Samsung QLED 65 pulgadas. Probamos la tele top de la firma

Actualidad

El mundo de las televisiones de alta gama es algo vertiginoso. Es un tipo de producto imparable e insaciable que enamora a los usuarios y pone al límite las capacidades de investigación y desarrollo de la marcas. Un segmente apasionante. Una “liga de las estrellas” en la que Samsung está metida de lleno y donde sus modelos QLED son sus máximos exponentes, como es el caso de este QE65Q7CAM con calidad 4K Ultra HD (3.840 × 2.160 píxeles), panel de 10 bits curvado, WiFi y tecnología Quamtum Dot como principal aliado.

La firma coreana por decirlo suavemente, se pega codo con codo, con todos aquellos que intentan rellenar en el complejo y exiguo hueco que hay para los televisores de alto nivel. Si bien desde hace tiempo parecía que LG y Samsung eran los únicos capaces de llegar al mercado de gran consumo con televisores de alto nivel, podemos decir que las cosas han cambiado relativamente. Por un lado Sony con sus televisores más extremos y por otro marcas tipo Loewe con televisores avanzados se han unido a una liga compleja, difícil, elitista y que siempre pide lo último.

Samsung QLED TV detalle peana

En esa liga el problema reside en que hay marcas que buscan la diferenciación en el diseño o en detalles que poco tienen que ver con la pura calidad de imagen. En esa línea Samsung y su eterno rival coreano LG se han enzarzado en una Batalla infinita podemos decir y verdaderamente apasionante en la que se busca por encima de todo la calidad de imagen con unos niveles de investigación y desarrollo en cuanto a la construcción y fabricación del panel del televisor que roza la locura.

Samsung QLED de 65 pulgadas

Porque una cosa hay que reconocerle a Samsung y a su rival más directo y es que la verdadera calidad imagen viene del panel de la parte trasera de dónde se genera la imagen otra cosa es el diseño software y todo lo que podamos que queramos poner delante pero el panel es el alma del televisor y ahí Samsung echa el resto.

Samsung QLED TV Netflix

Una imagen… o un aspecto

La estética de un televisor de este calado juega un papel fundamental, el diseño y el aspecto es clave. Estéticamente estamos ante un televisor curvado de 65 pulgadas -en el caso de la unidad probada- que lleva casi hasta el extremo su panel y donde una pequeña pestaña con el logotipo en la parte inferior del display y la peana de diseño componen la parte delantera. Si lo miramos por detrás encontramos una terminación exquisita, además de un producto completamente rematado con una textura semirugosa, opaca y de color oscuro. Se puede decir que es un televisor que incluso se puede ver por detrás.

Samsung QLED TV trasera

Si lo analizamos desde el punto de vista decorativo podemos decir que Samsung aquí no ha dejado un cabo suelto. Este tipo de televisores de gran nivel pueden estar ubicados en casas o estancias donde el televisor queda al aire, siendo importante que la parte trasera tenga un buen “look”. Para rematar la jugada solo un leve cable de fibra sale del televisor hasta la caja de las conexiones.

Samsung QLED TV cable de fibra enrollado

Con sus 15 metros (enrollados en un discreto disco pequeño) un grosor de solo 1,8 mm, es capaz de enviar la información a la caja de las conexiones, llamada One Connect, a 12.5 Gbps. El cable de fibra es una pasada y una de las mejores cosas del televisor, además de un detalle de nivel, de mucho nivel. El único pero es que hablamos de un cable de fibra, por lo que si lo doblamos más de la cuenta o intentamos hacer esos giros imposibles o nudos que todos hacemos con los cables, se parte. Como suena. Así que su manipulación requiere cierto cuidado. Nosotros en la prueba hemos comprobado que se pueden hacer ángulos bastante cerrados pero siempre con cierto cuidado. Dicho esto es una solución de lujo.

Samsung QLED TV cable de fibra

No hay cables a la vista

El One Connect es una solución que la firma viene ofreciendo en sus televisores de alta gama desde hace mucho tiempo y desde el primer momento ha recibido todos los halagos. Es bastante simple,  un solo cable de fibra que va una caja de conexiones dónde tenemos todo lo que deseamos un televisor de este tipo, HDMI, salida de audio digital, conexión para Internet por cable, Entrada y salida de antena…

Samsung QLED TV Conexiones

No podemos dejar de hablar del mando a distancia denominado Samsung Smart Remote por la firma. Deriva en diseño de la versión anterior pero ahora es más premium en diseño y sobre todo en terminación que ahora es de aluminio, bastante suave por cierto. Lo mejor es que trabaja con Bluetoooth LE (la versión de perfil de bajo consumo (LE: Low Energy)), lo que se traduce en una mayor duración de las pilas y sobre todo que no hace falta apuntar para que funcione. Un lujo la verdad más aún con Instant On, el arranque rápido que hace que el televisor esté en tres segundos listo para nosotros.

Samsung QLED TV conexión HDMI

Por lo demás, está bien terminado, los botones están al mismo nivel con buena articulación a pesar de ser un mando muy delgado y se muestran bastante firmes después de cierto tiempo de uso. Puede sonar un poco cursi pero hasta el cambio de las pilas, algo que en algunos mando se convierte en una tarea tediosa, en este caso súper sencillo gracias a un mecanismo de muelle que hace que la operación se realice en apenas unos segundos. Durante la prueba tuvimos la oportunidad de usar dos mandos de similar factura con lo cual tuvimos la necesidad de sincronizar el nuevo al televisor, ejercicio que nos llevó solo tres segundos. Bastó con pulsar Play  y el botón de retroceso tres segundos y listo.

Samsung QLED TV mando

¡Manos arriba! Llega la voz y el móvil

Pero no solo de mando vive el televisor, no dejes de bajarte la app de móvil Samsung Smart View (http://www.samsung.com/es/support/smartview/). Con ella puedes hacer lo mismo que haces con el mando (tienes hasta panel táctil para moverte por los menús) o incluso algo más. Puedes hacer listas de reproducción e incluso nosotros comprobamos como “lanzar” vídeos y fotos (función de mirroring) del móvil al televisor. Además tendrás un total control de las apps.

Samsung QLED Apps

 

Pero tampoco en el móvil se acaba la frontera del manejo y nosotros jugamos con el control de voz. La firma viene incluyendo esta opción desde hace mucho tiempo y no goza de la merecida fama que debería tener. Con solo pulsar un botón del mando a distancia y dar la orden el televisor hace miles de cosas al instante. Apagar el televisor, cambiar de canal, subir o bajar el volumen o diferentes niveles, modificar ajustes, ver las lista de canales, ir al inicio, buscar, acceder a Smart Hub, a la guía, al e-Manual, a las grabaciones grabaciones, a las aplicaciones, ver información, ver tv, ir a televisión en directo… en fin la lista de comandos es sencillamente inagotable.

El único requisito que hay que cumplir es mantener pulsado el botón de voz y hablar muy cerca de la parte superior del mando que es donde tiene el micrófono. Para muchos usuarios puede ser un es lo mismo una modernidad pero la realidad es que empieza a marcar una tendencia de futuro que poco a poco irá cogiendo más entidad a medida que el usuario se acostumbre a utilizarla y que los controles los comandos de voz sean todavía más globales y puedan codificar la voz de una manera más precisa para no tener que estar cerca del mando. Es más la frontera más extrema apuesta por la ausencia de mandos y el pleno y total control del televisor por la voz. Pero es harina de otro costal.

Quantum Dots ¿Qué es?

Como apuntábamos al inicio, cada fabricante apuesta por un sistema de construcción en cuanto a los paneles se refiere y en este caso Samsung desde hace una temporada apuesta por el QLED una tecnología que basa en los Quantum Dots la esencia de su imagen. Para los no entendidos se trata de puntos cuánticos que generan los diferentes tipos de color cuando la luz incide sobre ellos. Si vamos a un paso más allá podemos decir que detrás del panel hay leds de luz azul que impactan su luz en nanopartículas cristalinas (los Quantum Dots) de color rojo, verde y azul (RGB) que reaccionan y generan la imagen, además de aportar un control del contraste y de color.

Samsung QLED TV panel

Siguiendo con la parte más avanzada de los famosos “dots” decir que se trata de una tecnología de factura inorgánica, también podríamos decir sintética. Esto redunda en que el paso del tiempo no le afecta, algo que sí ocurre con la tecnología OLED de otras marcas y con quien la firma libra una feroz batalla comercial. La tecnología OLED tiene su espada de Damocles en la duración de los paneles por el uso de componentes orgánicos de origen carbónico. En este caso la humedad del ambiente en forma de oxígeno es lo que puede afectar en el comportamiento de los píxeles de la tecnología OLED, algo que Samsung salva por usar componentes anorgánicos.

Y cuando la encendemos…

En términos prácticos todo este despliegue de tecnología y construcción provoca que el Samsung QLED sea capaz de reproducir, según el organismo independiente VDE (Verband Deutscher Elektrotechniker) el 100% de los diferentes tonos de color, algo que puede parecer sencillo pero que no logra casi ningún televisor de la competencia. Además del volumen del color, tenemos un brillo de 1500 nits, algo verdaderamente brutal que permite estar en la cúspide de este apartado y hacer las delicias de los televidentes cuándo reproducen, por ejemplo, un contenido HDR.

HDR 10 de cine…

Recordemos que el HDR es un contenido mejorado que se está poniendo muy de moda y que intenta dar un paso más en cuanto a calidad por lo que le viene como anillo al dedo el tener unos niveles de brillo tan brutales como ofrece este televisor. Además en este modelo la compatibilidad con HDR 10 se eleva a la evolución HDR 10 Plus. Este último “update” de esta plataforma de desarrollo abierta, dispone de un ajuste más dinámico cuando empezamos a ver, por ejemplo, una película. Hasta ahora el HDR normal establecía unos parámetros de ajuste en base a la información que el televisor recibía de la película, ya sea a nivel de imagen como de metadatos, situación que ahora para a ser activa y de manera mutante a lo largo de la reproducción. Sobran cuestiones sobre sus ventas. De esta manera Samsung compite de forma directa con dos sistemas de HDR de la competencia, HLG (Hybrid Log-Gamma) pero sobre todo contra HDR Dolby Vision que trabaja de una manera más dinámica y hasta ahora tenía una ventaja.

Samsung QLED TV películas

Y cuando la vemos…

En la prueba, y bajando al mundanal ruido de los que contemplamos la televisión desde un humilde sofá, ha habido un detalle que ya apuntamos en modelos previos pero que en este caso toma mayor fuerza y es el comportamiento del televisor frente a reflejos del sol o luz incidente a través de las ventanas. Hemos comprobado en un salón amplio con mucha luz en las ventanas a mediodía sigue ofreciendo un nivel de brillo y de color enorme. De hecho, y perdonar sí sacamos un poco de pecho con esto, pero hemos aconsejado a la firma hacer más hincapié en sus comunicaciones de márketing porque nos parece uno de los puntos fuertes del televisor.

Samsung QLED TV menús

A nuestro gusto

A la hora de usarlo la personalización nos ha parecido un tema clave. Por un lado podemos poner todo tipo de accesos directos a las apps, canales o fuentes que tengamos y por otro del doble sintonizador nos permite tener, bien doble imagen en pantalla (menos importante) o, esto sí que es importante, conectar un USB o cualquier otro dispositivo externo para grabar lo que queremos mientras vemos otro en pantalla. En cuanto al sistema operativo Tizen decir que es evo más de lo que Samsung ya mostró en modelos anteriores tanto en diseño como en prestaciones. La máxima es dar mucha información en pantalla y poner fácil las cosas desde el mando. Bajo esa filosofía disponemos de ajustes pre definidos de Imagen, sonido y hasta del propio Dolby. Disponemos también de un autodiagnóstico, un apartado ideal para que el televisor se ajuste “solo” o al menos tengamos la certeza de que todo está OK. Fuera de ahí, es obvio que la configuración avanzada que tiene el televisor tanto en imagen como en audio son lo más para obtener el escenario lumínico que deseamos. En la imagen ajustar el nivel de luz de fondo, nitidez, matriz… en el tema del audio tener opción de fijar el retardo o el formato de audio de salida dan una idea de lo que podemos lograr cuando todo ponemos a punto.

