Probamos la batería más bestia: los 3072 Wh de la Bluetti AC300+B300

Este es el análisis de una batería. Podría parecer algo simple y absurdo porque ¿para qué sirven? Pues para almacenar energía y luego pasársela a otro dispositivo. Pero claro, no estamos hablando de un producto cualquiera, sino del pack más bestia que puedes comprar ahora mismo, la estación de energía Bluetti AC300+B300.

Este producto o concepto está pensado de manera modular. Por lo que, para empezar, hay que tener en cuenta que, si bien el «corazón» del sistema es la AC300, podemos conectar hasta 4 baterías B300, multiplicando por tanto la potencia disponible de cada una que es 3072 Wh (36V). Para que os hagáis una idea, trasladando eso a los mAh y las baterías de 5V que es lo que solemos manejar para los móviles, hablaríamos de más de 614.400 mAh (+85.000 mAh si mantenemos el voltaje a 36V).

bluetti ac200 b300

Son cifras que abruman, sin lugar a dudas, y después entraremos a valorar qué se puede hacer realmente con este tipo de productos. Cómo comentamos, hablamos de un sistema con 2 partes. Por un lado, está la batería B300. Se podría utilizar de manera independiente, pero sin la versatilidad que ofrece estar conectada a la AC300 que multiplica las posibilidades y los dispositivos que podemos conectar.

Diseño, dimensiones y peso

Quizás no se aprecia en las imágenes, pero ambos productos son enormes y pesados. La B300, pesa sus buenos 36,1 kg y mide 520 mm de ancho por 320 mm de fondo y 266 mm de ancho. Mientras que la AC300 es «algo» más ligera – con muchas comillas – porque da en la báscula 21,6 Kg y unas medidas pensadas para, como se ve en las fotos, colocarla sobre la B300 (520 mm de ancho por 320 mm de fondo) aunque es algo más alta hasta los 358 mm.

bluetti ac200

De nuevo, traduciéndolo a objetos de la vida cotidiana, hablamos de dos productos que son, cada uno, del tamaño de una nevera de camping (y el peso, pues el mismo que cuando la llevamos llena). Para su transporte se han añadido unas asas que nos permiten moverlos con seguridad y, además, todo el sistema está cubierto con plástico y goma de alta calidad, lo que hace posible aguantar el uso en exteriores.

bluetti b300

Sus dimensiones hacen que, evidentemente, no estemos ante un producto «doméstico» o para tener en una habitación. Su hábitat natural será una auto-caravana, una segunda casa donde no haya instalación eléctrica, como sistema de respaldo ante apagones o usos similares, pero no algo para un uso cotidiano y a diario. Hay que pensar bien donde colocarlos para que nos den toda la funcionalidad necesaria. Si tenéis una casa de campo o una vida nómada, puede que os vengan muy bien porque, además, cuentan con un kit para carga solar, haciendo de esta manera que sean un equipo ideal para aquellos que quieren «salir» del sistema de vez en cuando.

Precio y compatibilidad

Antes de seguir adelante, vamos a hablar del precio. La estación de energía AC300+B300 cuesta 4.499 euros pero se le puede aplicar un descuento de 600 euros con el código AC300B300SPRINGSALE. Por lo que ahora mismo puede llegar a salir por unos 3.899 euros. Puede parecer mucho, pero en este segmento hablamos del mejor producto que podemos encontrar a un precio muy interesante. Por otra parte, si necesitamos una B300 extra o solo queremos la batería, el precio son 2.399 euros (y en este caso, podemos obtener un descuento de 300 euros con el código BLUETTIB300). Eso sí, se incluyen 4 años de garantía.

Hay que destacar una cosa: la B300 se puede utilizar de manera independiente, es una batería, con un número limitado de conectores, pero autosuficiente. La AC300 está pensada para ser el «cerebro» del sistema y no guarda la energía. Pero es la responsable de que podamos conectar aparatos hasta un límite de 300 W. Puede funcionar de SAI si la tenemos en casa, pero ese no es su principal cometido ni su uso más indicado, por lo que no tiene sentido comprarla de manera independiente – y, además, por eso no se puede -.

¿Qué podemos conectar?

La AC300 cuenta, como podéis ver con todas estas posibilidades de conexión.:

  • 6 puertos de corriente alterna (230V): los enchufes de toda la vida, todo lo que tienes enchufado en la pared de tu casa, puedes conectarlo aquí (portátil, ordenador, televisores, electrodomésticos, etc.)
  • 4 USB-A de 5V y 3A: puertos de carga para gadgets como móviles, tablets, etc.
  • 1 USB-C: también para gadgets, pero de última generación.
  • 2 puertos de corriente directa de 12 V: el del mechero del coche, cosas como una nevera portátil eléctrica o una linterna puede llevar este conector.
  • 2 puertos de carga inalámbrica de 15W en la parte superior: ahora mismo lo más habitual son los móviles y wearables con este tipo de conexión para recargar la batería.

bluetti ac200 b300 con diferentes gadgets conectados

Por su parte, la B300 tiene estas salidas:

  • 1 puerto USB-A
  • 1 puerto USB-C
  • 1 puerto 12V DC

«¿Y todos esos otros puertos que se ven en el lateral de las imágenes?» También os lo explicamos. Eso son los puertos tanto de carga, para conectar el sistema de carga solar (2400W) y otras baterías (como hemos dicho, hasta 4). Aquí podéis ver un ejemplo, y también, son conectores de un tamaño considerable.

bluetti ac200 b300 conectores

Dentro de sus características técnicas no se nos puede olvidar que cuenta inversor de onda sinusoidal pura, que se encarga de que el flujo de energía sea uniforme, también cuenta con funciones como SAI o UPS (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) para que podamos utilizarlo de respaldo si se va la luz, y regulador MPPT, un tipo de controlador de carga que es capaz de hacer que los paneles solares funcionen a plena potencia – algo que no hemos podido probar -. La marca promete que las células LFP de la B300 cuentan con más 3.500 ciclos de vida.

bluetti ac200 b300 conectores laterales

Lo bueno es que no hay que comprarse cables para todos ellos porque Bluetti los incluye en el pack de la AC300+B300.

bluetti ac200 b300 accesorios y cables¿Para qué podemos usar una batería tan bestial?

No hay que dar muchas vueltas a estos equipos porque lo único que sirven es para conectar aparatos y usar la energía almacenada. Ahora bien, el servicio que nos puede dar eso es otro cantar. ¿Qué se puede hacer con una estación de energía que tiene 3072 Wh y hasta 300W?

Pues cosas como, según la marca:

  • Cocinar 45 comidas en un microondas
  • 180 horas de funcionamiento ininterrumpido de una bombilla
  • 3 horas de uso de un calefactor
  • 10 horas de uso de un frigorífico
  • 2 horas de uso de un aire acondicionado

Al final, no deja de ser un problema de sumas y restas: puedes conectar aparatos hasta la potencia antes comentada y, dependiendo de su consumo, se gastará antes o después. Es por ello que uno de los usos más interesantes es como sistema de «emergencia» ante apagones. Es evidente que un día entero no ser podría suministrar la energía que necesita una casa al 100%, pero si mantener unos servicios «mínimos».

Por nuestra parte, hemos querido poner a prueba la estación de Bluetti y lo que se nos ocurrió fue ¿cuánto se tarda en cargar esta monstruosidad? En las pruebas que realizamos, conectando la estación de energía a la red de una casa convencional, estamos hablando de una carga entre 4 y 5 horas.

La segunda pregunta que nos hicimos ¿podríamos trabajar un día entero conectados a este sistema? Conectamos 2 ordenadores junto a 2 pantallas de 27 pulgadas a la AC300+B300, y nos pusimos a trabajar durante 10 horas. La potencia que se sumaba eran unos 170W y, podemos decir, que acabamos el día y aún quedaba un 30% de carga en la B300, algo realmente sorprendente, porque también aprovechamos para cargar 2 móviles al 100% con sus puertos inalámbricos.

Mención a parte también merece el sistema de control. Tanto desde la pantalla de la AC300 como desde la app que ofrece Bluetti, tenemos un control en tiempo real tanto de la carga como del consumo.

bluetti ac200 b300 app control

Además, cuenta con diferentes sistemas como uno que nos permite limitar el porcentaje de carga, para que ni se descargue del todo ni se cargue la B300 por encima de cierto nivel, lo que ayuda a mantener la salud de la batería. También es posible programar no sólo tiempos en los que usar la estación de energía, sino los momentos en los que se pondrá a cargar, lo que nos permite que siempre que la tengamos que usar esté lista y que, por ejemplo, cuando la energía está más barata – algo que ahora preocupa y mucho – sea cuando se ponga a cargar.

bluetti ac200 pantalla LCD

Por último, pero no menos importante, también podemos conocer cuál ha sido nuestra contribución a la reducción de la huella de carbono al utilizar energía de esta manera. Junto a esto, por cada estación de carga que vende Bluetti, nos llegará tanto un trofeo como un diploma que acredita que hemos contribuido al LAAF Program (Lighting An African Family) con el que se dotará a una familia de los sistemas necesarios para contar con energía eléctrica.

bluetti ac200 b300 LAAF Program trofeo

Conclusión y opinión

Lo cierto es que las conclusiones de una batería, al final, son igual de simples que su uso. Y una estación de energía tan bestia pues es multiplicar por X las posibilidades que puede tener un equipo así. La AC300+B300 está claro que no es para “todos los públicos” en el sentido de que se pueda recomendar para, simplemente, tenerla en casa y cargar cosas.

bluetti ac200 b300 con diferentes gadgets conectados

Su cometido y sus posibilidades no van en este sentido. Es un equipo que nos da independencia energética ante posibles caídas de la red, así que si estas preocupado por eso, es una gran alternativa. Es también una de las mejores opciones para una vivienda en el campo o para aquellos que disfrutan de una vida o vacaciones “nómadas”. Vamos a tener energía para dar y tomar y, además, la posibilidad de cargarla de manera solar hará que no volvamos a preocuparnos por tener un enchufe cerca.

¡Sé el primero en comentar!