¿Archivos .tar .tar.gz .tgz .gz en Windows? Así se comprimen y descomprimen

¿Archivos .tar .tar.gz .tgz .gz en Windows? Así se comprimen y descomprimen

Claudio Valero

Comprimir archivos para que ocupen menos o para unificar en un mismo archivo una gran cantidad de ficheros es una práctica que llevamos realizando durante mucho. El formato de compresión más conocido es .zip, pero existen muchos otros formatos con bastante popularidad, como .rar. Si venimos del mundo Linux o Unix, es posible que estemos familiarizados también con .tar .tar.gz .tgz o .gz, grandes desconocidos para usuarios Windows. Por esa razón, hoy vamos a ver los sencillos pasos para comprimir y descomprimir .tar .tar.gz .tgz .gz en Windows 10 y 11.

Aunque lo más habitual es que hablemos de ZIP o RAR cuando nos referimos a ficheros comprimidos, esto es únicamente porque nos solemos mover en entornos de Windows. Si estamos familiarizados con otros sistemas operativos basados en Linux o Unix, los ficheros comprimidos suelen tener otras extensiones. Por suerte, esto no es problema para Windows que puede lidiar con ellos ya sea con sus propios comandos o utilizando aplicaciones de terceros de confianza.

¿Qué es el formato TAR o TAR.GZ?

Los usuarios de Linux, Unix o macOS están más acostumbrados a este tipo de archivos. En el caso de Tar (del inglés «Tape ARchiver») estamos ante un formato de archivos de entornos UNIX que se utiliza para almacenar archivos y directorios en un solo archivo, pero no para comprimirlos. Utilizando programas de compresión como gzip, bzip2, xz, lzip, lzma, o compress conseguimos los archivos con extensiones como .tgz o .tar.gz, .tbz, .tbz2, .tb2 o .tar.bz2, .taz, .tz o .tar.Z, .tlz o .tar.lz, .tar.lzma y .txz o .tar.xz por sus extensiones.

Tar está ampliamente usado en entornos UNIX y sus ficheros son identificados por el sufijo de archivo .tar. En este caso, no hablamos de ficheros comprimidos ya que, en ese caso, .tar.gz sería el fichero resultante cuando se comprime por gzip. Este también puede conocerse como .tgz en su versión corta de la extensión.

El formato tar fue estandarizado por POSIX.1-1998 y luego por POSIX.1-2001. Además, al estar diseñado para Unix, estos archivos almacenan toda la metainformación asociada a los archivos que se incluye en estos sistemas operativos (fecha de última modificación, propietario y permisos) en el mismo formato que el sistema UNIX.

Trabajar con .tar .tar.gz .tgz .gz en Windows

Aunque vamos a hablar de comprimir y descomprimir estos formatos, hay que aclarar que algunos no están en realidad comprimidos y son realmente una agrupación de archivos dentro de un solo archivo. Dejando esta matización de lado, vamos a ver qué podemos hacer con estos archivos en Windows 10.

Por suerte, cada vez son más las aplicaciones que podemos utilizar para comprimir y descomprimir estos archivos. En Windows 10 os recomendamos el uso de 7-Zip y PeaZip. Aunque existen muchas más alternativas, nosotros veremos cómo trabajar con este tipo de ficheros con estas dos aplicaciones.

PeaZip

En primer lugar, veremos cómo podemos “unir” estos ficheros para tener varios archivos unificados en el mismo con o sin compresión con el popular gestor de archivos comprimidos PeaZip. Es compatible con casi todos los tipos de archivos comprimidos, hasta casi 200 formatos diferentes, y también proporciona otras características interesantes para administrar todos los archivos en los archivos comprimidos.

Comprimir .tar .tar.gz .tgz .gz con PeaZip

Para ello, deberemos tener PeaZip instalado en el ordenador y seguir unos sencillos pasos:

  1. Abrir PeaZip
  2. Buscar los archivos a comprimir
  3. Seleccionarlos con el ratón
  4. Botón derecho sobre los archivos seleccionados y “Añadir al archivo”
  5. En el primer desplegable seleccionar GZip para tar.gz o TAR para .tar
  6. Aceptar

Descomprimir .tar .tar.gz .tgz .gz con PeaZip

El proceso para “extraer” los ficheros contenidos en este archivo son similares, pero a la inversa, debiendo seguir estos pasos concretamente:

  1. Botón derecho sobre el archivo comprimido
  2. PeaZip > Extract here
  3. También podemos pulsar en Extract… para definir nosotros la ruta
  4. También podemos pulsar en Open as Archive para abrir PeaZip y ver el contenido de este

.tar.gz

Como vemos, pasos sencillos para comprimir o descomprimir en Windows 10 estos formatos más habituales de entorno UNIX, pero que en cualquier momento nos podemos encontrar en nuestro ordenador.

7-Zip

Otra alternativa que tenemos pasa por hacerlo con 7-Zip, el otro compresor gratuito por excelencia para el sistema operativo de la compañía con sede en Redmond. Uno de los mejores compresores y descompresores gratuitos y de código abierto disponibles en la actualidad. Proporciona compatibilidad con los principales formatos y ofrece la posibilidad de comprimir archivos en muchos formatos diferentes.

Comprimir .tar .tar.gz .tgz .gz con 7-Zip

En este caso, sólo vamos a poder crear ficheros .tar y .gz directamente. Para ello, seguiremos estos pasos:

  1. Abrir 7-Zip
  2. Buscar los archivos a comprimir
  3. Seleccionarlos con el ratón
  4. Botón derecho sobre los archivos seleccionados y 7-Zip > “Añadir al archivo”
  5. En el desplegable de Formato de archivo seleccionar tar o gzip
  6. Aceptar

Descomprimir .tar .tar.gz .tgz .gz con 7-Zip

El proceso para “extraer” los ficheros contenidos en este archivo son similares, pero a la inversa, debiendo seguir estos pasos concretamente:

  1. Botón derecho sobre el archivo comprimido
  2. 7-Zip > Extraer aquí.
  3. También podemos pulsar en Extraer ficheros… para definir nosotros la ruta
  4. También podemos pulsar en Open as Archive para abrir 7-Zip y ver el contenido de este

WinRar

Uno de los programas más usuales para compresión y descompresión de archivos admite entre las extensiones compatibles: RAR, ZIP, CAB, ARJ, LZH, TAR, GZ, ACE, UUE, BZ2, JAR, ISO, Z y 7Z. Puede que encontremos algún problema de compatibilidad si se han cifrado, pero en esencia puede valer para sacarnos de un apuro ya que seguramente ya lo tengáis instalado como el descompresor más habitual de Windows.

Una vez que hayas descargado e instalado WinRAR, o si ya lo tienes, deberás abrirlo y dar a Opciones en el menú superior. Desde allí darás a Settings y abrirás la configuración. Allí cambia a la pestaña Integración y marca las casillas correspondientes de las extensiones o extensión que vas a querer comprimir o descomprimir.
Cuando navegues al archivo que quieres abrir, das a clic derecho en este y a Extract Files o Extraer archivo. Elegirás una ubicación y das a Ok para que se realice el proceso. Ahora este se extraerá en una carpeta separa a la que puedes acceder con Explorer, y que ya sabes porque la has creado o elegido tú.

Una de las ventajas de este software es que cuenta con múltiples funcionalidades. Por ejemplo, podrás proteger todos tus archivos con una contraseña. Cuando realices una compresión podrás añadir una contraseña para que ninguna persona pueda acceder a los datos. Y, una vez que esté comprimido, necesitarás dicha contraseña para iniciar la descompresión y visualización de los datos. De hecho, incluso es posible cifrar el nombre de los ficheros comprimidos para obtener una mayor seguridad. También podrás elegir el nivel de compresión (muy rápida, rápida, normal, buena o la mejor) así como el tamaño del archivo, por si quieres dividirlo en varios.

