Esta prótesis de mano hace sentir el tacto de nuevo a quien la usa

El gran avance de la tecnología en los últimos tiempos ha permitido que el campo de la medicina se beneficie mucho de su desarrollo. Ahora se pueden detectar enfermedades mucho antes, y consecuentemente iniciar un tratamiento para curarlas antes de que vaya a peor. A su vez, también ha permitido un gran avance dentro del mundo de las prótesis, estas estructuras que sustituyen a una parte del cuerpo y que son ideales para todas aquellas personas que hayan perdido en algún accidente un miembro. Esta vez ha sido el Instituto Tecnológico de Massachusetts el que ha creado una novedosa prótesis de mano.

Aunque las prótesis han evolucionado mucho en los últimos años, esta tecnología no es aún lo suficientemente accesible como para marcar una diferencia en la vida de las personas que tienen miembros amputados.

Una prótesis diferente: no usa motores eléctricos

A pesar de ello, esto podría empezar a cambiar gracias a la nueva prótesis de mano que han creado un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts en colaboración con la Universidad Jiao Tong en Shanghái.

El precio de esta prótesis es de unos 500 dólares aproximadamente y se caracteriza por ser una mano inflable.

Lo que la diferencia de otras prótesis es que no usa motores eléctricos para moverse, sino que usa un sistema neumático que se infla. De este modo, se pueden adoptar diferentes agarres con la prótesis que permiten hacer diferentes tareas como coger ciertos objetos (que no sean muy pesados) o acariciar a nuestra mascota.

Puede hacer sentir el tacto al usuario

Tiene un peso de algo más de media libra (unos 0,2 kilos). La clave de esta prótesis es que puede hacer sentir el tacto a la persona que la usa mediante una serie de sensores de presión que posee en su estructura. Cuando el usuario toca algo, envía una señal de electricidad a esa zona específica de la mano.

El grupo de científicos asegura que es fácil de aprender a usarla y que incluso a dos voluntarios les bastó con un cuarto de hora para empezar a escribir con la prótesis.

Se encuentran muy felices por su creación, pero aún no está preparado para su venta. Aun así, creen que su prótesis es igual o superior a las que existen hoy en día. Además, también tiene un bajo coste.

No se tiene previsto que la prótesis esté terminada pronto, pero lo que sí es seguro es que el equipo va a seguir trabajando en ella con la finalidad de mejorarla y optimizar su rendimiento al máximo. Por ejemplo, quieren mejorar la decodificación de entradas eléctricas.