Estos son los elementos más sensibles que pueden atentar contra tu privacidad en un smartphone

Telefonía

Los teléfonos móviles se han convertido en el nuevo ordenador que llevamos con nosotros en todo momento, además de ser nuestro principal medio de comunicación, podemos ver películas, jugar, o incluso disfrutar de experiencias de realidad virtual a través de estos productos.

Sin embargo, mientras que los teléfonos inteligentes son sinónimo de comodidad y funcionalidad, al tenerlos con nosotros 24 horas al día, 7 días a la semana y encendidos durante la mayor parte de ese tiempo, son también una seria amenaza para nuestra privacidad, veamos los apartados más vulnerables en este sentido.

Localización geográfica

Una característica clave en un smartphone es que sea capaz de localizarse a sí mismo, todo a través de las torres de telefonía móvil o por medio del chip GPS que integra. Esto permite que llevemos a cabo multitud de tareas como la navegación a través de mapas. Esta información de geolocalización puede ser muy útil, pero también sirve para que terceros puedan rastrearnos en todo momento.

De hecho un usuario malintencionado puede ver a los sitios a los que vamos normalmente o incluso el tiempo que pasamos en cada uno. Al mismo tiempo si pensamos que deshabilitando el GPS ya no podemos ser rastreados, nos equivocamos, ya que hay formas de localizar teléfonos a través de los otros sensores. Estas acciones se consideran como una invasión de la privacidad, ya que en ocasiones los datos se usan para crear un perfil de usuario y usarse para un realizar un ataque de phishing, entre otras cosas.

Privacidad smartphone

Aplicaciones maliciosas

Buena parte de la funcionalidad de estos dispositivos viene dada por la instalación de aplicaciones adicionales, lo que le permite hacer un uso mucho más extendido de los mismos. Sin embargo esas apps a menudo no provienen de las fuentes acreditadas, por lo que se pueden dedicar a robar datos privados almacenados en el terminal para enviarlos a servidores remotos. Lo peor de todo es cuando de manera inconsciente proporcionamos permisos a la aplicación maliciosa para acceder a esta información privada. Por ello se recomienda descargar software de fuentes fiables, como las tiendas oficiales de Android o iOS, aunque estas tampoco son 100% fiables siempre.

Rastreo WiFi

La conectividad WiFi es muy habitual en la práctica totalidad de los teléfonos actuales, sin embargo, debemos tener un cuidado especial con las conexiones WiFi gratuitas que se ofrecen en lugares públicos, ya que muy a menudo son usadas como una invasión de nuestra privacidad. Por tanto, cuando estemos conectados a una de ellas, no debemos usar aplicaciones que trabajen con datos sensibles que no deseamos que caigan en manos ajenas.

Software antivirus

En los tiempos que corren casi todo el mundo es consciente de que el sistema operativo Windows que usamos en nuestro PC, necesita alguna solución de seguridad, normalmente en forma de software antivirus. Sin embargo en lo que se refiere a la telefonía móvil, esta no es una práctica tan extendida. Esto es algo que se confirma con las bajas tasas de adopción de software antivirus en un teléfono inteligente en comparación con el PC, todo a pesar de la enorme cantidad de información personal que la mayoría tratamos en estos productos móviles. Es más, se sabe que el 61% de los usuarios utiliza algún servicio de banca móvil desde el smartphone, por ejemplo.

A pesar de todo la Google Play Store no es de gran ayuda en este caso, ya que incluso cuenta con aplicaciones antivirus falsas, que en realidad son malware disfrazado. Por tanto, si nos decantamos por hacer uso de un programa de este tipo, debemos asegurarnos de que se trata de un antivirus original y 100% fiable.

Privacidad smartphone

La cámara

Las cámaras de los smartphone cada vez son más usadas, versátiles y potentes, punto que muchos usuarios tienen muy en cuenta a la hora de adquirir un nuevo terminal. Sin embargo estos elementos también pueden ser un riesgo para la seguridad y privacidad, ya que se pueden activar remotamente y utilizarse para espiar al propietario. Como ya se ha probado, esto se puede hacer instalando un software malicioso en el teléfono, o utilizando servicios de explotación remota.

El micrófono

Todos los smartphone tienen un micrófono, lo que puede igualmente ser usado como elemento contra nuestra privacidad. Mientras que la principal preocupación para muchos puede ser que alguien escuche conversaciones privadas a escondidas, estos micrófonos también pueden ser usados para la recolectar datos. Esto se ha podido ver, por ejemplo en algunos casos en los que se graba el ruido ambiental de la ubicación del propietario del terminal, y a continuación se crea una base de datos acerca de lo que ese usuario ve en la televisión para vender estos datos a empresas interesadas.

Ausencia de parches de seguridad

Las actualizaciones con parches de seguridad entre los usuarios de Windows son muy habituales, pero cuando se trata de teléfonos, aunque la cosa es algo mejor en iOS, en el caso de Android brillan por su ausencia. Como sabemos no todo el mundo ejecuta la última versión del sistema, ni mucho menos, lo que supone un riesgo de seguridad. Así, estos sistemas no solo están desactualizados, sino que también faltan parches de seguridad para los fallos detectados con el paso del tiempo, por lo que normalmente tratamos con dispositivos inseguros.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone