Más países europeos ponen fecha a la llegada de la TDT2

Cada vez son más los países europeos que fijan la fecha para migrar sus emisiones de televisión digital terrestre a la nueva TDT2 o DVB-T2. El último en apuntarse a este cambio es Italia, que lo hará a partir del 1 de julio de 2022. Por el contrario, en España se desconocen los planes del gobierno para aplicar esta tecnología y tampoco se está haciendo demasiado para que los usuarios la conozcan, junto con sus ventajas. De hecho, la mayoría compra nuevos televisores sin saber si serán compatibles con la TDT2.

Italia ha comunicado oficialmente que la transición hacia la TDT2 comenzará el próximo 31 de marzo de 2018 y se extenderá algo más de cuatro años hasta el 1 de julio de 2022. En la fecha de inicio de la migración conoceremos las reglas para el cambio de frecuencias y todos los cambios que se realizarán, aprovechando para liberar la banda 700 MHz para la futura llegada del 5G.

Entre el 1 de enero de 2020 y el 30 de junio de 2022, se establecerá un periodo transitorio donde es posible que ambas tecnologías convivan para facilitar la adaptación a los usuarios. Como hemos dicho, es muy posible que sea necesario invertir en nuevos televisores o en sintonizadores externos adaptados. Hasta 100 millones de euros se destinarán a ayudas para este proceso.

¿Y qué pasa con la TDT2 en España?

La situación de Italia, y de otros países europeos, choca frontalmente con la que tenemos en España. En nuestro país no hay planes definitivos para la migración a TDT2 ni tampoco hemos explicado todavía a Europa cómo vamos a hacer lo de liberar frecuencias en el segundo Dividendo Digital. Aprovechar para migrar también a DVB-T2 podría ser una forma compensar este importante movimiento.

dvb-t2-tdt-5g-2020

Más allá de eso, tenemos un problema con las ventas de televisores adaptados. Se estima que del total que ya tenemos en casa, solo un 10% estaría preparado para este nuevo estándar. Es más, 12 millones (de los casi 40 millones), no tiene ni siquiera HD. Por eso, muchas voces han pedido que, a partir del 1 de enero de 2018, no se permita la venta de “televisores que no lleven como mínimo un demodulador DVB-T2 y un descodificador MPEG2/4”.

Además, si el ritmo de renovación de estos equipos sigue como hasta ahora, se estima que el sistema DVB-T2 tardará en implantarse 24 años. Esto se reduciría a prácticamente la mitad si se aplica la prohibición de no vender televisores no adaptados a partir del año que viene.