Así puedes mejorar la cobertura con un repetidor WiFi o PLC

La cobertura del Wi-Fi suele ser uno de nuestros problemas habituales en el día a día y puede llegar a desesperarnos. No llega bien a todas las habitaciones o cuartos de la casa, la velocidad se pierde en el camino o sencillamente no podemos conectarnos. Hay dos formas convencionales de mejorar este problema: PLC o repetidores Wi-Fi. Los dos cumplen con la misma función y es llevar Internet a cualquier rincón de la casa, por lejos que esté. Eso sí, tienen diferencias claras en cuanto a instalación o funcionamiento. El fin es el mismo pero los aparatos no y son muchas las diferencias entre repetidor Wi-Fi y PLC.

Tanto los repetidores Wi-Fi como los PLC tienen una función similar: llevar Internet a las zonas de casa en las que no te llega correctamente. Los repetidores Wi-Fi mejoran la cobertura y en muchos casos mejoran la velocidad si la organización de la casa tiene obstáculos que pueden debilitar la señal en su trayecto o si es demasiado grande y el router no alcanza por sí solo. En esos casos puedes apostar por repetidores Wi-Fi o PLC. O por el Wi-Fi Mesh o de malla, que también mencionaremos.

¿Qué es un repetidor Wi-Fi?

Un repetidor Wi-Fi es un aparato que permite extender la conexión inalámbrica por toda tu casa para llevar la señal a habitaciones o zonas en las que no llega. Utiliza la conexión inalámbrica del router y la amplía o la rebota para extenderla. Simplemente coge la señal Wi-Fi que ya hay en la casa, a través del router, y la extiende para que abarque una zona más amplia y que llegue a todas partes sin perder calidad.

El funcionamiento es el más básico de todos los dispositivos similares ya que funciona simplemente con extensor y sólo hay un aparato que instalar (a diferencia de los PLC con varios dispositivos o de las redes de WiFi Mesh) y que cogerá la señal cuando se esté perdiendo y la extenderá de nuevo. Por ejemplo, si tu router está en el salón y no llega hasta la última habitación. El repetidor “tragaría” la cobertura desde el pasillo y la expandiría rebotándola hasta el resto de la casa.

Tipos de repetidores

Dependerá de lo que necesites que apuestes por un repetidor Wi-Fi u otro porque hay de banda simple, de doble banda o de triple banda y dependerá de tus necesidades que elijas versiones de 30 o 40 euros o versiones de 200 euros que serán casi siempre más potentes y nos darán mejor velocidad, mejor tecnología. Por lo general, podemos comprarlos de cualquier marca y «libres». Es decir, serán compatible con todos los operadores y sólo tendremos que fijarnos en la marca y modelo de nuestro router para que no haya ningún problema de compatibilidad entre ambos.

Pero más allá de comprar modelos en Amazon o en tiendas especializadas, algunas compañías ya incluyen sus propios repetidores o amplificadores de señal, como es el caso del amplificador WiFi Movistar con dos modelos diferentes y hasta con compatibilidad con WiFi 6. Puede solicitarse a la compañía a cambio de un precio de venta y nos permite ampliar la cobertura si tenemos el Smart WiFi autoinstalable, el router del operador. El caso concreto del amplificador de Movistar cuenta con doce antenas, con dos puertos Ethernet, con seguridad WPA3 y WPA2 y con todo tipo de funciones como Punto de Acceso WiFi, Repetidor WiFi o funciones de Band Steering WiFi Roaming para que el dispositivo sepa siempre conectarse a la mejor red.

Amplificador WiFi

Ventajas e inconvenientes

Hay muchos usos que podemos dar a estos amplificadores y no todo es «bueno» o «malo»

  • Amplio catálogo

Hay un amplio catálogo y eso te permite elegir entre dispositivos que pueden resultarte más baratos si tu problema no es muy grande. Hay operadores que incluyen la posibilidad de adquirir su propio amplificador, como es el caso de Movistar con su amplificador WiFi autoinstalable que puedes conseguir por unos 60 euros aproximadamente y que promete mejorar la señal. Pero hay muchas opciones en el mercado.

