Movistar Fusión alcanza 2,6 millones de clientes en su primer año en el mercado

Telefónica ha comunicado los resultado correspondientes al tercer trimestre del año donde hemos podido conocer que el producto convergente Movistar Fusión cierra su primer año con 2,6 millones de clientes. El 52% de los clientes de banda ancha fija y 39% de teléfono móvil del segmento residencial cuenta con alguna de las tarifas que ofrece Movistar Fusión, convirtiéndose en la oferta más destacada de la operadora.

Telefónica ha presentado los resultados del tercer trimestre del año y en el apartado relativo a nuestro país se observa una gradual recuperación del negocio. Se han estabilizado la caída interanual de ingresos y se ha mejorado el OIBDA en términos absolutos y de rentabilidad. El proceso de transformación de la compañía es el principal responsable de esta estabilización, lo que le permite mejorar su posición y liderar el crecimiento del mercado convergente.

En este mercado destaca especialmente la oferta Movistar Fusión, que combina en el mismo producto la banda ancha y el teléfono móvil, con posibilidad de añadir la televisión. Ese producto cumple su primer año y lo hace con 2,6 millones de clientes. Del total de clientes de banda ancha de Movistar en España, el 52% tiene una de las tarifas de Fusión. En el segmento móvil, el 39% cuenta con algún paquete relativo a Fusión. Además, hay que mencionar la existencia de más de 1 millón de líneas adicionales.

Este último trimestre ha destacado especialmente por la mejora en el porcentaje de altas, tanto de nuevos clientes como de clientes ya existentes que contratan Fusión. Esta oferta convergente ya supone el 60% de las altas de la operadora. Los clientes con fibra ya rozan el medio millón al cierre del tercer trimestre, lo que supone duplicar el número en un año. En total, 3 millones de hogares tienen acceso a esta tecnología.

El recorte del 60% de la tarifa de interconexión móvil en el mes de julio ha mermado los ingresos totales de fijo y móvil sin venta de terminales. Estos presentan una caída del 11,2% en comparación con el primer trimestre de 2012. Los ingresos por operaciones alcanzan los 9.763 millones de euros, con un descenso del 14,1% interanual, principalmente por la eliminación de los subsidios para comprar un nuevo terminal.