Análisis: Repetidor WiFi Premium de Orange

Hardware

Hoy os traemos el análisis del Repetidor WiFi Premium de Orange. Este repetidor fue anunciado el pasado mes de abril, y está diseñado para trabajar en armonía con el Livebox Fibra o el Livebox+ que usan tanto Orange como Jazztel. La clave de este repetidor es que cuenta con WiFi inteligente, por lo que se integra con nuestra red WiFi para que sea nuestro dispositivo el que cambie de punto de acceso automáticamente sin que tengamos que hacer nada. Y funciona tanto si eres cliente de Orange como si lo eres de Jazztel.

Características técnicas del Repetidor WiFi Premium de Orange

El Repetidor WiFi Premium de Orange ofrece velocidad hasta 1700 Mbps a través de WiFi 802.11 ac (WiFi 5), con seis antenas internas. Las características completas de hardware son:

  • CPU QT3860B con 16MB de Memoria Flash y 256MB de RAM.
  • 2 puertos Gigabit Ethernet (GE) RJ45.
  • Wi-Fi 802.11ac 4×4 1700 Mbps (5 GHz).
  • Wi-Fi 802.11n 2×2 300 Mbps (2.4 GHz).
  • 6 antenas Wi-Fi internas.
  • 5 LEDS de Estado (Alimentación, Señal, WPS, Modo, Internet).
  • 2 botones (WPS, Reset) y un Selector de Luminosidad de LEDs.
  • Fuente de alimentación 12V 1.5A. Protección ITU-T K21+.
  • Cable Ethernet RJ45 categoría CAT5e.
  • Dimensiones y peso: 176 x 133 x 69 mm, 375 gramos

Unboxing y análisis externo

La caja nos muestra a grandes rasgos las principales características del repetidor y una visión de todos los lados de él. Al abrirlo encontramos el manual de instrucciones, el repetidor, un cable Ethernet Cat.5e y el cable de alimentación.

El repetidor es bastante fino, y el hecho de que lo podamos colocar en vertical nos da una mayor versatilidad para que ocupe menos espacio y podamos colocarlo en una estantería donde parezca un libro más (eso sí, con dos luces siempre encendidas).

En la parte frontal del repetidor encontramos 4 indicadores LED y el botón de WPS, que por orden descendente representan:

  • Alimentación (encendido o apagado)
  • Calidad de la conexión entre el repetidor y el router
  • Estado de WPS
  • Modo: repetidor, punto de acceso o cliente

En la parte trasera encontramos:

  • Pulsador de reset
  • Dos puertos Gigabit Ethernet RJ45
  • Botón de encendido y apagado
  • Conector de alimentación

En el lateral del router también tenemos un LED naranja. Podemos ajustar la iluminación en Normal, Reducida o Sólo Frontal, en la cual se apaga por completo la luz lateral.

En la parte inferior encontramos la etiqueta de configuración, con la contraseña WiFi del repetidor, la dirección IP local para acceder a él, la dirección MAC, etc. Vemos también el logo de Arcadyan.

Prueba

Modo Repetidor WiFi

El proceso de configuración es realmente sencillo, independientemente de si lo hacemos para poner el repetidor en modo amplificador WiFi, o si lo estamos usando como extensor. Para emparejarlo mediante WiFi tenemos que tener el router y el repetidor en la misma habitación. Después de esperar unos minutos a que arranque, el LED de Modo se quedará fijo. Las luces serán Power en verde, Señal en rojo y Modo en naranja.

En ese momento, pulsamos el botón WPS durante un segundo, y la luz naranja empezará a parpadear. Ahí, pulsamos el botón WPS del router y también empezará a parpadear la luz del WiFi. Ambos se sincronizarán y el router se reiniciará. A partir de ahí ya funcionará correctamente en modo repetidor y podemos llevarlo a la parte que queramos de casa. El LED de señal estará naranja si recibe poca señal WiFi, y en rojo si no está conectado.

En este modo también podemos conectar un cable Ethernet al repetidor, aunque la señal seguirá yendo a través de WiFi entre el repetidor y el router. En el caso de que sólo vayas a usar el modo Ethernet, puedes desactivar la repetición de WiFi dejando pulsado el botón WPS durante 15 segundos. Para activarlo es necesario pulsar el botón de reset.

Modo extensor WiFi (o punto de acceso)

La segunda opción que tenemos a nuestro alcance es usar el Repetidor WiFi Premium como extensor WiFi. Para ello, tenemos que llevar un cable Ethernet desde el router a la habitación donde queramos colocarlo. Lo conectamos, y el proceso de configuración se realizará automáticamente. Cuando esté activado el modo Punto de acceso, se encenderá la luz azul.

