¿Hace Google un seguimiento a la seguridad de los productos de Microsoft?

Actualidad

En un principio y en respuesta a esta pregunta, todo hace pensar que así es, Google hace un seguimiento relativo a la privacidad y seguridad de multitud de aplicaciones, servicios y plataformas, pero no solo de Microsoft y todo su universo, sino a un buen número de compañías relacionadas con la tecnología y, especialmente, con el mundo de Internet.

De hecho el gigante de los buscadores, a mediados del pasado año 2014, creó un nuevo programa llamado Project Zero que se centra precisamente en llevar a cabo todas estas tareas relacionadas con la seguridad. Es decir, a través de este, Google quiere prevenir los ataques conocidos como “día cero” , por lo que el proyecto desarrolla una serie de mecanismos de seguridad con el fin de, no solo proteger a los propios usuarios, sino también a las aplicaciones que estos utilizan habitualmente y a todos los perjudicados por los exploits de Internet.

Sobre el papel todos los desarrollos que se lleven a cabo para proteger a los usuarios de la Red contra los ciberataques, está muy bien recibido por parte de la comunidad, eso es obvio, más si tenemos en cuenta que este es uno de los apartados que más preocupan a los usuarios habituales de todas estas tecnologías. Lo curioso de este tema es que, visto lo visto, parece ser que Google, al menos la parte perteneciente a este mencionado proyecto, tiene puestos los dos ojos en Microsoft estos últimos días.

Seguridad en Microsoft

Vulnerabilidades en los productos de Microsoft

Decimos esto porque, del mismo modo que sucedió la pasada semana, los de Redmond han recibido otro aviso hoy mismo por parte de Project Zero de una vulnerabilidad que debería haber corregido hace ya 90 días y aún no ha sido solucionada. Mientras que hace exactamente una semana este fallo de seguridad hacía referencia a las aplicaciones de la firma que hacen uso de las librerías GDI, en esta caso se advierte de una nueva vulnerabilidad pero que afecta a los navegadores Edge e Internet Explorer.

Este programa de Google está en la obligación de, una vez pasado un período de 90 días tras el primer aviso del exploit, volver a llevarlo a cabo si esto no ha sido resuelto por parte del afectado, tal y como ha sucedido en estos dos casos tan seguidos en el tiempo. Sin embargo Project Zero aún va a tener que esperar unas semanas, ya que tras una serie de fallos detectados a última hora en las actualizaciones mensuales de los de Redmond un martes de cada mes, febrero no ha recibido la suya, lanzamiento de parches que se ha pospuesto hasta el próximo día 14 de marzo, fecha en la que se espera se corrijan estas vulnerabilidades.

Por todo ello, persecución o no, lo cierto es que los primeros beneficiados de todos estos movimientos que advierten de este tipo de agujeros de seguridad, somos nosotros, los usuarios, lo cual es de agradecer.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone