Qué consejos debemos tener en cuenta después de actualizar a Windows 10

Microsoft ha facilitado en gran medida todo el proceso de actualización desde las versiones anteriores de Windows al nuevo Windows 10 de manera que ningún usuario pueda tener la más mínima dificultad en el proceso. Una vez finaliza el proceso de actualización tendremos que completar un sencillo asistente inicial. En este asistente los usuarios podrán configurar la cantidad de datos que quieren facilitar a Microsoft mientras hacen uso del sistema operativo. Es recomendable leer bien estos apartados y configurarlos según nuestras decisiones.

Una vez finalice este sencillo asistente podremos empezar a utilizar la nueva versión de Windows.

Actualizar de Windows 7 a Windows 10

Comprueba que tanto el software como el hardware funcionan correctamente en Windows 10

Comprobar que todo funciona correctamente y que los archivos personales están en su sitio

Una vez finaliza la instalación y la configuración inicial, ya tendremos el control sobre nuestro sistema operativo. Lo primero que veremos será el escritorio, muy clásico de Windows, con un nuevo menú inicio. Como hemos realizado una actualización debemos comprobar que todos los programas están instalados y funcionan correctamente, así como que todos nuestros archivos están en sus correspondientes rutas.

También es recomendado comprobar que, efectivamente, nuestro sistema operativo está activado.

Windows 10 activado

Actualizar las aplicaciones

La mayor parte de las aplicaciones van a funcionar sin problemas, ya que en el fondo el núcleo del sistema operativo es el mismo que el de Windows 7 y Windows 8, sin embargo, es recomendable instalar todas las versiones más recientes de las aplicaciones para que estas puedan funcionar de forma óptima en el sistema.

Las aplicaciones más importantes que debemos actualizar son, generalmente, las aplicaciones de seguridad (antivirus, cortafuegos, antimalware, etc) y todas las aplicaciones que funcionen a un bajo nivel del sistema (limpiadores, optimizadores, etc).

Instalar las versiones más recientes de las aplicaciones nos va a garantizar, en primer lugar, que estas funcionan correctamente en el sistema operativo y que ningún pirata informático puede aprovechar un fallo en las versiones antiguas para tomar el control de nuestro sistema.

Comprobar la disponibilidad de drivers y actualizarlos

Para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro sistema debemos asegurarnos de estar utilizando la versión más reciente de los controladores, la que los diferentes fabricantes hayan preparado para funcionar en Windows 10. Como el hecho de comprobar uno a uno todos los controladores puede ser una tarea muy tediosa, los más importantes para un correcto funcionamiento del sistema operativo son los de la placa base (generalmente los del Chipset) y los de la tarjeta gráfica.

También debemos comprobar que todos los controladores están instalados y funcionando para que, si uno de ellos no lo hace (por ejemplo, un mando o unos cascos USB) podamos descargar la versión más reciente desde la web del fabricante.

Controladores - Drivers en WIndows 10

Aunque muchos drivers se descargarán y actualizarán a través de Windows Update, es muy probable que queramos utilizar un programa con una base de datos más completa (por ejemplo IObit Driver Booster) que se encargue automáticamente de comprobar uno a uno todos nuestros controladores e instalar los más recientes que encuentre en la base de datos.

Guardar la licencia de Windows 10 en un lugar seguro

Si hemos pasado de Windows 7 o Windows 8 a Windows 10, la licencia de nuestro sistema operativo se habrá actualizado para esta nueva versión. Es recomendable copiarla y guardarla en un lugar seguro de manera que en caso de tener que formatear el ordenador podamos utilizarla de nuevo para instalar Windows y activar el sistema operativo.

Para recuperar nuestra licencia generada al instalar Windows 10 podemos utilizar una aplicación llamada Produkey, la cual podemos descargar de forma gratuita desde la web principal de Nirsoft.

Actualizar Windows 10

Lo más seguro es que nuestro Windows 10 no esté actualizado por defecto, por lo que debemos actualizar el sistema para instalar los últimos parches de seguridad y de estabilidad que nos garantizan un correcto funcionamiento y la mayor seguridad posible de cara a conectarnos a Internet.

Para ello abriremos el nuevo menú inicio y elegiremos “Configuración > Actualización y seguridad“. Desde aquí podremos forzar al sistema operativo a buscar e instalar los últimos parches de seguridad.

Windows Update - Noviembre 2015

Con todo esto correcto, nuestro sistema operativo estará listo para funcionar de la mejor forma posible, garantizando un gran rendimiento y una seguridad a la altura de un sistema operativo moderno.