Medio millón de españoles tienen banda ancha tercermundista inferior al megabit

En pleno despegue en España de las nuevas infraestructuras de fibra óptica que permiten conexiones ultrarrápidas, la situación es desesperada para medio millón de españoles en lo que respecta a su conexión a Internet. Este es el número que se estima de usuarios que navegan a menos de 1 Mbps en pleno año 2012.

A pesar de que la banda ancha en nuestro país sigue siendo una de las más lentas a nivel europeo, en los últimos años la evolución ha sido innegable. Las conexiones de alta velocidad por encima de los 20 megas son una realidad muchos hogares de España. Más de 200.000 tienen ya conexiones FTTH que permiten alcanzar 50 o 100 megas gracias en su mayoría al despliegue de la nueva red por parte de Movistar. Sin embargo, un número más de dos veces superior a éste navega en territorio español en condiciones propias de los países menos desarrollados del planeta.

Así lo ha confirmado el último informe presentado por el Grupo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (GTIC) de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid, con la colaboración de Eutelsat. En su estudio sobre la situación del acceso a la banda ancha en nuestro país y el papel del satélite como herramienta para acabar con la llamada brecha digital se destaca que más de 500.000 usuarios en España no tienen acceso a banda ancha superior a 1 Mbps.

El dato se extrae de entre los 383.000 y 786.000 españoles que solo tienen cobertura de banda ancha de prestaciones limitadas a través de conexiones terrestres. Se trata de entre el 0,87 y 1,67% de la población, repartida entre más de 35.000 entidades de población sin cobertura al 100%. La mayoría (66%) de éstos se encuentran diseminados por todo el territorio sin llegar a pertenecer a un núcleo de población, lo que convierte en la llegada de la banda ancha a sus hogares en algo prácticamente imposible ante el esfuerzo inversor que supone a los operadores desplegar su red hasta lugares aislados. Lugo, Ourense, Soria, Guadalajara y Zamora son las provincias con más dificultades para acceder a Internet a más de 1 megabit en algunas zonas.

"La brecha digital que separa las zonas rurales y el extrarradio del centro de las ciudades sigue creciendo, suponiendo así un riesgo real de exclusión de las tecnologías de alta velocidad para estas áreas", explicó en la presentación del estudio Alessandro Cirenei, director general para España de Skylogic, filial de Eutelsat. Desde la compañía se insiste en que su tecnología, que permite el acceso a Internet vía satélite, es "una solución eficiente, rápida y flexible hasta que llegue la banda ancha móvil al mundo rural".

En concreteo, este tipo de acceso a la Red permite que los usuarios puedan conectarse con velocidades de hasta 10 Mbps sin importar en qué punto de nuestro país residan. Esto es posible gracias al satélite KA-SAT, lanzado en 2010 y considerado el primero de alto rendimiento europeo. Sus responsables destacan su servicio Tooway para acabar con la brecha digital en España. ¿Tomará medidas el Gobierno para impulsar este tipo de conexiones y acabar con esta situación?