Prueba del televisor Samsung UE65JS9500: curvas con imagen inigualable

Televisión

Los televisores con paneles curvos han llegado para quedarse. Samsung es una de las compañías que apuestan de forma decidida por lanzarlos al mercado y, por ello, ya hay una nueva generación de modelos. Nosotros hemos podido analizar el modelo Samsung UE65JS9500, que ha supuesto un claro ejemplo de lo que pueden dar de sí estos nuevos dispositivos que ofrece una calidad de imagen sin fisuras.

Sin entrar en la conveniencia o no de las pantallas curvas, hay que decir que la evolución que ha supuesto la nueva gama de televisores de la compañía coreana es importante, y en muchos apartados. Se incluyen nuevas tecnologías que depuran lo que se ve en el panel LCD con iluminación directa LED y, además, la llegada de Tizen como sistema operativo utilizado en el apartado de Smart TV también supone un paso adelante de lo más interesante.

Imagen del frontal del Samsung UE65JS9500

El caso es que hay un gran número de buenas opciones en el Samsung UE65JS9500, que hacen que este televisor sea un modelo muy interesante de analizar y que, además, demuestra la constante evolución de este fabricante en lo que se refiere a esta gama de producto donde se ha colocado como una de las compañías punteras a nivel mundial. Como explicaremos a continuación, posiblemente esta nueva gama de producto sea una de las mejoras que existen actualmente en el mercado sin ningún tipo de duda al respecto (aunque no todo es perfecto).

Primeras impresiones y diseño

Es innegable que, por un lado, estamos ante un modelo que es grande, muy grande (aunque hay otros de mayores dimensiones, todo hay que decirlo). Por lo tanto, es necesario disponer de espacio suficiente en casa para poder colocarlo. A esto ayuda, por cierto, que el panel sea curvo –con un gradiente similar a la generación anterior, por lo que no hay muchos cambios aquí-, ya que incluso es posible colocar el Samsung UE65JS9500 en una esquina sin problemas y sin pérdidas de espacio.

El caso es que hablamos de un producto que tiene unas dimensiones de 145 x 917 x 97,9 centímetros (con soporte) y que su peso alcanza los 43,8 kilogramos. Vamos, el cine en casa es una realidad con este modelo. En lo que se refiere al grosor, lo cierto es que este no es el menor que existe en la actualidad, y la apuesta de la compañía no va en este apartado, algo que en parte se debe a que todo quede bien encajado en el interior con el panel curvo.

lateral del televisor Samsung UE65JS9500

El acabado metálico del marco, que también es algo más grande de lo que últimamente se ve en modelos planos, tiene color plateado, lo que acompaña al soporte que se incluye con el Samsung UE65JS9500. Este llega de forma independiente y hay que colocarlo utilizando unos tornillos en un proceso sencillo y sin complicaciones. Sorprendente es que este componente tiene poca altura, pero claro, una vez que se coloca el televisor uno se da cuenta que es más que suficiente para que el espacio que ocupe el dispositivo no sea excesivo y además proporciona una estabilidad completa.

Al buscar las conexiones de la TV hay que decir que esta no está en la parte posterior ni la trasera, ya que todo el espacio se ha dejado para que el panel esté muy “cómodo”. Se proporciona un accesorio externo tipo barra que dispone de un conector propietario que va en uno de los dos únicos puertos que hay en el Samsung UE65JS9500 (el otro es del corriente). Esto hace que sea muy cómodo el conectar dispositivos externos, como por ejemplo discos USB o video consolas. Creo que esto es un acierto, ya que en esta “caja”, incluso se incluye el hardware necesario para el funcionamiento de Tizen, lo que asegura una actualización cómoda, mucho más que la que ofrecen anteriores gamas de producto de la propia Samsung.

Logotipo de calidad de imagen del Samsung UE65JS9500

Por cierto, los puertos que se incluyen aquí son USB 3.0 (de reproducción directa), 4 HDMI versión 2.0, Ethernet RJ-45, los sintonizadores DVB-T2 y el habitual CI+ para utilizar tarjetas de codificadoras –hay otros de sonido disponibles-. Aparte está el propietario que va directo al televisor, que no tiene perdida en su uso ya que va en una posición y da lo mismo el extremo del cable que se utilice.

Un detalle para acabar en este apartado es indicar que el proceso de inicio y configuración es guiado, con indicaciones claras y que no tiene pérdida (incluso al configurar la red, ya sea por cable o WiFi). Y esto es algo habitual al utilizar el Samsung UE65JS9500, ya que los menús son intuitivos y sencillos de manipular (incluso, algunos se muestran en las bandas superior e inferior, por lo que no molestan a la hora de ver la imagen), por lo que la organización de canales y opciones no tiene pérdida. Es decir, que la evolución del fabricante en este apartado es positiva.

