La CMT intenta resucitar el mercado de la banda ancha

La CMT intenta resucitar el mercado de la banda ancha

Javier Sanz

La Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones rebajará el precio mayorista del GigADSL, es decir, el precio que el resto de operadores pagan a Telefónica por revender sus productos, que pasaría de los 21 euros actuales a los 16 euros. Con esta medida, el regulador pretende «resucitar el mercado de la banda ancha» con la esperanza de que la reducción del precio mayorista sea trasladada a los consumidores, pero la Asociación de Internautas considera que las medidas anunciadas no cambiarán el estatus de España de disponer del ADSL más caro y lento de Europa y lo que es peor, no sacarán del coma al mercado del ADSL y el desarrollo de la Sociedad de la Información.

Los datos del último trimestre ponen en evidencia una desaceleración del crecimiento de la banda ancha muy preocupante que no nos permite salir del vagón de cola de la Unión Europea, en cuanto al número de líneas de banda ancha por 100 habitantes (13,9) ni reducir nuestro diferencial con los países líderes de la UE ni recortar nuestra brecha digital.

Desde abril de 2006 el mercado de la banda ancha en su modalidad ADSL muestra claros síntomas de agotamiento. La comparación interanual, siguiendo los datos de la CMT, refleja crecimientos mensuales inferiores a los registrados en los mismos meses de 2005.

Pero el coma del mercado de ADSL se ve agravado por el crecimiento casi nulo que registra la banda ancha a través del cable, que está a punto de certificar su crecimiento 0, ya que en último trimestre apenas crece en 30.000 líneas.

Para completar el panorama, las modalidades de acceso ADSL a través de bucle desagregado o compartido muestran un lento avance tanto mensual, como interanual y el acceso indirecto (GigADSL), sobre el que ahora se anuncian las medidas de reducción de precios mayoristas, no sólo no crece, sino que retrocede.

Para la Asociación de Internautas el agotamiento del mercado de la banda ancha es, al mismo tiempo, el agotamiento del marco regulador que le ha dado cobijo. Desafortunadamente su diseñador, la CMT, lejos de corregir los errores vuelve a apostar por la reventa de servicios, confiando en que los operadores alternativos trasladen la reducción de precios mayoristas al usuario, aunque algunos ya anuncian que no será en Navidad, es decir, que lo que paguen de menos engrosará sus márgenes.

En resumen, la CMT, posterga el diseño de un marco favorable para la innovación y la inversión.

En el siguiente enlace, mostramos un cuadro indicando las cifras de usuarios de ADSL desde julio de 2005