¿Está volviendo Microsoft a las andadas con la privacidad de los usuarios en Windows 10?

La última versión del popular sistema operativo de Microsoft, Windows 10, lleva entre nosotros más de dos años y lo cierto es que la penetración de mercado y aceptación de esta nueva versión está siendo más lenta de lo que la firma esperaba en un principio.

La principal razón de todo ello es que millones de usuarios se muestran reacios a migrar de versiones más antiguas, como Windows 7, a esta plataforma en principio más moderna y segura que su predecesora, algo más que confirmado y repetido hasta la saciedad por la propia Microsoft. Una de las principales razones de todo ello, según muchos, son las dudas en lo que se refiere a la telemetría de Windows 10, es decir, a la cantidad de datos que el software recaba de los usuarios para su posterior envío a los servidores de la compañía.

Este ha sido desde el principio uno de los lastres que esta última versión de Windows ha venido arrastrando, un tema que parecía resuelto después de que la la Comisión Nacional Francesa de Protección de Datos, aceptase las mejoras en este sentido realizadas en la actualización Creators Update por parte de la firma de Redmond. Sin embargo la alegría le ha durado poco a la compañía, más si tenemos en cuenta que nos encontramos a las puertas, en cuestión de horas ya, del lanzamiento de la otra actualización importante del año, la Fall Creators Update.

Nuevas acusaciones son lanzadas relacionadas con la privacidad en Windows 10

Decimos esto debido a que, por lo que se ha sabido, ahora los reguladores holandeses han acusado una vez más a Microsoft de violar las leyes de protección de datos, todo ello debido a que consideran que no se da a los usuarios la suficiente información sobre los datos personales que recoge Microsoft al hacer uso de Windows 10.

Windows 10 privacidad

Esta reciente queja ha venido de mano de la DPA o Autoridad de Protección de Datos de los Países Bajos, hecho que se hace especialmente notorio por el momento en el que estamos, ya que con el lanzamiento de la Fall Creators los de Redmond pretenden remontar buena parte del mercado no logrado anteriormente con todas las novedades que se han integrado.

Una de las principales razones de ser de esta nueva acusación es que la DPA considera que la empresa no informa claramente a los usuarios de que recopila continuamente datos personales acerca del uso de las aplicaciones y el comportamiento de navegación web a través de su navegador, Edge, cuando se utilizan los ajustes predeterminados. Como no podía ser de otro modo, Microsoft niega rotundamente estos hechos, pero también afirma que están trabajando con los reguladores para encontrar soluciones apropiadas, es más, apuntan a que el sistema operativo ya está configurado para publicar más mejoras relacionadas con la privacidad en la Windows 10 Fall Creators Update.

Veremos si estos cambios logran apaciguar el enfado de muchos y ganarse la confianza de los usuarios de versiones anteriores de Windows para que finalmente migren a Windows 10.