Calidad de imagen

El Samsung UE65JS9500 es un televisor de calidad UHD (la compañías lo denominan SUHD) que incluye un panel que es capaz de mostrar resoluciones de hasta 3.840 x 2.160 y que es compatible con 3D. Esto ya hace que el atractivo sea grande, pero lo cierto es que hay detalles que llaman poderosamente la atención en esta TV.

Caslidad de imagen frontal del Samsung UE65JS9500

Un ejemplo es el uso de nuevas tecnologías propias de la compañía coreana que afectan directamente a su calidad de imagen. Un ejemplo de lo que decimos es  el conjunto de nanocristales que permiten que la pantalla del televisor alcance un brillo de 1.000 nits nada menos (aparte, el panel ofrece opciones de 10 bits). Si a esto se le acompaña que la fuente de luz LED está justo en la parte posterior, se consigue que la pérdida de luz sea casi inexistente y, por ejemplo se corrijan los efectos de “nublado” de algunos paneles LCD.

En lo que se refiere a los colores y el contraste, hay que decir que este modelo llega a puntos que pocas veces se han visto en un dispositivo con paneles como el que utiliza. El realismo es la tónica habitual, con un rango dinámico que permite que los blancos sean muy puros y que los negros sean profundos. Pero, incluso, los tonos medios están muy bien representados y, por lo tanto, no hay duda que este Samsung UE65JS9500 es uno de los mejores televisores que hemos probado hasta la fecha.

Calidad de imagen lateral del Samsung UE65JS9500

Un detalle que nos ha gustado mucho es la profundidad que se consigue por la pantalla curva, esto permite que el ángulo de visión sea amplio y que la nitidez y precisión de las formas mejora de forma considerable. Por lo tanto, hay que decir que el uso de este tipo de panel es beneficioso y merece la pena explorar lo que se consigue con él.

Evidentemente, hay opciones de configuración de la imagen, lo que afecta a los colores que en el modo por defecto ofrecen una temperatura algo templada. El caso es que es posible establecer por defecto los siguientes: Dinámico, que muestra imágenes algo subidas de tono y, por lo tanto no es la más realista; Natural, con contrastes algo extremos pero que ofrece una imagen de gran calidad y muy definida; y Película, donde el color se muestra más cálido lo que se adapta para ver de forma más descansada las imágenes por espacios amplios de tiempo. El caso es que hay varias opciones y, además, posibilidades de explorar más de forma personal.

Definición de las letas en el Samsung UE65JS9500

Autoajuste y 3D

Evidentemente, el Samsung UE65JS9500 es capaz de mostrar imágenes de una mejor resolución en su pantalla, para lo que se autoajusta. El proceso es eficiente, pero lo cierto es que con calidades por debajo de 1080p se aprecian algunas distorsiones en la imagen que se muestra (incluso, hay cierta pudelación y ruido). No es un fallo grave, pero los más puristas los apreciarán (no es nada nuevo con paneles UHD).

Cafas 3D del Samsung UE65JS9500

De todas formas, si se activa la norma Rec709 para que no se fuerce el ajuste automático, la pérdida es algo menor, pero la calidad de imagen a partir de 1080p no es tan buena. En nuestra opinión no merece la pena hacer esto, ya que la pérdida no es realmente grande y no compensa.

En lo que se refiere a las reproducciones en 3D. El televisor incluye una gafas activas para ello (que, por cierto, colocar la pila es un proceso que cuesta más de lo que uno podría esperar, ya que la puerta en la que se introduce ofrece resistencia una vez que esta se incluye. No se rompe nada, pero es una sorpresa. Por cierto, al utilizar este accesorio notamos “flickeo” en la parte superior de los cristales si la luz superior incide sobre ellas, algo que se debe solventar.

Botón de las gafas 3D del Samsung UE65JS9500

El caso es que la calidad de imagen es perfecta, con contenidos específicamente creados lo que se muestra impresiona y ofrece un aprovechamiento completo. Es más, de nuevo, el panel curvo ofrece una mayor profundidad que se agradece cuando el 3D se utiliza. El sistema de conversión a imaginen tres dimensiones es bueno y eficiente, por lo que se ha trabajado en este apartado. Eso sí, no hay que esperar que una película “normal” se vea como una que ofrece 3D nativo. Pero la opción está ahí.

Sonido

Poco que objetar al Samsung UE65JS9500, ya que ofrece una potencia bastante alta y una definición más que aceptable. Funciona mejor con los agudos que con los graves, pero lo cierto es que el uso con todo tipo de contenidos, convence plenamente. Y esto es lógico, ya que hablamos de un televisor con una potencia de 60 vatios y compatible con Dolby Digital Plus.

La localización con los contenidos compatibles es buena, por lo que la simulación del sonido envolvente es excelente. Quizá hay que achacarle que si se coloca la TV en lugares con los laterales cerrados no es capaz de definir frontalmente lo necesario, pero la experiencia que obtuvimos en películas como Los Vengadores o Iron Man, fue genial. En definitiva, suena muy bien, pero ávidamente no sustituye a sistemas de sonido en tres dimensiones.