  • Solo un aparato

Otra de las ventajas de este sistema es que sólo necesitarás un aparato y que podrás conectarlo donde quieras sin preocuparte de las tomas de luz que haya. Es una buena opción en la mayoría de los casos y para el día a día ya que no requiere una instalación completa sino un único aparato que debemos enchufar.

  • La cobertura no es infalible

El principal inconveniente es que la cobertura puede perderse si la distancia que deben recorrer es muy larga o que no siempre serán suficientes en casas grandes con varias plantas o un piso con muchas habitaciones. Además, dependen de la señal del router y si la señal del router es mala o débil no podrás hacer que llegue con suficiente calidad a todas partes ni siquiera con un buen repetidor.

¿Qué es un PLC o extensor Wi-Fi?

Los PLC o extensores de WiFi no expanden la red de tu casa para que llegue a todas las habitaciones utilizando la conexión inalámbrica sino que se aprovechan de la instalación telefónica y el cableado. Tienes que enchufarlos a un enchufe de la habitación en la que quieres que haya Internet y funcionarán siempre y cuando estén en la misma fase del cuadro eléctrico. Cumpliendo esta función, podrás crear la red WiFi a la que quieres conectarte cuando no tienes cable de red en una habitación concreta o simplemente si a esa habitación en cuestión no está llegando la señal.

Para usar un PLC necesitas (al menos) dos dispositivos que vienen incluidos cuando compras uno de estos packs: uno que capta la señal y otro que la emite para que te conectes desde el móvil, ordenador… El primero es un dispositivo que lleva la señal a la red eléctrica y el segundo es otro dispositivo desde el que se emitirá la señal WiFi cogiéndola de la red eléctrica. Funcionará a través del cableado, de uno a otro, y creará una zona WiFi en la habitación en la que esté enchufado este segundo aparato. También puede haber un tercero si eliges un pack con varios dispositivos.

Repetidores Wi-Fi DLInk PLC

La instalación de un extensor Wi-Fi o PLC no tiene complicaciones así que es una opción ideal para los que buscan algo efectivo y fácil. Basta con enchufar una de las partes al router a través de un cable Ethernet y la segunda parte tendrás que llevarla al enchufe desde la habitación en la que quieras tener conexión. Ten en cuenta que deben estar conectados en la misma fase del cuadro eléctrico en caso de que la casa sea grande o, por alguna razón, la tengas dividida. Cuando se cree la conexión, podrás elegir que sea la misma red que del router o que sea una nueva red.

La mayoría de PLC (por no decir todos) cuentan con socket eléctrico para que no tengas que sacrificar un enchufe en la habitación en el que vayas a instalarlo. Es decir, no perderás el “hueco” del enchufe porque podrás seguir utilizando cosas enchufándolas en dicho aparato. También la mayoría cuenta con un puerto Ethernet o varios para que puedas conectarte con cables si quieres aunque estés lejos del router de casa, por lo que es muy práctico y sencillo. Algunos “packs de PLC” incluyen varios dispositivos por si necesitas crear una zona WiFi en varias habitaciones, por ejemplo.

plc

PLC para decodificadores

Una de las ventajas o uno de los usos más frecuentes para un PLC es a través de un decodificador de operadores. Los decodificadores que incluyen los diferentes operadores cuando contratamos paquetes de televisión suelen ir conectados al router con un cable. Pero no siempre tenemos el router cerca del televisor y usar un PLC aprovechando el cableado de la instalación es una excelente opción para conseguir que esté en otra habitación y funcione.

Algunos operadores incluso venden su propio PLC que puedes solicitar cuando pidas el decodificador. Es el caso de Orange, como puedes ver en el vídeo a continuación. Los adaptadores PLC Liveplug HD+ del operador francés están a disposición de los clientes del operador y pueden pedirse desde “Mi área de clientes”. Tienen autoinstalación y basta con que conectemos uno de los PLC al router y al enchufe y otro PLC al decodificador y al cable Ethernet. Así hacemos que funcione el deco 4K incluso si no está cerca de router.

