Qué es Wi-Fi Direct

La mayoría de las veces que utilizamos una conexión Wi-Fi es para conectarnos a través de ella a Internet desde un smartphone, tablet o desde un ordenador, por lo que generalmente se asocia el Wi-Fi a este tipo de función. Sin embargo, las conexiones Wi-Fi pueden ser utilizadas para otro tipo de funciones poco extendidas pero muy útiles en el día a día que pueden simplificar notablemente tareas como por ejemplo, compartir archivos entre dispositivos de forma directa. En este artículo os vamos a explicar una de las funciones desconocidas de las conexiones Wi-Fi llamada Wi-Fi Direct.

Wi-Fi Direct es un protocolo que permite establecer conexiones inalámbricas directas entre varios dispositivos y compartir archivos entre ellos sin la necesidad de establecer una conexión Bluetooth, por ejemplo, o conectar los dispositivos por cable sin depender de otro dispositivo como un router que se encargue de gestionar y controlar la conexión.

A nivel básico, las ventajas que ofrece una conexión Wi-Fi Direct son: una mayor velocidad de transferencia de datos, mejor compatibilidad entre dispositivos y archivos a enviar y un mayor alcance de señal que nos permite no tener por qué estar “al lado”. En cuanto a funcionalidad, es prácticamente igual a enviar un archivo a través de Bluetooth a otro dispositivo pero, como hemos dicho, con mayor compatibilidad, velocidad y seguridad.

wi-fi-direct-foto

Para establecer conexiones Wi-Fi Direct no necesitamos estar conectados a una red local, por ejemplo, a un router, sino que se crea una conexión directa punto a punto y, a través de dicha conexión es por la que se envían los archivos a los usuarios. Wi-Fi Direct no se limita únicamente a la interconexión entre dispositivos como smartphones, sino que podemos conectar cualquier dispositivo compatible con este protocolo con cualquier otro también compatible, por ejemplo:

  • Ordenador –> Ordenador Portátil
  • Smartphone –> Ordenador
  • Tablet –> Smartphone
  • Smartphone –> Smartphone

Uno de los inconvenientes de Wi-Fi Direct es que, en la mayoría de las ocasiones, el soporte para enviar o recibir archivos a través de él no se encuentra integrado en el sistema operativo, como puede ocurrir con el Bluetooth, que podemos utilizar sin necesidad de instalar ningún software adicional. En Android, por ejemplo, tampoco tenemos soporte nativo para enviar y recibir archivos a través de Wi-Fi Direct, por lo que para utilizarlo habrá que depender de aplicaciones de terceros desarrolladores con las que enviar y recibir los archivos que deseemos.

En resumen, Wi-Fi Direct es una excelente alternativa para los usuarios que quieran enviar archivos especialmente grandes a otros dispositivos, sin embargo, puede ser demasiado trabajo si lo único que vamos a hacer es enviar archivos pequeños que se pueden mandar por Bluetooth en segundos.