaras deportivas baratas, vale la pena detenernos en este modelo de Eken, que ofrece la grabación de vídeo en 4K a 30 FPS más económica del mercado.

A cambio, renunciamos a un sensor más potente (solo llega a los 12 Mp), pero añade batería de 1.050 mAh (que ofrece hasta 70 minutos de uso) y una amplia pantalla de 2 pulgadas para visualizar a la perfección cada detalle de lo que sea que estemos grabando.

Gama media para fotógrafos exigentes

El siguiente salto en el escalafón lo damos hacia la gama media más interesante que puedes encontrar por poco dinero. De nuevo, no esperes las últimas funcionalidades del mercado… pero sí que puedes empezar a ver sensores de calidad y grabación 4K a 30 FPS como mínimo exigible.

Campark X30: 60 FPS reales

La X30 de Campark es uno de los modelos más completos de la lista. Cuenta con 4K a 60 FPS, un sensor de 20 Mp y estabilizador EIS de tres ejes que, además, corrige el efecto de distorsión de la lente, conocido como ojo de pez.

Cámara deportiva barata Campark

Además, si te preocupan los formatos de vídeo, este es el primer modelo de la lista que soporta el estándar MP4 (H.264 y H.265) que realiza una compresión más eficiente para ocupar menos espacio en la memoria. Por lo demás, cuenta con una batería de 1.350 mAh que ofrece hasta 90 minutos de uso y una pantalla táctil de 2 pulgadas.

Akaso V50X: 4K de calidad

El modelo de gama media más interesante de Akaso es el V50X que te ofrece grabación en 4K a 30 FPS por menos de 100 euros. Dispone de estabilizador digital de seis ejes y una toma para conectarle un micrófono externo.

Su sensor llega hasta los 20 Mp, lo que te permitirá tomar imágenes de mayores dimensiones e incluye zoom digital de 4 aumentos. Funcionalidades más que de sobra para tenerla en cuenta como uno de los mejores modelos de la lista por calidad-precio.

Apeman A87: 60 FPS y pantalla táctil

Otra de las cámaras que soporta grabación de vídeo en 4K a 60 FPS y fotos de 20 Mp es el A87 de Apeman. Grabación que podrás monitorizar a la perfección gracias a su pantalla táctil de 2 pulgadas con tecnología IPS, que ofrece colores más realistas.

Uno de sus puntos fuertes es el control remoto inalámbrico que viene incluido dentro de la caja, con lo que podrás simplemente colgártelo de la muñeca para grabar imágenes de manera más cómoda. Además, soporta tarjetas de hasta 128 GB, una buena noticia si quieres exprimir al máximo tus grabaciones.

One R Insta360: la ‘Go Pro china’

Terminamos con la edición más económica de la denominada por muchos como la ‘GoPro china’. Esta cámara es la más cara de la lista, pero aún así sigue costando la mitad que la más popular de las marcas de cámaras deportivas. Gracias a este incremento de precio obtendrás grabación en resolución 5,7 K.

Su sistema patentado FlowState logra estabilizar las imágenes en movimiento de manera precisa y, al igual que el resto de la oferta de esta marca, este equipo es modular. Esto quiere decir que puedes comprar una batería o un núcleo mejor en el futuro para continuar expandiendo sus posibilidades

Las cámaras deportivas que necesitas

Una máxima a la hora de comprar cualquier dispositivo tecnológico es la de pensar en el uso real que vas a hacer de él ante de decidirte. Si solo vas a usar tu cámara de manera puntual y no necesitas grandes funcionalidades, los modelos más económicos de la lista, como la Akaso EK7000 Pro pueden ofrecerte todo lo que necesitas por un precio menor.

Eso sí, si ya controlas un poco de grabación de vídeo y quieres la mejor opción con un presupuesto ajustado, te recomendamos la Apeman A87, a la que podrás sacarle todo el partido con su resolución 4K a 60 FPS.

¡Sé el primero en comentar!