Ventajas y desventajas

Los PLC son una opción muy interesante porque no sólo te ayudan a extender la cobertura inalámbrica sino que también te ofrecen la posibilidad de conectarte con cable Ethernet. Por lo general, el rendimiento o la cobertura suele ser mejor así que son ideales si lo necesitas en una casa muy grande o de varias plantas.

No todo son ventajas. Aunque la cobertura y la versatilidad es mayor, tienes que tener en cuenta que este sistema dependerá del cableado de tu casa para poder funcionar y de la instalación en sí. Además, dependerás de los enchufes y de que funcionen correctamente y normalmente tendrás que tener, al menos, dos dispositivos, para que puedas crear esta red WiFi. También suelen tener un precio más elevado aunque siempre dependerá de la opción que elijas y son muchas las posibilidades para elegir.

Wi-Fi Mesh

Aunque no son como tal ni repetidores Wi-Fi ni PLC, la tecnología de red de malla o Wi-Fi Mesh se ha convertido en una de las más recomendables y más utilizadas por los usuarios. La finalidad de las redes de malla o Wi-Fi Mesh es exactamente la misma que las de un repetidor convencional: llevan la señal y la cobertura a las zonas en las que no llega normalmente por la distribución de la casa o el tamaño. Se trata de un sistema de nodos, una red con un router principal y varios satélites o nodos. Estos nodos que vienen en “packs Mesh” se distribuyen por toda la casa para conseguir que la señal llegue a cada rincón.

La principal diferencia entre el WiFi Mesh y los repetidores de siempre es que los nodos no sólo reciben información del router sino que todos están conectados entre sí, lo que permite una mejor cobertura y una mejor gestión de la red. Tú, estando en una zona o habitación, no te conectarás al nodo más cercano sino al que te pueda ofrecer en ese momento mejor conexión. Si un nodo o repetidor de tu habitación está caído, se conecta automáticamente a otro. Las redes de malla son inteligentes para decidir siempre cuál es la mejor conexión en cada momento y optimizan los recursos porque siempre buscarán la ruta menos saturada en ese momento.

WiFi Mesh

¿Cuál comprar? Repetidor Wi-Fi y PLC

¿Cuándo debemos usar cada uno? Cuáles son las diferencias entre repetidor Wi-Fi y PLC. Deberás tener en cuenta una serie de criterios a la hora de elegir por uno u otro.

Tamaño y ubicación

El tamaño de la casa o el piso es fundamental a la hora de elegir entre una opción u otra. Si es demasiado grande o tienes muchas habitaciones o varias plantas a la que debe llegar la señal, quizá es más recomendable que apuestes por un PLC o por una red de malla o WiFi Mesh porque un solo repetidor puede no ser suficiente.

La señal

 Si la señal es débil es recomendable que apuestes directamente por un PLC usando el cableado y la instalación porque con el repetidor no conseguirás que llegue correctamente o perderá fuerza a medida que va rebotándose. Eso sí, deberás tener en cuenta que si usas un PLC los enchufes a los que lo conectas deben estar en la misma fase del cuadro eléctrico.

Instalación

Los repetidores Wi-Fi son fáciles de instalar y sólo tendrás que tener un dispositivo por casa. Con las redes de malla o WiFi Mesh y con los PLC tendrás que tener dos o más dispositivos pero la instalación sigue siendo bastante sencilla y apta para cualquier persona sin conocimientos informáticos o técnicos. Únicamente habrá que enchufar y conectar. Solo deberás elegir correctamente los lugares en los que colocarlos y deberás tener en cuenta dónde llega y no llega la cobertura, dónde te conectas a Internet.

Presupuesto

Si simplemente quieres mejorar ligeramente la señal pero no gastarte mucho dinero, un repetidor Wi-Fi suele ser buena opción en la mayoría de los casos si vives en un piso con unas dimensiones normales o si simplemente es un problema leve de señal. Si no te importa gastar mucho más, te recomendamos instalar una red de WiFi Mesh.

Dispositivos que ya tengas en casa

Puede que tengas dos buenos routers «viejos» en casa. En ese caso, no necesitas ni amplificador ni PLC ni router WiFi Mesh porque podemos usar estos dispositivos con función de amplificador o de multiplicador de la red WiFi sin necesidad de comprar un aparato específico. Si ya tienes gadgets que pueden servirte puedes empezar utilizando estos antes de comprar nuevos.

Necesidad y usos

Estudia qué uso vas a darle a ese aparato que vas a comprar. Por ejemplo, un PLC te permitirá conectarte por conexión inalámbrica o cable pero un repetidor Wi-Fi no te deja usar una conexión Ethernet en una habitación en la que no hay puerto de este tipo. Si quieres tener tu portátil conectado a un puerto Ethernet y no tienes, un PLC será mejor.

Instalación

Fíjate en la instalación de tu casa, en los enchufes. Es posible que estés preguntándote qué elegir o comprar pero ni siquiera tienes la opción del PLC porque la instalación eléctrica no te lo permite o los enchufes están rotos o simplemente no hay ningún enchufe en el que puedas usarlo. No siempre podemos permitirnos utilizar PLC porque no hay enchufes o porque el cuadro eléctrico está dividido en zonas y no coinciden las dos en la misma. En ese caso, no te queda más remedio que usar un amplificador.

Seguridad

Normalmente, la seguridad será igual en ambos y simplemente tendrás que preocuparte de tener bien configurado el router. Hay una serie de medidas de seguridad que todos debemos seguir cuando instalamos un nuevo router o contratamos una nueva compañía y es cambiar la contraseña de acceso al WiFi, por ejemplo, pero también modificar el acceso al propio router. Por defecto suele ser de 1234 y 1234 para la contraseña o user y user para usuario y contraseña. Independientemente de si usas amplificador o PLC es imprescindible que modifiques esto para conseguir la mejor seguridad posible.

Modelos recomendados

Dependerá de lo que busques que elijas routers WiFi Mesh, PLC o amplificadores según lo que te hemos explicado que debes tener en cuenta. Pero también importa la calidad y estos son algunos modelos recomendables que podemos encontrar de cada una de las categorías mencionadas aquí.

Fritz!

Un extensor de red o PLC que puedes comprar por menos de 120 euros. Incluye dos dispositivos y tiene dos puertos LAN Gigabit y la toma de corriente. Los dos aparatos cuentan con luces LED e indicadores de LAN. Permite transferencias de datos de hasta 1200 Mbps y es compatible con todo tipo de dispositivos. Además, la instalación es sencilla y cuenta con una guía completamente en español. Uno de los puntos fuertes de estos PLC es que mantienes el enchufe gracias a que cuenta con un socket en cada uno de ellos.

Amplificadores Xiaomi

Xiaomi tiene su propio repetidor o amplificador con tamaño compacto y que funciona vía USB. Funciona con un peso USB 2.0, permite velocidad de hasta 300 Mbps ye s similar a un pequeño pendrive de solo 30 gramos si buscas algo ligero para llevar a cualquier parte. Permite conectar hasta 16 clientes diferentes y no necesita ningún controlador así que basta enchufarlo y funcionará con cualquier router inalámbrico.

xiaomi-repetidor-wifi.jpg

Además, otra opción es el Mi WiFi Range Extender Pro cuyo precio no supera los 13 euros y es algo más grande que el anterior pero funciona con antena externa de 2×2 con cobertura WiFi y con hasta 300 Mbps de alta potencia. Se puede configurar a través de la aplicación para teléfonos móviles y puedes colocarlo en cualquier enchufe de forma sencilla. Es barato, es pequeño, es configurable y cuenta con tecnología plug and play muy fácil de usar y bastará que lo enchufes para que comience a funcionar

Extensor-WiFI-Xiaomi.jpg