Samsung Odyssey Z: nuevo portátil gaming con lo último de Intel

Hardware

El anuncio de los nuevos procesadores Intel de octava generación, incluyendo nuevos modelos para portátiles basados en Coffee Lake, ha supuesto que algunos fabricantes hayan anunciado nuevos portátiles que equipan estos chips. Una de ellas ha sido Samsung, que ha anunciado el Odyssey Z con unas características rompedoras.

Samsung Odyssey Z: equipando uno de los nuevos i7 de Intel y con una gran refrigeración

El Samsung Odyssey Z cuenta con un diseño ultrafino y una nueva solución de refrigeración para conseguir la mejor temperatura posible incluso cuando estemos jugando. El dispositivo se ha anunciado en la misma conferencia celebrada en Pekín donde Intel ha revelado sus nuevos chips, y por ello Samsung equipa uno de ellos.

La compañía no ha dicho qué modelo concreto han equipado, pero han dicho que es un Intel Core i7 de 8ª generación con 6 núcleos y 12 hilos. Esto nos deja como dos únicas opciones un i7-8750H o un i7-8850H, siendo la única diferencia entre ambos la frecuencia (2,2 GHz base y 4.2 GHz Boost para el 8750H, y 2,6 GHz de base y 4,3 GHz de Boost para el 8850H). El TDP es el mismo (45 W), y cuentan con 9 MB de cache y soporte para Intel Optane. Sin embargo, sólo el 8850H cuenta con compatibilidad con Intel vPro.

En cuanto a la tarjeta gráfica, Samsung ha equipado una NVIDIA GeForce GTX 1060 Max-P con 6 GB de VRAM, que rinde un 10% mejor que la 1060 Max-Q. El teclado retroiluminado cuenta con keycaps Crater, diseñadas para tener un tacto similar a un ordenador de escritorio. Además, hay accesos directos para funciones como grabar nuestras partidas, o para activar un modo silencioso donde el portátil funciona como mucho a 22 decibelios.

Permite equipar un SSD NVMe de hasta 1 TB

El sistema de refrigeración que Samsung ha diseñado para este portátil ha sido bautizado como AeroFlow Cooling System, que tiene tres componentes clave que refrigeran el procesador y la tarjeta gráfica: Una cámara de vapor que reparte el calor de manera dinámica, un disipador “Aeroflow Z”, y un extractor de aire a presión llamado “Z Blade Blower”. Todo esto se consigue gracias a no equipar un lector de DVD, algo que más marcas deberían ir haciendo ya que casi nadie los utiliza en portátiles.

Entre el resto de prestaciones encontramos la posibilidad de equipar hasta 16 GB de RAM, o hasta un SSD de 1 TB NVMe PCIe. La batería es de 54 Wh, y el portátil pesa 2,4 kg. Sus dimensiones son de 375,6 x 255 x 17,9 mm, y cuenta con una pantalla Full HD de 15,6 pulgadas, una webcam 720p, dos altavoces de 1,5 vatios cada uno. El adaptador de corriente es de unos impresionantes 180 vatios. A nivel de conectividad encontramos un USB tipo C, dos USB 3.0, un USB 2.0, un HDMI, un jack para auriculares, y un Ethernet.

El portátil estará disponible este mismo mes de abril en Corea del Sur y China, llegando a Estados Unidos en el tercer trimestre de 2018. Samsung no ha comentado nada sobre su disponibilidad en Europa. Tampoco se ha revelado su precio.

Escrito por Alberto García

Fuente > Samsung