Nuevas filtraciones siguen definiendo el Samsung Galaxy S5

Nuevas filtraciones siguen definiendo el Samsung Galaxy S5

Lucas Cruz

Los rumores sobre el Samsung Galaxy S5 no cesan, y nuevas fuentes de información se hacen eco sobre las características que aún quedan en el aire. Uno de estos temas más comentados es sin duda la pantalla que incorporará el próximo buque insignia de la compañía surcoreana. Lo último: según Tencent, Sharp podría fabricar las pantallas del Galaxy S5, rompiendo con todos los esquemas.

Puede ser que la fuente no sea de gran confianza para algunos, pero si os decimos que Tencent es uno de los portales de servicios en Internet más grandes del mundo, únicamente superado por Amazon y Google, además de ser líder de este sector en China, la cosa cambia. Es una voz de peso y lanza una información que es cuanto menos, sorprendente.

El Samsung Galaxy S5 es sin duda uno de los temas más importantes que están y estarán rondando durante los primeros meses de 2014, presumiblemente hasta el MWC que se celebrará en Barcelona el próximo febrero, fecha marcada para la presentación por la mayoría de informaciones transcendidas hasta ahora. Si alguna característica del nuevo smartphone de la firma asiática ha dado que hablar últimamente, esta ha sido su pantalla. Una pantalla que en principio podría ser curva y que después se descartó por los problemas para producir este tipo de panel en masa. Después, su tamaño, que podría verse incrementado hasta las 5,25 pulgadas, y ahora el fabricante.

La información que teníamos a finales de diciembre apuntaba que las pantallas AMOLED de 5,25 pulgadas, resolución WQHD y densidad 560 ppp ya habrían empezado a producirse de manera masiva. Sin embargo, los datos de Tencent apuntan en una dirección bien diferente. La lámina que sería fabricada por Sharp sería Ultra LTPS 2K y, eso sí, de 5,25 pulgadas como se venía comentando.

La información, recogida por los compañeros de MovilZona, no está confirmada oficialmente y choca frontalmente con todo lo que conocíamos hasta el momento, por lo que las dudas son inevitables: En primer lugar, la idea de una pantalla curva fue desechada por Samsung por falta de tiempo, para no tener problemas de stock tras el lanzamiento del dispositivo, y un cambio de este calibre, supondría un retraso importante. Además, resulta extraño simplemente el hecho de que Samsung cambie sus pantallas AMOLED por las fabricadas por Sharp.

Por otro lado, a favor de la información proporcionada por Tencent, juega la partición empresarial del 3% que Samsung tiene en Sharp y que podría haber acercado posturas a la hora de buscar un bien común. ¿Quizá sea una probatura? Aunque parece difícil que sea ya para el Galaxy S5, puede que estos rumores tengan parte de razón y la colaboración entre las compañías se haya empezado ahora con vistas a un futuro cercano, incorporar las pantallas Sharp en alguno de sus dispositivos.