Jazztel ve positivas las propuestas de la UE para potenciar la fibra óptica

A comienzos de esta semana la Comisión Europea anunciaba como posibilidad para potenciar la inversión en fibra óptica la rebaja del alquiler de las redes de cobre a los operadores alternativos. Jazztel se ha posicionado a favor de estas medidas propuestas desde Bruselas.

Con el objetivo de alcanzar lo acordado en la Agenda Digital para el año 2020, la Comisión Europea quiere fomentar la inversión en redes de fibra óptica. El fin es conseguir que el 100% de los ciudadanos europeos tengan la posibilidad de acceder a banda ancha de al menos 30 megas en dicho año y que la mitad de éstos pueda conectarse al menos a 100 Mbps. Para conseguirlo, la comisaria Neelie Kroes propuso rebajar el precio del alquiler de las redes de cobre que cobran los históricos a los operadores alternativos como opción para fomentar la inversión en la nueva red FTTH.

Sin embargo, pronto se encontró con la oposición de los grandes exmonopolios. En el caso de España, Movistar no tardó en reaccionar. "Nadie tiene ningún obstáculo para invertir en redes ultrarrápidas, como estamos haciendo, pero nadie lo hará si no hay un modelo de negocio claro. Nosotros no invertiremos para beneficiar a esos que no lo hacen", señalaba su presidente, César Alierta.

Exmonopolios y alternativos chocan en sus posturas

En el otro punto se encuentran los operadores alternativos. En nuestro país ha sido Jazztel uno de los primeros en posicionarse junto a la Comisión Europea. Su consejero delegado, José Miguel García, cree "positivo" que se rebaje el pago de las redes de cobre para impulsar las inversiones. No obstante, García también se refirió a las palabras de Alierta y su amenaza de frenar la inversión si la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) obliga a Movistar a compartir sus redes. El directivo de Jazztel considera "comprensible" esta postura puesto que "las empresas tienen que velar también por el retorno de sus inversiones".

En este último sentido Jazztel sí se ha posicionado pidiendo a la CMT que la próxima regulación incluya las redes de fibra óptica. Fue el propio García quien señaló a finales del pasado mes de septiembre que sería necesaria para fomentar una competencia real y efectiva en las conexiones más veloces como las de FTTH (fibra óptica hasta el hogar) que por ahora, de las 120.000 líneas de este tipo que existen en nuestro país, la mayoría pertenecen a Movistar.