Evita robos y fraudes: Usa una tarjeta virtual para compras online

Evita robos y fraudes: Usa una tarjeta virtual para compras online

Rocío GR

Comprar por Internet es muy cómodo, útil y nos ahorra tener que desplazarnos o esperar colas en centros comerciales y tiendas y no tenemos que cargar con la compra hasta casa. Pero conlleva más riesgos y puede que nos asuste que nos roben nuestro dinero cuando vamos a pagar por Internet. Por eso es recomendable que utilicemos sistemas como una tarjeta de pago virtual y a continuación te explicamos qué es, para qué sirve o qué ventajas tiene utilizarlas.

Si estás pensando utilizar este tipo de tarjetas virtuales para pagos online, te explicamos qué son o cuáles son sus ventajas o qué tipos hay para elegir.

Qué es

Una tarjeta de pago virtual es similar a una tarjeta convencional pero pensada para las compras online. No es una tarjeta física pero sí tiene un número, una fecha de caducidad y un código de seguridad que son los que introduciremos cuando compramos online pero no podemos utilizarla en tiendas físicas porque no tenemos esa tarjeta de forma física a no ser que la vinculemos a una app de pagos móviles.

La gran ventaja de estas tarjetas es que no están asociadas a nuestra cuenta o no tienen por qué estarlo. Es decir, podemos recargarlas con el dinero que queramos o necesitamos para pagar algo concreto pero si nos la roban no perderemos miles de euros sino la cantidad que tengamos en dicha tarjeta y no más que eso.

Tarjetas de crédito

Ventajas e inconvenientes

Las principales ventajas es que nos permiten más seguridad y un mayor control de gastos. Podemos estar seguros que no nos van a robar más que una pequeña cantidad en caso de que nos roben los datos o nos timen cuando la web no es del todo fiable. Tenemos más seguridad y menos riesgos pero también es una buena opción como control de gastos si quieres que tu hijo, hija, primo o sobrina pague a través de Internet sin que sea un peligro o descontrol si va a usar esa tarjeta para comprar juegos por Internet, monedas para un videojuego o cualquier otro tipo de cosa. Podemos controlar que no gaste sin límites y nos suponga un problema.

El inconveniente es que no tienen uso más allá de Internet y generalmente tienen una fecha de caducidad limitada por lo que tendremos que ir renovando, por ejemplo. Además, algunas nos obligan a pagar comisiones para poder utilizarlas.

Tarjetas disponibles

Hay muchas tarjetas disponibles que podemos contratar y depende de qué quieras. Las hay asociadas a un banco y que pueden proporcionarte en tu propia sucursal: creas una tarjeta virtual desde la app del propio banco, por ejemplo, que nos permitirá crear un número específico con una fecha y un código de seguridad que podemos usar una única vez y después desechar. Pero también hay tarjetas virtuales que no están asociadas a ningún banco y que funciona como tarjeta prepago.

https://www.adslzone.net/app/uploads-adslzone.net/2019/04/viabuy-prepago.jpg

Es el caso de algunos servicios concretos como Bnext o como Revolut que no solo son una excelente opción a la hora de pagar sino que también son tarjetas que podemos utilizar para viajar y que nos permiten sacar dinero en cualquier banco si utilizamos su versión física. U otras, como la tarjeta Correos Prepago que funciona como una tarjeta física normal en la que iremos rellenando el saldo pero que podemos usar también para retirar efectivo de cajeros o para pagar online.

2 Comentarios