Y cuando suena

Hablar de sonido en un televisor no siempre es normal pero en este caso, era una de las grandes dudas que teníamos. Se trata de un producto que dispone de Dolby Digital Plus 2.0 con 40 watios y opción Multiroom Link que no solo puede tirar de la música de YouTube, sino de Spotify, Deeze o demás apps de música que ya se pueden manejar desde este televisor. Por lo que el tema del sonio toma vital importancia. Dicho esto nosotros queríamos ver cómo resolvía este asunto con el exiguo espacio que hay para los altavoces. La verdad es que nos ha sorprendido como logra “sacar” tanto volumen como calidad de sus altavoces.

Samsung QLED TV configuración avanzada

No obstante hablamos de muy buena calidad siempre que el volumen no sea alto, ahí los más exigentes necesitarán tener una barra de sonido, la firma dispone de varias para la ocasión o de altavoces Hi-End como hicimos nosotros en la prueba. La barra de sonido la pudimos usar unos días y además de mejorar el sonido, es clave lo sencillo que fue su instalación, apenas de segundos. Es obvio que usar componentes de la marca a este nivel de productos garantiza eso, que “se vean” con facilidad pasmosa y que el famoso plug and play sea una realidad y además inalámbrica, ya que la barra trabaja por Bluetooth.

Samsung QLED TV Bein

A modo de cierre podemos decir que la firma una vez le ha dado una vuelta de tuerca a lo que entiende como máximo exponente en el mundo de la televisión. El diseño es soberbio. Su manejo es sencillo y siempre intenta poner al usuario las cosas cada vez más fácil, pero es en el panel donde ha dado un paso más. Sus puntos cuánticos le permiten ser una bestia en calidad aún con la luz incidiendo en la pantalla. Si conectamos un Blu-Ray y no digamos un PS4 Pro como fue nuestro caso es la locura.

Samsung QLED TV PS4

Llega la hora de poner pegas o cosas que no nos gustan del televisor. Evidentemente hablar de un producto que pasa de los 3.600 euros siempre provoca el pensamiento de que es un producto al que no puede optar todo el mundo. No creemos que no valga lo que vale, es más opinamos todo lo contrario, pero es cierto que es un nivel económico que le deja fuera de las opciones de compra de muchos usuarios. Otros detalles que hay que mejorar es que, por ejemplo, para instalar apps es necesario estar registrado en Samsung Apps, algo que no pasaba en la versión anterior de este tipo de televisiones, hábito que complica un poco la instalación y disfrute pleno de todo lo que ofrece la tele en esta parte más “smart”. Como último detalle la firma ha reducido un poco los iconos de los menús, como es el caso de los ajustes, con respecto a lo que hemos visto en modelos anteriores, lo cual sin desentonar no creemos que tenga mucho sentido cuando vamos cada día más a display más grandes.

Dicho esto es obvio que estamos ante un producto soberbio, de exquisita terminación, con una calidad de imagen pura, nítida y natural que, no nos cansaremos de decirlo, nos enamora cuando recibe la luz solar de lleno, ya que ni se inmuta. Un lujo de producto.

Escrito por Miguel Ángel Muñoz

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Thortilla

    Castañazo, comprad un oled hasta que salgan los QLED de verdad.

    • Javier Sanz

      La guerra entre el OLED y el QLED no va a terminar ni ahora ni en 5 años. Ambas son dos pepinos de televisiones independientemente de la tecnología de cada una. Samsung dice que el OLED para teles no vale y LG dice que es la que da el verdadero negro.. etc, para eso están los análisis 😀

      • Thortilla

        Y para eso los analisis dicen que el verdadero negro lo dan los OLED…

  • ccartola

    Un lujo de producto: 2600 pavos de media que vale. Nunca mejor dicho.

  • luismg

    ¿y que le falta pasar ser la tele de tu vida? free-sync

  • Angel Amaro

    3600€ es algo excesivo para una tele de 65″ , cuando por unos 800€ las tienes de 55″ , no son QLED pero son LED UHD 4K, del que va a ser difícil sacar partido hasta que pasen unos años..más aún para conectarlas con el PC / Portátil..

  • alxSoft

    Pues ya nada más y aprovechando la fiebre retro… solo le falta un emulador remasterizado o muy escalados y formato ancho con mandos inalámbricos para NES/SNES/N64/SMS/GENESIS