A partir de ahí, podremos enchufar otro dispositivo por Ethernet al segundo conector del repetidor como si lo estuviéramos conectando directamente al router, además de gozar de toda la potencia de una conexión WiFi sin ningún tipo de pérdida.

Tanto en modo repetidor como en modo extensor tenemos la opción de crear una red WiFi independiente, o integrarla dentro del WiFi inteligente del Livebox Fibra. Gracias a ello, el dispositivo WiFi que conectemos se cambiará automáticamente de red cuando estemos más cerca del router o del repetidor (como es el caso de un smartphone).

En el caso de querer realizar cualquier ajuste del repetidor, tenemos que acceder a la dirección IP http://192.168.250.250. Una vez lo hayamos emparejado con el router, el acceso se hará a través de 192.168.1.1 en el panel del router, o también puede que se le asigne una nueva dirección IP local que podemos consultar en el mismo router. En este panel del repetidor podemos consultar datos sobre la red y conocer qué dispositivos hay conectados a ella.

En cualquiera de los casos, mediante el WiFi inteligente la red WiFi será la misma a ojos del dispositivo que conectemos, con el mismo SSID y la misma contraseña.

Pruebas de velocidad

En modo Punto de acceso, con cable Ethernet, la velocidad que da el repetidor es la prometida, alcanzando velocidades de hasta 1 Gigabit si transferimos archivos de manera local. En el caso de la velocidad de la fibra óptica, la velocidad que ofrece es exactamente la misma que si lo conectamos directamente al router, como podemos ver en las siguientes dos imágenes con los 600 Mbps simétricos sin ningún tipo de problema en ambos casos.

En el caso del WiFi, los valores ya varían más y dependen de la calidad de la tarjeta que tenga tu ordenador, portátil, tablet o cualquier otro dispositivo. Los valores de velocidad son idénticos a los que ofrece el Livebox Fibra en la misma distancia. Los que hemos obtenido han sido los siguientes:

  • WiFi en el móvil al lado del router: 216 Mbps de bajada / 150 Mbps de subida
  • WiFi en el móvil en la habitación contigua al repetidor con un tabique en medio: 190 Mbps de bajada / 112 Mbps de subida
  • WiFi en el portátil al lado del router: 286 Mbps de bajada / 447 Mbps de subida
  • WiFi en el portátil en la habitación contigua al repetidor con un tabique en medio: 283 Mbps de bajada / 206 Mbps de subida

¿El mejor extensor que ofrece un operador en España?

A la hora de comprar un repetidor WiFi, debéis tener en cuenta dónde queréis colocarlo, qué uso le vais a dar, y si puede integrarse directamente con vuestro router. Los repetidores que venden los operadores españoles para sus routers son de lo más completo que podemos encontrar, ya que ofrecen todo lo que necesitamos.

En el caso del Repetidor WiFi Premium de Orange, éste se adaptada completamente a las necesidades de los usuarios de Livebox Fibra, como es mi caso. En una casa de cuatro plantas, el router está en la segunda, por lo que el WiFi llega bastante atenuado a la cuarta planta, donde tengo puesto un Ethernet para el ordenador. Es ese cable Ethernet el que he conectado al repetidor, y a su vez me permite llevar otro cable Ethernet al PC, teniendo también WiFi a máxima velocidad en la habitación. Y todo ello bajo una única red WiFi.

Uno de los pocos inconvenientes que encontramos es que en algunas ocasiones la red WiFi no se cambia automáticamente cuando cambiamos de planta, aunque por regla general esto no suele ser así. Puede que no se enganche a la otra cuando cambiamos de planta inmediatamente, pero pasados unos minutos se suele hacer el cambio de manera automática sin que haya que apagar y encender el WiFi del móvil o tener que seleccionar la red a la que queremos conectarnos.

Conclusión

Si tienes un Livebox Fibra o un Livebox+ y quieres ampliar la red WiFi de tu casa, no dudes en comprarte el Repetidor Wi-Fi Premium de Orange. Su precio es muy ajustado y similar a lo que cuestan otros repetidores de marcas como TP-Link o Netgear, pero ninguno de ellos tiene la ventaja de poder integrarse con tu router para crear una red WiFi en malla.

El Repetidor WiFi Premium se puede comprar en la web oficial de Orange. Libre cuesta 50,70 euros, mientras que lo podemos pedir a plazos en 24 meses por 2,10 euros al mes (50,4 euros en total). Por este precio, podemos extender el alcance de la red WiFi en modo repetidor, o incluso podemos extenderla hasta donde queramos mediante un cable Ethernet y no perder ningún tipo de prestación en el camino, ya que es como tener un segundo router en otro punto del hogar. Y todo ello pudiendo conectar a su vez un dispositivo por Ethernet al repetidor para no tener problemas de latencia o estabilidad.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone