¿El próximo iPhone 5 será resistente al agua?

¿El próximo iPhone 5 será resistente al agua?

Redacción

Una de las mejoras que intenta aplicar la gran mayoría de los fabricantes de dispositivos móviles pasa por incrementar su seguridad ante caídas e inmesiones acuáticas inintencionadas. Los avances se han ido mostrando poco a poco y ya son varios los terminales con resistencia al agua como característica. ¿Se les unirá en unos meses el iPhone 5?

La pasada feria CES 2012 celebrada en Las Vegas sirvió para mostrar algunas innovaciones que a corto y medio plazo irán implementando los fabricantes. La fragilidad de los terminales se convierte en todo un reto para las compañías, puesto que son muchos los dispositivos que acaban estropeados por caer al suelo o mojarse accidentalmente.

En dicho evento estuvo presente una empresa como HzO, que presentó su tecnología para teléfonos móviles que evita que el agua dañe los componentes del terminal. En su stand se pudo ver cómo aplicaba su desarrollo a móviles de última generación como el Samsung Galaxy S II o el iPhone 4 y los introducía en un cuenco con agua sin que finalmente éstos resultasen dañados. La propia compañía asegura que se encuentra en negociaciones para adaptar dicha tecnología a los móviles de Samsung y Apple, lo que abre las puertas de lleno a que los responsables del próximo iPhone 5 estudien implementarla.

Samsung y Motorola ya tinen móviles sumergibles

Algunos expertos señalan que ambas compañías no estarían interesadas en destacar las características sumergibles de sus terminales, Samsung sin ir más lejos ya tiene en el mercado un modelo como el Galaxy Xcover que puede aguantar algo menos de media hora bajo el agua a menos de un metro de profundidad, en la línea de otro modelo similar como el Motorola Defy. En cambio, también se señala que uno de los problemas que podrían tener este tipo de dispositivos sumergibles es que podrían dar lugar a conductas más descuidadas por parte de los usuarios y el servicio técnico sería incapaz de saber si el dispositivo falla por un defecto de fábrica o por maltrato del usuario, algo que ahora sí hacen los móviles con unos indicadores que se activan cuando el móvil ha tenido contacto con el agua.

No obstante, la tecnología de HzO o de otras empresas, que aplican una capa a los componentes con un polímero especial para que repela los líquidos, sí llegarán tarde o temprano a los terminales móviles puesto que supone indudablemente una mejora en su calidad. Al igual que han llegado otras tecnologías como Gorilla Glass para proteger la pantalla del móvil de roces, es de esperar que los fabricante adopten estas mejoras. Si HzO tiene razón y negocia con Apple la adopción de su tecnología no sería extraño verla en el próximo iPhone 5, cuya llegada al mercado en la segunda mitad de este año.