Microsoft podrá eliminar de forma remota aplicaciones instaladas en Windows 8

Microsoft anunció hace sólo unos días Windows Store, la tienda que surtirá de aplicaciones a su próximo sistema operativo, Windows 8. No obstante, en las últimas horas ha surgido la polémica, al conocerse que la compañía podrá eliminar de forma remota aplicaciones que los usuarios instalen en su ordenador "por motivos de seguridad".

Una de las grandes novedades de Windows 8 será su tienda de aplicaciones. Microsoft quiere abrirse un hueco en este nuevo mercado que ya triunfa en el sector móvil. Buena fe de ello puede dar Apple con su App Store para iPhone y iPad así como Google con el Android Market para todos los dispositivos que utilizan su plataforma móvil. Aunque Microsoft ya tiene experiencia con su tienda para los móviles Windows Phone, en 2012 quiere lanzar una nueva plataforma de contenidos orientada a todos los equipos (tanto PC como tabletas) que tengan su nuevo sistema operativo.

Sin embargo, no parece ser oro todo lo que reluce en la nueva propuesta de Microsoft. Según se puede leer en los Términos de Uso que acompañarán a Windows Store, la compañía de Redmond se reserva la opción de eliminar de forma remota aplicaciones y datos de los usuarios. ¿Por y para qué quiere Microsoft controlar qué aplicaciones pueden instalar los usuarios en sus equipos?

La compañía justifica esta posibilidad basándose, como no podía ser de otro modo, en "motivos de seguridad". "En aquellos casos en los que tu seguridad esté en riesgo o nos lo soliciten por razones legales, no podrás ejecutar aplicaciones o acceder a contenido que previamente adquiriste o comprado mediante una licencia", explican en las citadas condiciones de uso de la plataforma para justificar esta práctica, conocida como kill switch.

Igualmente, la compañía también anunció que devolverá a los usuarios el dinero de las aplicaciones sobre las que actúe, algo cuando menos justo. De este modo, el gigante estadounidense sigue los pasos en sus condiciones de Apple y Google, que ya aplican el kill switch para borrar, por ejemplo, aplicaciones que pueden contener malware. En cuanto a la forma en la que Microsoft trabajará para admitir contenidos en la Windows Store todo apunta a que será un poco más férrea que Google pero sin llegar al extremo de Apple con las aplicaciones que admite o rechaza en la App Store.

Las primeras reacciones de la comunidad de usuarios no se han hecho esperar y consideran la condición impuesta por la compañía de Redmond como una injerencia directa e intrusiva. ¿Crees necesario que Microsoft vele de esta forma por la "seguridad" de los usuarios?