Mozilla ofrece 2 millones de dólares para descentralizar Internet

Escrito por Claudio Valero
Redes

Internet es un lugar bastante centralizado pese a lo que nos quieren hacer ver. Unas pocas compañías controlan buena parte de los servidores a los que nos conectamos a diario. Además, esto complica el acceso desde las zonas más pobres, desde áreas rurales o desde zonas de catástrofe. Por ello, la Fundación Mozilla ofrece una recompensa de 2 millones de dólares para las personas que presenten proyectos para descentralizar Internet.

Mozilla y la National Science Foundation están ofreciendo 2 millones de dólares de premio a las mejores ideas para descentralizar Internet. Desde el pasado día 21 aceptan propuestas y cualquier puede animarse a participar. La Fundación cree que Internet es un recurso público y global al que debería poder acceder cualquiera.

Además, señala que en pleno siglo 21, todavía existen cientos de lugares con dificultad para acceder a Internet. Esto les hace perder oportunidades a nivel económico, de educación, servicios gubernamentales o la simple posibilidad de comunicarse con amigos, familia y otros conocidos.

No obstante, no tenemos que pensar directamente en el tercer mundo. Hasta 34 millones de habitantes de Estados Unidos, un 10% de la población, no cuentan con acceso a Internet de calidad. Este número aumenta en otras zonas rurales del planeta hasta el 39% o en zonas con tribus hasta el 41%. Cuando sucede una catástrofe en estas zonas, esto puede llegar a ser un problema.

2 millones para descentralizar Internet y “conectar a los desconectados”

Por todo esto, ofrecen una recompensa de 2 millones de dólares para las soluciones inalámbricas que permitan a las personas acceder a Internet después de desastres naturales o de otra índole. También para las iniciativas que conecten a Internet de calidad a muchas comunidades que han quedado aisladas.

La idea es evitar un mundo de dos velocidades, donde Internet se convierta también en una forma de diferenciación entre ricos y pobres. Las propuestas aceptadas por Mozilla pueden consistir en soluciones de hardware para el acceso, pero también en aplicaciones OTT que funcionen “sobre” las redes actuales.

Todo debe ser sencillo, portátil y con facilidad para alimentarlo, ya sea con fuentes alternativas de energía u otras soluciones. Como ejemplo, nos hablan de una mochila que contenga un disco duro con un pequeño ordenador, una batería y un router WiFi. El router WiFi daría acceso a aplicaciones de mapas o de mensajería.

Fuente > blog.mozilla.

Continúa leyendo
  • luismg

    SIlicon valley temporada 4, me suena…

  • Fernand0

    Bonita iniciativa (idealista) pero me pregunto yo de que serviría llevar internet a todos los sitios inaccesibles del planeta, donde en muchos de ellos gobierna la injusta por medio de la violencia, crímenes de guerra, esclavitud, muerte (como con los “diamantes de sangre” o las “minas de coltan” de donde sale nuestra preciada tecnología) no se supongo que no de mucho por que internet no va a cambiar demasiado su terrible entorno, lo que si alimentaria sería un rencor y odio pocas veces visto por la tremenda desigualdad que rige este planeta y donde ellos salen perdiendo a todas luces. Siento es equivalente como mostrarle un plato de comida a alguien hambriento pero que a su vez esta atado lejos y con cadenas para que le sea imposible alcanzarlo y de ahí (a riesgo de sonar loco) lo único que podría salir son unos grandes deseos de “venganza” sobre la sociedad establecida, vamos al estilo de los recientes ataques terroristas pero ahora con origen distinto. Una disculpa por si mi opinión puede parecer discriminatoria u ofensiva, no es esa mi intención (solo el hacer ver un escenario hipotético con problemas que no se han contemplado y que se podrían prevenir) saludos.

    • Hipolito Gonzalez

      Te entiendo, y aunque tambien comparto tu opinion, el tener acceso a ver cosas “mejores” hace que tambien “mucha gente” sienta ganas de superacion, de mejorar, de educarse porque ve que hay cosas mejores que se pueden alcanzar. Tiene ambos lados de la moneda