Prueban la resistencia del iPhone X ¿cuánto aguanta su cuerpo de cristal?

Telefonía

El iPhone X está al fin disponible en el mercado. Después de nuestro análisis es momento de ver otro tipo de pruebas sobre el iPhone X, y especialmente las de resistencia, tratándose de un teléfono inteligente que en nuestro mercado parte desde 1.159 euros, y alcanza los más de 1.300 euros para la versión con 256 GB de memoria interna. Ya llegan los primeros análisis de resistencia, y en el que nos ocupa podemos ver cómo es sometido a arañazos e incluso fuego en la pantalla.

Uno de los grandes cambios del iPhone X respecto a la generación anterior está en su cuerpo de cristal sobre un chasis de aluminio. Esto diseño lo comparte con los iPhone 8 Plus y iPhone 8, y según la firma de Cupertino todos ellos cuentan con un tratamiento especial para hacer su cubierta de vidrio resistente a los arañazos. Pero ¿acaso es cierto que resiste mejor que los anteriores? Pues al fin, en este vídeo siguiente podemos ver al iPhone X enfrentándose a punzones y una cuchilla, y lo cierto es que su carcasa resiste de buena forma.

Así resiste el iPhone X a todo tipo de agresiones con su combinación de cristal y aluminio

Pocos son los daños que sufren el módulo de cámara trasero, recubierto con zafiro, y el marco de aluminio que ‘asoma’ en el diseño del terminal por su chasis metálico. Lo cierto es que la resistencia del teléfono inteligente se muestra bastante elevada respecto a otras alternativas del mercado y en este tipo de ‘agresiones’. No obstante, en este vídeo se muestran este tipo de ‘ataques’ contra el iPhone X y también una prueba de fuego contra la pantalla; pero habrá que ver más adelante cómo resiste a las caídas su cubierta trasera de cristal.

Y hay en este vídeo otra prueba interesante. ¿Recuerdas cuando se lanzó el iPhone 6 hace unos años? Por aquel entonces Apple tuvo problemas porque algunos terminales se doblaban cuando se ejercía fuerza en los extremos. Sin embargo, la compañía de Cupertino resolvió el ‘bendgate’ con el lanzamiento del iPhone 6s que era ligeramente más grueso y pesado. Y ahora, con el iPhone X, lo cierto es que es extremadamente complicado ejercer fuerza sobre su cuerpo hasta tal punto en que siquiera se doble ligeramente. De momento, estas pruebas de resistencia han sido favorables para el iPhone X.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Vía > MovilZona