Facebook prepara una nueva app de mensajería anónima, ¿el «nuevo WhatsApp»?

La red social de Mark Zuckerberg, que recientemente finalizaba la operación de compra de WhatsApp, prepara ahora una aplicación de mensajería instantánea anónima. ¿Están preparando una alternativa a Facebook Messenger, una actualización de la misma, o un nuevo servicio que sustituya a Facebook Messenger y WhatsApp?

Esta semana se cerraba la operación de compra de WhatsApp por parte de Facebook tras recibir la aprobación de la Comisión Europea. Los planes de la compañía son desconocidos por el momento, y sólo se sabe que Mark Zuckerberg quiere multiplicar los 600 millones de usuarios actuales hasta alcanzar los 3.000 millones de usuarios. Pero, ¿cómo van a conseguir esto? Pues bien, nueva información revela que, en las próximas semanas, Facebook lanzará una aplicación dedicada a la mensajería instantánea en la cual, según información de la misma fuente, primará la privacidad de los usuarios, que se podrán mantener anónonimos.

Teniendo en cuenta que actualmente Facebook mantiene Facebook Messenger y ahora tiene WhatsApp en propiedad, raro sería que lancen un tercer servicio homólogo. Aunque hay poca luz sobre el terreno ahora mismo, una de las grandes posibilidades que se plantean es la creación de un nuevo servicio que sustituya a WhatsApp y Facebook Messenger, en favor de un «nuevo WhatsApp» en el que, tal y como nos transmiten, lo fundamental sería mantener a salvo la privacidad de los usuarios. ¿Cómo se mantendría a salvo la privacidad? Básicamente, eliminando del registro nuestro nombre, apellidos y otra información personal. Así, tenemos dos puntos clave resultantes:

apertura-whatsapp

Hasta la fecha Facebook ha mantenido una pésima fama por sus «líos» en temas de privacidad. Mientras tanto, los usuarios de WhatsApp ya anunciaron su temor frente a la posible aplicación de Facebook de su propia política en este campo. Por otra parte, tenemos una compañía que mantiene dos servicios de mensajería instantánea homólogos, lo que en realidad tiene poco sentido. En último lugar, tenemos en mente las intenciones de Mark Zuckerberg de aumentar en gran medida el «público» de WhatsApp.

Por lo tanto, uniendo todas estas piezas del puzzle encajaría, y además a la perfección, que Facebook pueda a mover a los usuarios de Messenger y WhatsApp en favor de su nueva plataforma de mensajería instantánea ofreciendo la privacidad -y cómo no, una nueva interfaz- como «aliciente» para los usuarios. Además, en su favor, conseguirían así unificar a todo su «público» bajo un único servicio aprovechando el «boom mediático» que puede causar este lanzamiento para incorporar, por otra parte, nuevos usuarios.