Smart TV

La llegada de Tizen, desarrollado por la propia compañía, es la gran novedad. Esto permite que las funcionalidades que ofrece el Samsung UE65JS9500 sean muy amplias. Por ejemplo, es posible utilizar diferentes aplicaciones, como por ejemplo juegos o de gestión de contenidos, y acceder de forma directa a la visualización desde discos duros USB o servidores que están conectados a la red donde el televisor actúa (un ejemplo es Plex).

Smart TV del Samsung UE65JS9500

Abrir la interfaz de uso se realiza pulsando un botón del mando a distancia (que por cierto es útil y ergonómico, el espacio para los gestos es adecuado pero en ocasiones se complica la manipulación de este). Aparece una banda en la parte inferior donde es posible ejecutar las últimas opciones utilizadas o entrar para ver los servicios y aplicaciones existentes (es posible descargar más). Todo se ve con iconos de grandes dimensiones y con colores llamativos, por lo que es sencilla su manipulación.

Es posible instalar una gran cantidad de contenidos ya disponibles, pero en ocasiones cuando el televisor se actualiza hay creaciones que tardan un tiempo en adaptarse, hay que ser pacientes. Si se utilizan teléfonos móviles el uso de Tizen no se tarda en aprender ni cinco minutos, tanto para navegar entre las opciones (las bandas superiores son la clave), como para ejecutar e instalar contenidos. La verdad es que todo es sencillo y las posibilidades de cara al futuro son máximas y, además, con dispositivos como los más actuales de la gama Galaxy el reconocimiento y sincronización son tremendamente intuitivos y rápidos -automático habría que decir-.

En cuanto al uso, en las pruebas a la hora de ver contenidos en streaming con YouTube, lo cierto es que estos son fluidos incluso con vídeos en 4K, aunque en ocasiones apreciamos algo de “lag” al iniciar la aplicación (y eso que se dispone de un procesador de ocho núcleos para que todo funcione como debe). Pero esto no es algo grave ya que la sensación es buena y la experiencia de uso gratificante incluso al acceder a lugares en la red local (donde es posible reproducir películas o música de forma directa). Nos ha gustado mucho el uso de Tizen y lo cierto es que al ser poco intrusivo sorprende positivamente.

Conclusión

Estamos ante uno de los mejores televisores que jamás se ha creado, el uso de la pantalla curva se agradece, ya que mejora la calidad de imagen dotando a esta de profundidad y definición. La inclusión de nuevas tecnologías en el panel hace que la calidad de imagen no tenga fisura alguna tanto en reproducciones normales como en tres dimensiones. Lo cierto es que el Samsung UE65JS9500 es un dispositivo altamente recomendable y, pese a tener un precio elevado, vale lo que cuesta.

El uso de Tizen es un avance, y el apartado de Smart TV esté muy logrado. Además, la inclusión de una webcam en la parte superior de la pantalla se agradece para el uso de aplicaciones donde esta es necesaria. El reconocimiento de voz es bastante bueno, aunque en ocasiones no responde como debería si no se habla alto, pero es algo puntual. El caso es que es una TV muy completa que merece mucho la pena.

De todas formas, hay cuestiones a mejorar. Una de ellas es el diseño, donde es posible dar un paso adelante en el grosor. La cuestión de los contenidos es importante, ya que los que ofrecen UHD nativo no son muchos y, aquí, la compañía debe hacer fuerza con los creadores para poder sacarle el máximo partido al Samsung UE65JS9500. Pero, lo cierto, es que cuando se ve y se disfrutan las películas con este producto, esto queda en un segundo plano.

Lo mejor:

  • Excelente calidad de imagen
  • Tizen funciona muy bien
  • El panel curvo proporciona mayor profundidad
  • Uso de barra exterior de conexiones acertado

Lo peor:

  • No hay muchos contenidos UHD
  • El escalado en ocasiones no es el mejor posible
  • El sonido directo es mejorable

Puntuación del televisor Samsung UE65JS9500

Samsung-UE65JS9500-recomendado

Valoración: 9 / 10

Escrito por Iván Martín

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
3 comentarios
  1. ccartola 22 May, 15 9:12 pm

    “…pese a tener un precio elevado, vale lo que cuesta”.

    5500 pavos del ala. Pues sí, la verdad es que es “un poco elevado”.

  2. TheV1ruSS 22 May, 15 11:36 pm

    en mi opinión las pantallas curvas son una moda, que no tienen futuro. Nos libramos de las teles de “culo gordo”, las hemos colgado a la pared y ahora volver a comprar la típica meseta para la tele y el sofá centrado para ver una peli…por mi, como que las tire todas al reciclaje. Las odio.

  3. NaTuRe 23 May, 15 11:38 am

    “curvas con imagen inigualable” hasta que salgan las OLED 4k de LG.

    No se porque no dejan ya las LED y se centran en las OLED. Asi bajar los precios y tamaños de las OLED.