Cómo limpiar una pulsera de actividad o un smartwatch sin dañarlo

La limpieza y desinfección de nuestra pulsera de actividad o smartwatch debe convertirse en una de nuestras rutinas prioritarias para que el dispositivo funcione correctamente el mayor tiempo posible. Al fin y al cabo, es un gadget que llevamos puesto casi las 24 horas del día y que se está expuesto a ensuciarse constantemente, sobre todo, cuando hacemos deporte.

Tanto si estamos pensando en comprar un smartwatch o una pulsera de actividad estas Navidades o ya contamos con uno, es importante que mantengamos el dispositivo limpio tras realizar una actividad deportiva y también tras el uso diario. Al fin y al cabo, es un gadget que nos acompaña prácticamente todo el día y que es muy propenso a ensuciarse. Dependiendo el modelo, cada fabricante emite unos consejos de mantenimiento y limpieza de estos wearables, pero a continuación vamos a explicarte unos pasos básicos y aspectos que tienes que tener en cuenta para limpiarlos sin causarles ningún daño.

Son los dispositivos que más se ensucian

Una pulsera o smartwatch son dispositivos que llevamos siempre con nosotros. Lo tenemos cerca, en nuestras manos, allá donde vayamos. Por lo tanto, si tiene sentido lavarnos las manos con frecuencia, tiene el mismo sentido limpiar los wearables que llevamos en la muñeca.

Nuestro smartwatch es capaz de medir nuestra actividad física, nos ayuda a comunicarnos y puede ser un medio de pago. Aspectos que significan que acudir al gimnasio, hacer una llamada o pagar con él se conviertan en acciones que lo expongan a contaminación y suciedad. Si no lo limpiamos con frecuencia, puede dejar de funcionar correctamente o ser un foco de gérmenes. Por ejemplo, coincidiendo con los inicios de la pandemia, marcas como Apple actualizaron sus criterios de limpieza de sus productos.

smartwatch

Alcohol de frotar

Como comentábamos anteriormente, Apple recomienda limpiar sus relojes inteligentes mediante el uso del alcohol isopropílico, alrededor del 70% de concentración, friccionando con suavidad la superficie del reloj. También recomienda uso de toallitas desinfectantes que contengan esta solución. Aunque no contemos con un smartwatch de la marca, podemos aplicar estas recomendaciones a pulseras de actividad o relojes inteligentes de otras marcas.

Si bien las recomendaciones de Apple son específicas para los productos de la marca de la manzana, la mayoría de los fabricantes utilizan materiales similares para fabricar sus modelos de smartwatch o pulseras de actividad. La mayoría de los smartphones están fabricados con cristal, nailon y acero inoxidable. Por lo tanto, las recomendaciones que haremos a continuación pueden aplicarse a variedad de modelos y marcas. En tal caso, toda rutina de limpieza la debemos realizar siendo conscientes de que la responsabilidad sobre el resultado es nuestra.

paño de microfibra

Pasos a seguir

En el caso de que la marca de tu dispositivo venga con unas instrucciones de limpieza y desinfección, síguelas. En el caso de que no, puedes seguir estas recomendaciones:

  • Lo primero que tenemos que hacer antes de empezar a limpiar nuestro smartwatch o pulsera de actividad es apagarlo y retirarlo del cargador.
  • A continuación, quita la correa del dispositivo. En el caso de que el reloj o pulsera de actividad sea resistente al agua, lávalo con agua tibia (sin jabón) para poder eliminar la máxima cantidad de suciedad antes de pasar a desinfectarlo.
  • La limpieza tendrás que hacerla con un paño que no suelte pelusa ni sea abrasivo. Lo puedes humedecer con un poco de agua tibia y frotarlo ligeramente añadiendo un poco de alcohol isopropílico en un 70% de concentración.

Productos que tienes que evitar

Una vez que finalizamos con la limpieza y la desinfección de nuestra pulsera de actividad o smartwatch, es importante que lo sequemos por completo sin dejar ningún tipo de humedad. Los materiales abrasivos, los jabones, los productos de limpieza, el aire comprimido, las fuentes de calor externas o la limpieza ultrasónica debemos evitarlos a toda costa, ya que pueden causar daños en nuestro reloj o pulsera de actividad.

Por otro lado, si contamos con alguna correa de piel no es para nada recomendable sumergirlas en agua porque si lo haces la dañarás. La forma correcta de limpiar una correa de cuero es con un paño no abrasivo (de microfibra) que no suelte pelusa y que se humedezca ligeramente con agua corriente. Al igual que con el reloj o la pulsera de actividad, las correas también tienen que secarse por completo antes de volverlas a ensamblar.

¡Sé el primero en comentar!