Esta es la nueva estrategia de Microsoft para que actualicemos a Windows 10

Desde que el pasado verano fuese lanzada la última versión del sistema operativo de Microsoft Windows 10, hemos visto en numerosas ocasiones como los de Redmond han tratado por todos los medios que Windows 10 llegue al mayor número de dispositivos posibles con unas estrategias que han dado bastante que hablar.

Pues bien, parece que Microsoft sigue en su afán de llevar la última versión de Windows al mayor número posible de PCs, especialmente a aquellos que ejecutan actualmente Windows 7 o Windows 8 y acaba de ser descubierto su último intento.
Seguridad Internet Explorer

Concretamente, Microsoft ha lanzado recientemente una actualización de seguridad para su navegador Internet Explorer identificada como KB3139929 que se supone que era distribuida con el objetivo de corregir algunos fallos de seguridad en el navegador. Entre ellos, el más grave es la que permitía la ejecución remota de código si un usuario visitaba una página web especialmente diseñada para Internet Explorer.

Sin embargo, se ha descubierto que la actualización KB3139929 despliega otro parche identificado como KB3146449 que tiene un propósito totalmente diferente. Y es que a pesar de ir de forma interna en la actualización que corrige los problemas de seguridad de Internet Explorer, este otro parche sería la nueva estrategia de Microsoft para intentar llevar Windows 10 a los usuarios de Windows 7 y Windows 8.

Por lo tanto, una vez instalada la actualización de seguridad, Microsoft también despliega un nuevo sistema de notificación para la actualización de Windows 10 en estos equipos, tratando que de esta manera más usuarios se decidan a instalar la última versión de su sistema operativo. De esta forma, una vez instalada la actualización, en el momento de abrir una nueva pestaña de Internet Explorer, se recibirá un aviso en el que Microsoft recomienda actualizar a Windows 10.

Lo peor de todo es que parece que no es posible desactivar esta notificación de actualización a Windows 10 y lo que es peor aún, tampoco se puede desinstalar la actualización que ha causado la instalación de este sistema de notificaciones para actualizar a Windows 10 ya que se encuentra en el interior de la actualización de seguridad del navegador. La única forma, sería desinstalando la actualización que corrige los problemas graves de seguridad de Internet Explorer, pero en ese caso dejaríamos nuestro navegador abierto a las actuales vulnerabilidad con los riesgos que conlleva.

Quizás te interese…

Cómo desactivar el servicio de ubicación y decidir qué aplicaciones acceden a él en Windows 10

Cómo desactivar el servicio de ubicación y decidir qué aplicaciones acceden a él en Windows 10

Cómo desactivar el servicio de ubicación y decidir qué aplicaciones acceden a él en Windows 10