Qué hacer si el Administrador de tareas no se actualiza o está pausado en Windows

Software

El Administrador de tareas es una de las herramientas más útiles de Windows, tanto es así que son muchos los usuarios que lo tienen de forma permanente abierto en el escritorio, mientras que otros lo abren varias veces al día. Ahí podemos ver en tiempo real los programas o tareas que se están ejecutando en nuestro equipo, la cantidad de recursos que está consumiendo cada uno, el rendimiento de nuestra CPU, Memoria, Disco, red o Wifi, los programas que se inician en el arranque de Widnows, etc. Sin embargo, algunos usuarios se encuentran que de buenas a primeras, el Administrador de tareas no se actualiza o está parado. 

El Administrador de tareas se refresca continuamente para que estemo informados en cada momento del rendimiento del equipo o la cantidad de recursos que consumen las aplicaciones o procesos en ejecución. Por lo tanto, desde la pestañas de procesos, veremos que las cifras del consumo de CPU, Memoria, Disco o Red van cambiando continuamente.

Pasos a seguir si el Administrador de tareas de Windows no se actualiza o está parado

Pero puede que al abrir el Administrador de tareas nos encontremos con que esta información no se actualiza y no sabemos por qué está pasando esto. Lo cierto es que pueden ser varias las causas por lo que puede ocurrir esto, algún error en el registro, algún archivo del sistema dañado o simplemente que sin darnos cuenta hemos cambiado la velocidad de actualización del Administrador de tareas.

Administrador de tareas

Esta velocidad de actualización es una características del administrador que quizás algunos usuarios no conocen, pero es la que nos permite que la información que se muestra en el propio Administrador de tareas se actualice de forma más rápida o lenta. Si  por algún motivo la hemos cambiado y la hemos configurado para que sea una actualización lenta, entonces veremos cómo los datos se cambian únicamente después de varios segundos.

Esto nos puede parece que la información no está cambiando, aunque si de verdad no se actualiza, entonces puede ser que la velocidad de actualización se haya establecido a En Pausa. Para solucionar esto, lo que tenemos que hacer es ir al Administrador de tareas y desde la opción de menú Vista, seleccionar la opción Velocidad de actualización y por último, cambiar la velocidad de En Pausa a Normal.

También podemos elegir la opción Alta o Baja si preferimos que se actualicen los datos de forma más rápida o algo más lenta que lo normal.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > ADSLZone