El fallo de las aplicaciones predeterminadas en Windows 10 se conocía desde mayo

Software

April 2018 Update fue una de las actualizaciones que menos problemas ha dado de Windows 10 en los últimos años, a pesar de que tuvo que ser retrasada por un fallo grave. Sin embargo, con October 2018 Update no han afinado tanto, y no hay día que no paren de salir nuevos fallos. Ahora, uno que se conocía desde mayo está presente en esta última versión que actualmente se encuentra retirada y bajo revisión.

Un nuevo fallo impide cambiar la aplicación por defecto con la que abrimos un archivo

Este fallo de Windows 10 October 2018 Update rompe la asociación de archivos, evitando que estos archivos se abran con el programa predeterminado que queramos. Por ejemplo, no se puede asociar un archivo MP4 para que se abra con VLC por defecto, o un documento de texto con Notepad++.

windows 10 app programa por defecto

Que esta versión tenga fallos no es nuevo si tenemos en cuenta que hace justo un mes conocimos el fallo en el que algunos archivos de Windows 10 se borraban si habíamos cambiado la ubicación por defecto de carpetas como Documentos o Imágenes. Este fallo había sido reportado múltiples veces en el Centro de opiniones de la Microsoft Store por los Insiders, pero no había sido reparado.

El fallo de asociación de archivos fue reportado en mayo, y quien lo reportó esperaba que Microsoft lo arreglase en la actualización acumulativa mensual que fue publicada el 12 de junio, pero no fue arreglado ni ahí ni en versiones posteriores, llegando a la versión final publicada hace un mes. Además de en la versión de octubre, hay usuarios reportando que también les ocurre con April 2018 Update.

El fallo está causado por el paquete de actualización KB4464330, y Microsoft está trabajando actualmente en una solución que estaría disponible a finales de noviembre, cuando se estima también que lanzarán la November 2018 Update con todos los fallos arreglados.

Microsoft todavía no ha arreglado el fallo que desactiva Windows 10

Otro grave fallo que ha empezado a ocurrir esta semana es que Windows 10 se está desactivando para muchos usuarios, además de que a otros se les está rebajando de la versión Pro a la versión Home. Este fallo ha sido reconocido por Microsoft, y tiene que ver con un problema en sus servidores. Según afirmaron, debería estar arreglado en los próximos días.

Personalmente, he confiado en Microsoft con todas las actualizaciones que han lanzado para el sistema operativo, pero esta October 2018 Update ha sido la gota que ha colmado el vaso. Para futuras actualizaciones no pienso actualizar el primer día, algo que estaba casi obligado a hacer para poder probar y hablar todas las novedades relacionadas con el sistema operativo.

A partir de ahora, Microsoft ha de saber que no puede permitirse lanzar una versión con tantos fallos, ya que cientos de millones de ordenadores de todo el mundo utilizan Windows 10, y dependen de un sistema operativo seguro y fiable para trabajar o para un uso lúdico sin problemas; algo que la compañía no está garantizando a pesar de ser un sistema operativo de pago.

Escrito por Alberto García

Fuente > Forbes