Los obstáculos de MásMóvil en su lucha contra Movistar, Vodafone y Orange

Estamos hablando de la operación del año en el mercado de las telecomunicaciones por la que MásMóvil se hace con Yoigo para asentarse como cuarta operadora del mercado español. Esto, unido a la compra de Pepephone, la coloca en una buena posición para luchar contra Movistar, Vodafone y Orange, sin embargo, existen una serie de obstáculos que debe superar para poder plantar batalla.

Serán 612 millones de euros los que pague MásMóvil a TeliaSonera por hacerse con Yoigo. Esta operación se confirmó el pasado martes después de varios meses de tiras y aflojas en los que también estuvo involucrada Zegona, la firma de capital riesgo que se hizo con Telecable el pasado verano y que veía con buenos ojos la compra de Yoigo para asentarse en el mercado español.

MásMóvil

Finalmente, ha sido la operadora amarilla la que se ha llevado el gato al agua y peleará por colocarse como una cuarta operadora que plante cara a los todopoderosos Movistar, Vodafone y Orange. En la rueda de prensa concedida por su presidente, pudimos aclarar algunos extremos de la operación como el uso independiente de las marcas, las futuras tarifas o el uso de las redes móviles.

La compañía resultante de la absorción de Yoigo y Pepephone está formada por unos 4,2 millones de clientes de móvil y menos de 100.000 de banda ancha con una facturación anual estimada de 1.100 millones de euros. Son cifras lejanas a las de las tres grandes, aunque además, se encontrará con varios obstáculos a superar en los próximos años que pasan por:

Cobertura de fibra óptica de MásMóvil

El primer problema que debe resolver es el de la cobertura de fibra óptica y es algo que no puede hacer a corto plazo. Por el momento, la operadora cuenta con 720.000 hogares cableados que se reparten en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Sevilla. Hace algunas semanas os mostramos un detallado mapa de cobertura por ciudades y barrios de MásMóvil.

cobertura-fibra

En el resto del territorio tendrá que competir con el ADSL, una tarea complicada debido a la configuración del mercado español donde todo el que puede migra sin mirar atrás hacia la fibra óptica. De hecho, en el periodo interanual entre abril de 2016 y de 2015, hasta 1,5 millones de líneas de cobre se dieron de baja y fueron sustituidas por FTTH.

MásMóvil ya ha anunciado su intención de llegar a 2,3 millones de hogares en 2018 pero esa cobertura se antoja insuficiente frente a los 7,4 millones de Orange, los 8,5 millones de Vodafone o los 15 millones de Movistar. Posiblemente, un acuerdo mayorista con esta última para ofrecer fibra indirecta sea una solución a corto plazo.

Frecuencias de telefonía móvil

Todos coincidimos en que MásMóvil se ha reforzado de forma notable con Yoigo y su red móvil 4G que ofrece una cobertura del 85% de la población. La filial de TeliaSonera ha realizado un importante esfuerzo para actualizar su red con una inversión de varios millones de euros anunciada a finales del pasado año.

antena-movil

Pese a ello, una de las mayores debilidades de la red de Yoigo no es tanto el porcentaje de cobertura como las frecuencias donde opera. La operadora no tiene presencia en las frecuencias más bajas como 800 y 900 MHz, una ventaja muy importante de sus rivales a la hora de ofrecer más velocidad y mejor cobertura en interiores.

La siguiente gran oportunidad para MásMóvil llegará en unos años con la liberación de la banda 700 MHz para la telefonía móvil dentro de lo que se conocerá como el Segundo Dividendo Digital. Para ese momento, deberá tener el músculo financiero suficiente para intentar pillar su trozo del pastel.

Televisión

Otra de las patas que le faltan a MásMóvil para comparar su oferta con la de Movistar, Vodafone y Orange es la televisión. Aunque es cierto que han anunciado novedades a partir del mes de diciembre de este año, será complicado que consigan igualar los acuerdos de las grandes con grandes productoras y distribuidoras.

HBO Vodafone

Ofrecer Netflix o Wuaki, tal y como hacen Vodafone y Orange, puede ser una salida rápida y sencilla para ofrecer contenido audiovisual dentro de la tarifa convergente. Lo que sí será más complicado es el fútbol, un carísimo mercado que ha obligado a las grandes operadoras a subir los precios en los últimos años.

Servicios adicionales

Las grandes operadoras han conseguido fidelizar a los clientes con sus ofertas convergentes y ya no hay tanta voluntad de cambiar a otra compañía como hace unos años. Además, la incorporación de servicios adicionales como banca, seguridad, hogar conectado o videojuegos, busca lograr aún más fidelidad de los clientes y complicar la existencia a la competencia.

¿Qué opináis de los obstáculos de MásMóvil? ¿Puede solucionarlos para luchar contra las grandes?

Quizá te interese…

Pepephone promete que nada cambiará y anuncia la fecha de su integración en MásMóvil

Turbulencias con las OMV de MásMóvil

MásMóvil amplia su capital hasta los 250 millones de euros para financiar la compra de Yoigo