No, los usuarios de Kodi no corren el riesgo de pasar diez años en la cárcel

Escrito por David Onieva
Actualidad

La lucha contra todo lo relacionado con la piratería en el Reino Unido a todos los niveles, en ocasiones se acerca a lo paranoico, ya que ciertos estamentos no saben qué hacer ni de qué manera actuar para acabar con algo que ya lleva más de una década entre nosotros y que tiene millones de usuarios diarios en todo el mundo.

Y es que hasta la misma prensa de la región parece haber entrado en esa «guerra» dedicándose en estas últimas semanas a intentar asustar a determinados usuarios, pero vayamos por partes. Desde hace ya varios meses, el gobierno del Reino Unido empezó a advertir a todos aquellos que fueran partícipes de acciones relacionadas con la piratería, que podían enfrentarse a penas de hasta 10 años de cárcel. Eso sí, ese sería el máximo aplicable a determinados casos, en concreto a todos aquellos que se dedican a subir contenidos sujetos a derechos de autor a la Red para compartirlo con el resto del planeta.

Pues bien, como ya os hemos mencionado en varias ocasiones a lo largo de estos últimos meses, a los ya más que conocidos sistemas de pirateo basados en las redes P2P o el streaming, hay otra plataforma que poco a poco ha ido adquiriendo una gran importancia en este sector, hablamos del programa Kodi y todo lo que le rodea. Partamos de la base de que el software Kodi, como tal, es algo totalmente legal, ya que no es más que un centro multimedia multiplataforma encargado de reproducir todo tipo de contenidos como música, vídeos, televisión, fotografías, etc.

El problema viene cuando a este se le instalan add-ons o añadidos de terceros que llaman directamente a contenidos con copyright para que los usuarios puedan utilizarlos de manera gratuita. Hablamos de la reproducción de películas y series o las emisiones de canales de pago a través de esta plataforma. Es por ello que en muchos países, entre ellos el mencionado Reino Unido, han comenzado a preocuparse y a tomarse muy en serio el uso de los dispositivos cargados con este software y sus correspondientes añadidos ilegales.

Kodi cárcel

Por lo tanto, como decíamos, algunos medios de comunicación de la zona como The Mirror, Daily Mail, The Sun o The Express, están estas últimas semanas informando a la gente que está haciendo uso de un set-top-box con Kodi, que corren el riesgo de pasar diez años de su vida en la cárcel por todo ello. Es evidente que este es un claro movimiento, otro nuevo, que se ha generado en el país para intentar disuadir a la gente y que deje de hacer uso de la piratería.

Hay que tener en cuenta que, al igual que sucede en nuestro país, la piratería siempre ha sido un tema bastante popular en el Reino Unido, ya que buena parte de la población ha hecho o hace uso de la misma de alguna manera. Sin embargo estas advertencias, como hemos dicho, no son más que una manera más de asustar a los usuarios del centro multimedia y de los dispositivos que se encargan de hacerlo funcionar.

¿10 años de cárcel por usar Kodi? En absoluto

Como se ha podido saber, las sanciones por delitos relacionados con la infracción referida a los derechos de autor on-line que alcancen los 10 años de prisión, están sujetos a una serie de casos muy concretos y en determinadas circunstancias. De hecho estas penas serían válidas tan solo para los usuarios que se encargan de subir estos contenidos pirata a Internet para su difusión masiva a través de diferentes medios, algo que claramente nos tiene nada que ver con aquellos que retransmiten contenidos en sus hogares a través del software Kodi. Sin embargo este tipo de especulaciones que se han ido extendiendo entre algunos medios de comunicación a este respecto, bien por desconocimiento, bien por asustar, no hacen más que confundir a la gente, aunque quizá ese sea precisamente uno de los principales objetivos de dichas publicaciones.

Kodi cárcel

Cierto es que a lo largo de los últimos meses, la expansión y venta en el mercado de dispositivos de todo tipo con el software Kodi instalado y preparado para acceder a contenidos con derechos de autor de manera gratuita, ha crecido exponencialmente. Es por ello que multitud de grupos antipiratería ya han puesto este software como objetivo claro contra el que luchar en esta batalla que parece no tener fin, tal y como en su día sucedió con las redes P2P o los servidores y portales web de contenidos para su emisión directa vía streaming.

Algo muy similar está ocurriendo últimamente en algunas redes sociales, en las que se está denunciando que determinados usuarios están compartiendo en directo diversas retransmisiones deportivas de pago para que sus seguidores puedan verlas. Cierto es que se debe procurar acabar con este tipo de prácticas consideradas por algunos como poco éticas, pero siempre dentro de la veracidad de las informaciones y sin intentar crear un clima de pánico entre determinados usuarios y sistemas de uso.

Fuente > TorrentFreak