¿Qué nos pasa? 123456 es la contraseña más utilizada del mundo

Escrito por Claudio Valero
Software

Existe una peligrosa costumbre que nos arrastra a seguir utilizando contraseñas básicas y totalmente desaconsejadas por cualquier experto en seguridad. La seguridad, el espionaje y el robo de credenciales suelen ser los principales temores de los internautas. Pese a ello, seguimos sin fortificar nuestras cuentas online con buenas contraseñas. Al menos, eso es lo que se desprende del último informe realizado por la empresa de seguridad keeper. Ahí se desvela que 123456 volvió a ser la contraseña más utilizada de 2016.

Durante el año 2016, la firma de seguridad keeper ha analizado 10 millones de contraseñas que se hicieron públicas debido a las brechas de seguridad y filtraciones masivas. Pudieron comprobar cómo un 17% de los usuarios tenía definida su contraseña con 123456, posiblemente, una de las combinaciones más inseguras y repetidas de la historia (con permiso de 1234).

Antes de nada, os invitamos a visitar el siguiente artículo dónde os contamos cómo comprobar si alguna de nuestras contraseñas se ha filtrado online. Si lo ha hecho y no es demasiado tarde, deberíamos cambiarla cuanto antes para evitar posibles problemas en el futuro.

¿Por qué seguimos usando 123456 y otras contraseñas poco seguras?

Además de descubrir que 123456 sigue siendo la combinación más utilizada como contraseña, también se dieron cuenta que las más utilizadas del mundo sigue siendo las mismas desde hace muchos años. Es decir, pese a los esfuerzos que hemos realizado algunos, los usuarios siguen apostando por la sencillez por encima de todo.

Contraseñas navegadores

Por ello, desde esta firma de seguridad proponen que sean los administradores de sistemas y los responsables de portales web los que hagan el trabajo por los usuarios. De esta forma, no deberían permitir el registro con contraseñas poco seguras ni tampoco la utilización de alguna de las más usadas en los últimos años. Esta es la única forma que se vislumbra para conseguir una mejor seguridad.

Otro de los aspectos que vieron al analizar las contraseñas más utilizadas está relacionado con el uso de combinaciones de 6 caracteres o menos. Siempre es mejor apostar por algo más de longitud en las contraseñas para evitar los posibles ataques de fuerza bruta. También vieron como 1q2w3e4r y 123qwe aparecieron entre las más utilizadas.

Esto indica que los usuarios tomaron algo de conciencia para intentar alterar los patrones habituales, pero cayeron en errores habituales. Estas contraseñas son fácilmente “adivinables” mediante ataques de diccionario. Por último, el informe señala que los proveedores de email no hacen demasiado para evitar el SPAM al advertirse contraseñas como 18atcskd2w y 3rjs1la7qe, con muchos números para haber sido generadas por bots.

Como siempre, os invitamos a conocer los 10 mandamientos de una contraseña segura con los principales consejos que debemos cumplir sí o sí para tener la máxima seguridad posible en este aspecto. Tampoco estaría mal conocer cuáles son las 10 contraseñas que suelen probar los cibercriminales en sus ataques para evitar caer en la trampa.

Fuente > keepersecurity