WinRAR es compatible con diferentes sistemas operativos (Windows, Mac OSX, BeOS, Linux, FreeBSD, Solaris, BSD Unix, HPUX, etc.) Por otro lado, aunque descargarse WinRAR es completamente gratuito, eso no quiere decir que no debas pagar nada por utilizar el programa. De hecho, WinRAR es un programa shareware, es decir, podrás probarlo gratuitamente durante 40 días, pero pasado este periodo de prueba deberás comprar una licencia o desinstalarlos de tu ordenador. Con todo, 4o días es más que suficiente si solo debes comprimir o descomprimir archivos (en este formato de manera puntual). Por ello, recomendamos esta herramienta si este es tu caso.

Utilizar CMD o la línea de comandos de Windows

Por suerte, el sistema operativo Windows esconde la posibilidad de descomprimir los ficheros .tar .tar.gz .tgz .gz con el símbolo de sistema utilizando el comando tar. Para ello, abriremos CMD o símbolo de sistema con permiso de administrador. Una vez abierto, tendremos que introducir el siguiente comando:

tar -xvzf C:prueba.tar -C C:prueba

cambiaremos C:prueba.tar por la ubicación exacta del fichero en nuestro disco duro y C:prueba por la ubicación exacta de la carpeta en la que queremos extraer el contenido. Es importante que esa carpeta de destino esté creada de antemano ya que, si no está creada, el comando nos devolverá el mensaje “tar: could not chdir to ‘C:prueba’”.

En la imagen anterior podemos ver como se ha extraído todo el contenido del fichero .tar en esa nueva ubicación sin necesidad de instalar ninguna programa o aplicación de terceros. Sin embargo, las dos alternativas que os hemos comentado, como son PeaZip y 7-Zip, son aplicaciones totalmente fiables, gratuitas y con millones de usuarios a sus espaldas que no nos plantearán problemas en nuestro ordenador.

Hacerlo con conversores en línea

Si no queremos completarnos mucho la vida tocando CMD ni tampoco instalar un programa de terceros, podemos recurrir a herramientas de conversión online como ezyZip, en las que conseguiremos pasar el archivo a un formato que es compatible con nuestro sistema operativo por defecto, como es el caso de .zip, que a su vez se puede comprimir o descomprimir con los programas anteriores y con WinZip.

ezyZip

ezyZip es una herramienta de compresión de archivos en línea para comprimir y descomprimir que te permite comprimir archivos en uno solo. También ofrece la función de descomprimir. ezyZip, a diferencia de las utilidades en línea de compresión y descompresión habituales, no requiere cargar o descargar archivos a un servidor. Se ejecuta localmente como una aplicación de HTML5/javascript en el navegador, lo que hace que sea mucho más rápida que otras herramientas en línea de compresión y descompresión similares.

ezyzip

Permite no solamente abrir el contenido de archivos .tar y .tar.gz, sino convertir dichos archivos a .zip, un formato de compresión mucho más habitual y para el que valdrá desde el propio Windows, etc.

Convertio

Puedes convertir de .tgz o tar.gz a .zip online de una manera rápida, segura, sencilla y gratuita en interent gracias a este convertidor de archivos online. Solo tienes que arrastrar los archivos, buscarlos en tu ordenador, en Drive o Dropbox, con un máximo de 100 MB de archivo sin registro, seleccionas Zip, le das a convertir y se hará la conversión. Podrás darle a Descargar para tenerlo en tu ordenador.

convertio

En la misma página podrás ver las conversiones que soporta y te darás cuenta de que es una gran cantidad de archivos. Puedes hacer esto con tantos archivos como quieras a la vez o uno tras otro. Estos se almacenarán 24 horas, aunque puedes eliminarlos manualmente.

¡Sé el primero en comentar!