Este es el tiempo que estará en cartelera una peli de cine

Hay películas que llenan las salas de cine durante el primer día de estreno, durante el primer fin de semana o la primera semana. Pero no siempre podemos ver algo que nos interesa cuando llega a las salas y tenemos que esperar. ¿Cuánto podemos esperar? O, lo que es lo mismo, ¿cuánto tiempo suele durar una película en cartelera y de qué depende?

Como veremos en los próximos párrafos, no es fácil saber si una película va a estar disponible en cartelera la semana siguiente hasta que no salen las entradas disponibles en la página web del cine en concreto. No podemos vaticinar nada y te explicamos por qué y de qué depende el tiempo que esté en las salas una cinta.

Consultar la cartelera

Lo mejor que podemos hacer para saber si podemos ir a ver una película o no es consultar la cartelera en alguna de las muchas webs disponibles que nos permiten ver qué hay en cada cine. Incluso en el propio Google sin salir del buscador. Podemos buscar la película que nos interesa en Google junto con la ciudad en la que queremos verla y nos saldrán los horarios de los cines disponibles hoy, mañana y los próximos dos días.

O podemos ir a webs para consultar la cartelera como la página de Yelmo Cines, por ejemplo, en la que en la parte superior encontramos un desplegable de “cartelera” donde podemos ver qué hay en este momento en las salas o qué habrá próximamente.

cartelera

Tiempo de una película en cartelera

Como primera respuesta se puede dar lo que dicen los cines, y que es lo que suele ocurrir: depende. Cuando una película se estrena en el cine, ni siquiera la distribuidora o el propio cine saben cuánto tiempo va a durar (como máximo) en cartelera, ya que depende de la afluencia de espectadores que tenga este título.

Así, cada semana, los cines ajustan la programación que tienen las películas en función de la afluencia que siga teniendo una cinta, así que no es hasta que revisan los datos y realizan la programación de la semana posterior (que suele publicarse los martes o los miércoles) cuando sabemos el tiempo que va a estar una película en el cine o si va a estar la semana siguiente o no. Además, los acuerdos por los que los cines disponen de las películas se suelen realizar por semanas con las distribuidoras.

Dependiendo del título, de su afluencia, y de lo grande que sea, normalmente una película suele durar unas cuatro semanas en cine, durante las cuales el número de sesiones irá disminuyendo en función de la afluencia para ir acomodando títulos más nuevos que tengan más espectadores.

En el año 2015, CNBC hizo un análisis entre 700 películas lanzadas entre 2010 y 2015 para ver cuánto tiempo estaban en cartelera. De todas las analizadas, 125 de ellas estuvieron al menos dos semanas. Es decir, cuando un título se estrene un viernes podemos estar tranquilos de que la semana siguiente y la posterior vamos a poder ir a verla al cine. Por otro lado, 135 títulos desaparecieron a la tercera semana de estrenarse y unas 100 películas estuvieron hasta la cuarta semana, en la que desaparecieron. El resto llegaron a durar hasta 2 meses, aunque sólo muy pocas.

cnbc

Menos de una semana en taquilla

La duración media, como vemos, es de unas cuatro semanas, y también puede verse afectada por el tamaño del cine. No es lo mismo un cine con 8 salas que uno con 30, ya que este último puede permitirse alargar más la estancia de una película. Además, hay otros datos curiosos que pueden ser interesantes. Por ejemplo, en torno a una decena de títulos duraron menos en cartelera: unos cinco títulos apenas duraron unos días, y uno de ellos desapareció a los dos días. Ese tipo de casos suelen ser debido a que son proyecciones que no tienen acuerdo de mínimo, y si no va nadie a verla, directamente la quitan para evitar seguir perdiendo dinero en el cine.

Por ello, por muy grande que sea una película a nivel de presupuesto, si no está teniendo afluencia en el cine, ésta durará muy poco.

El boom de los superhéroes

Sin embargo, se da el caso contrario con películas como las de superhéroes. Precisamente las películas de superhéroes o las que generan mucho expectación suelen tener un efecto curioso: son un éxito rotundo en taquilla las 2 o 3 primeras semanas, pero luego caen rápidamente una vez la ha visto todo el mundo.

Sin embargo, películas cuya afluencia viene determinada por su calidad suelen mantener un flujo constante y ofrecen una mayor rentabilidad pasadas unas semanas, y algunas de ellas pueden mantener un mayor número de espectadores pasadas cuatro semanas que las de superhéroes en ese mismo periodo. Este cambio de tendencia es algo que suelen valorar en los cines para mantener una base de ingresos, y por ello suelen combinar ambos tipos de películas para maximizar la afluencia para todos los gustos junto con otros factores como la afluencia por edad a una determinada hora.

AVENGERS Lego - Dibujos animados de Marvel

Acuerdos y porcentajes

Sin embargo, precisamente las películas de superhéroes o las que generan mucho expectación suelen tener un efecto curioso: lo revientan en taquilla las 2 o 3 primeras semanas, pero luego caen rápidamente una vez la ha visto todo el mundo. Sin embargo, películas cuya afluencia viene determinada por su calidad suelen mantener un flujo constante y ofrecen una mayor rentabilidad pasadas unas semanas, y algunas de ellas pueden mantener un mayor número de espectadores pasadas cuatro semanas que las de superhéroes en ese mismo periodo. Este cambio de tendencia es algo que suelen valorar en los cines para mantener una base de ingresos, y por ello suelen combinar ambos tipos de películas para maximizar la afluencia para todos los gustos junto con otros factores como la afluencia por edad a una determinada hora.

Hace unos años, los cines solían alargar también mucho las películas porque, cuantas más semanas estuviera en cartelera, más porcentaje de ingresos se llevaban. Sin embargo, actualmente se tiende más a establecer un porcentaje fijo durante el tiempo que esté en cartelera, donde el cine suele llevarse en torno al 50% de los ingresos desde el día 1 hasta el día que dejan de proyectarla. Por ello, una vez empieza a caer el número de espectadores, los cines tienen pocos alicientes para mantenerla en cartelera.

Por tanto, si actualmente una película dura más de cuatro semanas en el cine, es que está siendo beneficiosa todavía para el cine y suele seguir yendo gente a verla, ya que normalmente las distribuidoras no suelen obligar a mantener una película tanto tiempo dado que casi la mitad de los títulos suelen durar menos porque el nivel de afluencia suele caer rápido en la mayoría.

1 Comentario